Guía para visitar el Valle de la Luna en San Juan (Parque Ischigualasto)

Después de una experiencia inolvidable en el Valle de la Luna en San Juan armamos esta guía con información, consejos, mapas y recomendaciones para visitar el famoso Parque Ischigualasto. Vas a encontrar todo para organizar tu visita: qué hacer en el Valle de la Luna, qué actividades hay, cuánto sale la entrada, cómo llegar, cuánto dura el recorrido, qué ver en los circuitos, en dónde dormir, cuánto tiempo dedicarle, cuál es la mejor época para hacer la visita y mucho más. 

Cualquiera que viaje a San Juan debería considerar una visita a Ischigualasto. Sin dudas es de esos lugares que te marcan. Sus paisajes son tan de escenografía interplanetaria que a una de las zonas se la llamó el Valle de la Luna. Paradójicamente, ese punto geográfico es testigo de la evolución de nuestro planeta, la Tierra, y por eso fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Seguí leyendo y empezá a disfrutar y planificar tu visita a uno de los lugares más impactantes de Argentina.

El Parque Provincial Ischigualasto en San Juan

¿Por qué se llama Ischigualasto?

Primero aclaremos la cuestión del nombre. La zona del Parque Provincial Ischigualasto, en San Juan, es más conocida como el Valle de la Luna, así que tanto en esta nota como en cualquier otro lado vas a verlo llamado de cualquiera de las dos formas indistintamente; aunque oficialmente no sea lo correcto.

El término Ischigualasto viene de la lengua quechua y quiere decir algo así como tierra sin vida, en clara alusión a su paisaje desértico y árido. Esta forma de llamarlo data de muchos años y no hay información certera ni mayores detalles.

El Valle Pintado

Su apodo “Valle de la Luna” es más reciente y surge de la supuesta semejanza específicamente del área del “Valle pintado” con el paisaje lunar. Ese apodo se amplió a toda la zona y por ser un nombre muy amigable, finalmente es la forma más popular en la que se lo conoce. Sin duda que sea en la zona del “Valle Pintado” como en cualquier otra parte del parque que camines, te permite imaginar que así debe ser caminar en otro planeta.

Historia y características que lo hacen único

Hecha la aclaración del nombre, vamos a centrarnos en la historia del Parque Ischigualasto y en por qué es un lugar único y tan importante. En sus tierras puede verse -como en pocos lugares del mundo- el rastro de más de 220 millones de años de evolución. Varios hallazgos paleontológicos, algunos recientes, fueron un aporte valiosísimo a la humanidad. Dinosaurios del período triásico han habitado estas tierras y además pueden verse las distintas capas geológicas y erosiones de una forma única.

Por eso, el Parque Provincial Ischigualasto es Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad por la UNESCO, junto a su hermano, el Parque Nacional Talampaya, en La Rioja desde el 2000.

Es común divisar formas extrañas moldeadas por el viento. El ojo humano, poco permeable a la novedad, tiende a asociarlo con formas de cosas conocidas. Así aparecen los nombres de algunos de los puntos más salientes del recorrido: el submarino, la esfinge, el hongo, la cancha de bochas y algunos más que cada algún tiempo, por acción del viento, va cambiando e incluso desapareciendo. 

Los paisajes que vemos ahora no eran así porque la vegetación era la de una selva, porque los volcanes no habían erupcionado, ni el viento había erosionado la arcilla y había lagos y ríos. Esta extensión es testigo de todos esos cambios. Los investigadores y los guías nos contaron que es “el único lugar en el mundo que posee la secuencia completa de sedimentos continentales del período Triásico”. Conocer eso hace que el recorrido de 40 km por el parque sea no solo impresionante sino también interesante y educativo.

El parque como tal fue creado en 1971 y contra lo que muchos creen, es un parque provincial. Sin dudas tiene las características necesarias para ser un Parque Nacional. No tiene mucho que envidiar en términos de infraestructura, y tampoco en lo imponente de sus paisajes. Sin embargo, al decir de los guías, por decisión provincial, vinculadas a mantener el control desde la Universidad de San Juan se decidió gestionarlo a nivel local. 

