Asegurados en viaje

Durante los más de cuatro años que vivimos de manera itinerante, hubo periodos en los que decidimos contratar un seguro de viaje y otros en los que preferimos separar unos ahorros y destinarlos exclusivamente al tema de salud en caso de ser necesario. Pero al empezar a viajar al exterior con nuestra hija de un año, decidimos que queríamos estar tranquilos y hablando, meditando y evaluando llegamos a la conclusión que eso solo lo íbamos a conseguir si ella viajaba asegurada. Así fue que antes de partir a Colombia, nos pusimos en campaña para contratar un seguro de viajes.

¿De qué lado estás? ¿Pensás que conviene contratar un seguro de viaje?

El tema contratar un seguro de viaje y de asistencia al viajero es un tema que divide aguas. Para muchos es una pérdida de plata y para mucho otros es una inversión necesaria. Creemos que hay buenos argumentos para ambas posturas. 

Nuestra experiencia es que tanto en un viaje de vacaciones como en un viaje largo es probable que en algún momento necesites de algún tipo de servicio de salud.

A mi me mordió un perro cuando estábamos de vacaciones en Brasil durante el Mundial de Fútbol 2014 y a Mariano se le encarnó una uña que tuvieron que sacársela mientras recorríamos a dedo la Carretera Austral de Chile, por mencionar algunos casos. Y tenemos otros ejemplos cercanos: mi hermano se clavó un coral en el talón y a la hermana de Mariano le tuvieron que arreglar una muela. 

Contratar un Seguro de viaje - Mariano
Sin uña y con bota ortopédica en Santiago de Chile.

En todos esos casos, fuimos asistidos por un Seguro de Viaje que se encargó de la derivación al hospital, clínica o sanatorio y nos cubrió el costo de los medicamentos y tratamientos que fueron necesarios. 

El recuerdo que tenemos más presente es el de llegar a una clínica de Santiago de Chile que tenía su lista de precios en la pared de la recepción. Ahí agradecimos haber contratado al inicio del viaje un seguro y asistencia al viajero que nos cubriera la consulta. Y lo agradecimos mucho más cuando nos dijeron que Mariano tenía que usar una bota ortopédica para proteger su dedo gordo. 

El Ministerio de Salud y Desarrollo Social argentino recomienda contratar un seguro de viaje. Si entendemos que un ministerio es la máxima referencia sobre un tema, es una recomendación que no deberíamos pasar por alto.

Cómo seleccionar y contratar un seguro de viaje a tu medida

Nuestra realidad viajera es muy particular. Hemos contratado seguros de viaje por cobertura durante un año y otras veces solo por cuatro meses. También utilizamos en algunas ocasiones las coberturas que ofrecen algunas tarjetas de crédito a sus titulares o las que dan a sus afiliados las empresas de cobertura médica privada. 

No hay una cobertura ideal, porque todo depende del destino, la cantidad de días de viaje, la edad de los viajeros, enfermedades crónicas o preexistentes, entre otras variables. Y también depende del monto que queremos (o necesitamos) tener asegurado. Por ejemplo, para viajar a Europa -específicamente a la zona Schengen- es obligatorio contar con una cobertura que alcance los €30.000. Por eso, creemos que antes de contratar un seguro de viaje, lo mejor es poder comparar diferentes opciones, siendo bien detallista en cada ítem de cobertura.

¿Estás por hacer un viaje y querés contratar un seguro y asistencia al viajero? Debajo hay un multicotizador de aseguratuviaje.com para que evalúes distintas opciones y las puedas comparar entre sí. Para nosotros no hay nada mejor que poder hacer todo por Internet, como comprar el pasaje de avión y reservar un hotel.

 
 
 

Si todavía falta para tu viaje, quizá te convenga esperar y estar atentos a los descuentos que van desde el 30% al 60%, incluso hay promociones de 2×1. Lo vamos a estar comunicando por las redes sociales. Tené en cuenta que si ya estás en viaje, igualmente tenés la posibilidad de contratar la asistencia. 