Además de Parque Provincial, es Lugar Histórico Nacional desde 1995.

Qué hacer en el Valle de la Luna

El Parque Ischigualasto es inmenso y no es posible recorrerlo en su totalidad, solo una parte está abierta al público, el resto solo está accesible para investigadores. Existen diferentes maneras de recorrer el Valle de la Luna y diferentes actividades que hacer y lugares que ver.

Te dejamos un repaso de todas las alternativas para que organices tu visita al Valle de la Luna.

Circuito clásico o tradicional

La forma clásica de recorrer el Valle de la Luna es mediante una visita guiada en vehículo; es lo que se conoce como el Circuito tradicional. Cada una hora, caravanas de autos entran al parque para hacer un recorrido de más de 40 kilómetros en el que se observan diferentes atractivos. 

Un guía del parque viaja en el primer auto de la caravana y es el encargado de dar las explicaciones en cada parada. 

El recorrido cuenta con cinco estaciones:

  • El Valle pintado
  • La Esfinge y la cancha de bochas
  • El Submarino
  • Museo de sitio William Sil
  • El hongo

¿Cuánto dura el recorrido del Valle de la Luna?

El circuito tradicional que atraviesa el Valle de La Luna dura aproximadamente 3 horas. Hay salidas permanentemente y no es necesario reservar ya que es por orden de llegada.

Este es el circuito más famoso y el que recomendamos a aquellos que van por primera vez. De noviembre a marzo inclusive, recomendamos hacerlo o temprano por la mañana o a última hora si viajan con niños, ya que el sol es muy fuerte. 

El resto de los circuitos son opciones alternativas y más específicas, principalmente para aquellos que les gusta el trekking y las actividades de aventura.

Tour nocturno Valle de la Luna: circuito con luna llena

Este tour nocturno por el Valle de la Luna consta de un tramo en vehículo y luego en una caminata de dificultad media. Todo bajo la luz de la luna llena en uno de los cielos más claros del planeta. 

Para nosotros es ideal complementar los dos circuitos (el clásico y el de luna llena) para tener una experiencia completa del entorno natural. Además, el relato guiado es diferente por lo que no resulta aburrido. De hecho, el suelo desértico con tonos plateados resulta hasta más impactante que el paisaje diurno. 

El paseo dura 2 horas y media. Se realiza 4 noches al mes. La noche de luna llena, dos noches previas y una posterior. También hay que tener en cuenta que en los meses de invierno, la temperatura desciende hasta varios grados bajo cero, por lo que hay que ir bien preparado. La experiencia personal fue no llegar a sentir los dedos del pie. 

Es una obviedad pero este circuito hay que reservarlo con el Parque y planificarlo con anticipación ya que son pocos los días en los que puede hacerse. Y por supuesto, su realización está vinculada al clima, por lo que no está de más ir revisando el servicio meteorológico a medida que se acerque la fecha.

También puede interesarte: Cataratas del Iguazú con luna llena

Caminata al Cerro Morado

El cerro Morado con 1800 msnm es el punto más alto de todo el Parque Ischugualasto. Se llega a la cima como parte de un trekking de dificultad alta que dura unas 3 horas en total en el que se tiene una vista panorámica de todo el Valle de la Luna. Este circuito también se realiza con reserva previa.

Mountain Bike

Es posible recorrer en bicicleta un área del parque que no es visitada de otra forma. Es un recorrido de 12 km ideal para conocer la flora y fauna del lugar ya que permite estar en contacto con el camino (mucho más que en el recorrido en vehículo). El parque brinda bicicletas especialmente preparadas para este tipo de terrenos. Es necesario realizar una reserva previa y obviamente está sujeto a las condiciones climáticas.

Circuito Río Salado

Este circuito de dificultad media comienza desde un estacionamiento que queda a 8km del ingreso al Parque. Se deja el vehículo y comienza una caminata por el lecho del río. A medida que se avanza en la caminata el río se va llenando de agua hasta llegar a un salto y una laguna de color esmeralda.

Todo el recorrido tiene una duración de 2 horas y media, es necesario hacer reserva previa y está sujeto a condiciones climáticas. 

Circuito Quebrada de la Peña

Este es un trekking de dificultad media-alta que tiene 4 horas y media de duración. Es un recorrido por el cañón más importante del parque. Allí confluyen la mayoría de los cursos de agua del Parque. La erosión del viento y el agua hacen del cañón uno de los puntos más impactantes de todo el Parque.

Es necesario reservar con anticipación y está sujeto a las condiciones climáticas.

Precios y horarios del Parque Ischigualasto

Según el circuito que elijas, deberás pagar por el circuito clásico o los alternativos. El valor de acceso varía si sos argentino, residente local, extranjero, jubilado o estudiante. 

El horario de apertura del parque es de 8 a 17hs. Puede variar según la temporada. Te recomendamos revisar el horario y los costos de la entrada actualizados desde la web oficial.

También desde ahí podrás reservar los circuitos que deben ser coordinados con anticipación.

Cómo recorrer el Valle de La Luna

Básicamente existen 2 formas de visitar y recorrer el Parque Ischigualasto. O vas por tu cuenta o vas en un tour. Debajo te dejamos un repaso de ambas alternativas.

Visitar el Valle de la Luna por tu cuenta

Sin dudas existe la posibilidad de recorrer el Parque Provincial Ischigualasto por tu cuenta en tu vehículo, propio o alquilado. Solo tendrás que llegar y pagar la entrada. En caso de querer hacer el circuito tradicional recordá que no es necesario reservar y es en orden de llegada. Como recomendación, sugerimos llegar temprano para evitar esperas.

Para recorrer el Valle de la Luna por tu cuenta, lo que hay que saber es que no hay transporte público regular hasta el Parque Ischigualasto y que el parque se puede recorrer solamente en vehículo, porque no hay opciones para hacerlo caminando, a menos que hagas los circuitos alternativos.

Si son mochileros y/o aventureros, pueden ir a dedo hasta el Parque y quedarse en el auto de quienes los hayan levantado para hacer la visita, o buscar un nuevo auto que les haga el favor de llevarlos durante la visita.

Tour Full Day al Valle de la Luna desde San Juan Capital

Si te interesa visitar el Valle de la Luna en un tour, está la posibilidad de hacerlo desde San Juan Capital en una excursión de ida y vuelta en el día. Suele salir a las 7am de la capital y regresa a las 20 hs. El recorrido en el Parque suele ser el Circuito Clásico. 

Conocé todos los detalles desde este enlace.

 Si querés visitar el Parque Ischigualasto en el día, ida y vuelta desde San Juan Capital, podés hacerlo con este tour.

Visitar el Parque Ischigualasto junto con el Parque Nacional Talampaya

La visita a Ischigualasto se puede articular con la visita el Parque Nacional Talampaya, en La Rioja, ya que quedan muy cerca; aproximadamente a una hora. Algunos recorren Ischigualasto y Talampaya en el mismo día, lo que no es una locura si se cuenta con auto, se empieza temprano el día y se tiene mucha energía. Y si no se tienen hijos de menos de 1 año, claro. Este último fue el motivo por el que nosotros preferimos dejar Talampaya para otra oportunidad.

También se puede recorrer Ischigualasto y Talampaya con un paquete que incluye ambas visitas. Mirá los detalles, itinerario y precios desde acá.

Dónde queda y cómo llegar al Valle de la Luna

Ischigualasto está en el límite noreste de la provincia, a 330 kilómetros de la ciudad de San Juan y a 75 km al norte de San Agustín del Valle Fértil. San Agustín es el pueblo más cercano en dónde se puede hacer base para ir a visitar el parque y se puede llegar solo por tierra, sea en vehículo propio o en transporte público.