Contratar un seguro de viaje es como tener una obra social. Ojalá que nunca tengas que usar los servicios, pero mejor estar cubierto en que caso de necesitarlo. Por eso, para viajar por Colombia Lola está cubierta a través de aseguratuviaje.com, quienes nos acompañan y apoyan nuestro estilo de vida itinerante. 

¿Qué cubre un seguro de viajes y de asistencia al viajero?

En general, todos los seguros de viaje tienen una cobertura estandarizada. Por un lado, te brinda cobertura en todo lo referido a salud: asistencia médica en caso de accidente y enfermedad, medicamentos, odontología de urgencia, atención de enfermedades crónicas o preexistentes, asistencia médica por enfermedad y/o accidente. También cubre situaciones relacionadas a temas de salud como, por ejemplo, el traslado de un familiar por hospitalización o los gastos de hotel por convalecencia para el viajero y el familiar acompañante. Y en casos de gravedad se encarga de la repatriación sanitaria para poder volver a tu país, así como de la repatriación funeraria. Es horrible que haya que pensar en esto, pero nosotros siempre pensamos que si nos llega a pasar algo no nos gustaría sumarle un dolor de cabeza a nuestra familia. 

Por otro lado también dan cobertura en tema logísticos. Por ejemplo: compensación por pérdida de equipaje, gastos por vuelo demorado, reembolso de gastos de cancelación de viaje, asistencia por extravío de documentos, reembolso de gastos por demora en entrega de equipaje o por exceso de equipaje. Otro tema importante es la asistencia legal por accidente de tránsito y la cobertura por responsabilidad civil. 

Además hay coberturas específicas de asistencia médica en caso de accidentes deportivos y de asistencia médica por embarazo. 

Contratar un seguro de viaje
Embarazada y en Ecuador.

Lo que hay que tener en claro es que la cobertura médica siempre es en casos de urgencia, emergencia, accidente, imprevistos y no por controles de rutina; como puede ser el control ginecológico anual. 

Algo que aprendimos desde que trabajamos junto a aseguratuviaje.com es que muchas veces, uno opta por el seguro más económico sin evaluar el tema de los copagos. Eso es cuando ante una situación, el asegurado tiene que pagar una suma fija igualmente. Por ejemplo, por cada consulta con el odontólogo. 

Nosotros recomendamos que, en caso de dudas, dejes el teléfono personal para que un asesor especialista se contacte y así puedas elegir la cobertura adecuada al viaje y al tipo de viajero. Y siempre, siempre, leé la letra chica antes de contratar un seguro de viaje. Conocemos a viajeros que al no conocer algunas cláusulas de la póliza, no pudieron hacer valer la cobertura.

Así que ya sabés, si vas a viajar, te recomendamos contratar un seguro de viaje, pero antes compará todas las posibilidades en este cotizador.

Y si ya contrataste, estas son nuestras recomendaciones para usar la asistencia al viajero con todo lo que tenes que saber cuando llegue el momento menos deseado de un viaje.

¿Tenés preguntas? Escribinos que las contestamos.


 

Esta publicación está patrocinada. Es una de las formas que usamos para financiar este blog, mencionamos una marca, empresa, emprendimiento u organismo a cambio de un producto, servicio o remuneración. Esto no afecta de ninguna forma lo escrito. Todo lo que escribimos es subjetivo, está basado en nuestra experiencia y redactado con mucho ♥.

Además, en esta publicación hay enlaces a sitios webs de empresas a las que estamos afiliados. Si llegás a comprar algún producto o servicio a través de esos enlaces nosotros nos ganamos una comisión sin que a vos se te incremente el precio final. Esta es otra de las formas que encontramos para  financiar el blog y así poder dedicarle cada vez más tiempo.

 

Queremos leerte. Dejanos un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 ¿VIAJÁS CON NOSOTROS?

Queremos compartir el día a día de nuestra vida itinerante con vos: qué aprendemos, qué conocemos, qué estamos haciendo y avisarte cuando hay algo nuevo en el blog. Ese es nuestro compromiso.

¡COMPLETÁ EL FORMULARIO Y VIAJEMOS JUNTOS!