El habitual punto de partida hacia San Agustín es San Juan Capital. Desde la capital de la provincia se llega vía Caucete, luego por la ruta 141 hacia el este, empalmando hacia el norte por la 510.

También se puede visitar el Parque Ischigualasto desde San José de Jáchal, una ciudad sobre la Ruta 40 que queda a unos 160 kilómetros al oeste del parque y se conecta a través de la Ruta Nacional 150. Si se visita Ischigualasto desde Jáchal no es necesario pasar por San Agustín ya que queda del otro lado.

Abajo te dejamos un mapa para que veas el recorrido por ambos lados desde San Juan capital.

Nosotros fuimos en auto que alquilamos con Classic Rent a Car en San Juan Capital. Los podés contactar directamente en su web o whatsapp +549 264 5043333.

Además, tanto a Jáchal como a San Agustín se puede llegar en colectivo (bus). Debajo te dejamos un buscado de Plataforma 10 para que veas costos y horarios.

Dónde dormir para ir al Parque Provincial Ischigualasto

Lo primero que hay que saber es que no hay alojamiento en Ischigualasto. El lugar por excelencia para dormir y visitar el Valle de la Luna es San Agustín Valle Fértil, que además de su ubicación cuenta con buenas alternativas para pasear y descansar.

Nosotros pasamos tres días en Valle Fértil de los cuales dedicamos un par a descansar y recorrer el valle y uno a visitar el Parque ISchigualasto. Al viajar con la peque, de 8 meses, preferimos hacer todo a un ritmo tranquilo respetando sus tiempos y no forzándola a pasar demasiado tiempo en la sillita del auto. Si no te sobra el tiempo, con pasar una noche en el pueblo, alcanza para ir, recorrer el Ischigualasto y volver sin problemas.

Más allá de la visita al Parque Ischigualasto, si dedican algunos días a parar en San Agustín hay algunas opciones interesantes. Principalmente todas en torno a recorrer el valle. La típica es ir al costado del río, algunos mojan los pies, otros bajan las reposeras. Todos toman mate. 

Otra es explorarlo un poco más, esto es adentrarse en auto o en bici algunos kilómetros para ver cómo se va cerrando el valle y las montañas se juntan con el río. Es un paisaje muy tranquilo de buena vegetación, ideal para relajarse. Hacia la izquierda, si van a fondo por el valle, a los 7 km encuentran el pequeño pueblo de La Majadita. Famoso por sus tejedoras, que en horario del mediodía no pudimos encontrar. Llegamos, caminamos un poco, nos sacamos algunas fotos en la escuela y la iglesia y emprendimos la vuelta. Si lo que buscás es tranquilidad máxima, una buena opción es dormir allí. La noche ahí debe estar totalmente libre de ruidos, luces y otras molestias mundanas.

Cerca del pueblo, hacia la derecha, hay un paredón con unos petroglifos de los pueblos originarios de la zona y un área de morteros sobre las piedras, por lo que se supone que allí había un asentamiento. Un lindo paseo para hacer con chicos, así como ir a la exposición Dinosaurios del Ischigualasto frente a la plaza principal del pueblo. 

 En San Agustín de Valle Fértil hay variedad de hospedajes. Debajo te dejamos el mapa de Booking para que veas precios y ubicaciones.

Booking.com

Planificá tu viaje al Valle de la Luna en San Juan con estos recursos y descuentos

Esta publicación está patrocinada. Es una de las formas que usamos para financiar este blog, mencionamos una marca, empresa, emprendimiento u organismo a cambio de un producto, servicio o remuneración. Esto no afecta de ninguna forma lo escrito. Todo lo que escribimos es subjetivo, está basado en nuestra experiencia y redactado con mucho ♥.
Además, en esta publicación hay enlaces a sitios webs de empresas a las que estamos afiliados. Si llegás a comprar algún producto o servicio a través de esos enlaces nosotros nos ganamos una comisión sin que a vos se te incremente el precio final. Esta es otra de las formas que encontramos para  financiar el blog y así poder dedicarle cada vez más tiempo.

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.