Seis lugares turísticos de Bolivia que muchos no conocen

Bolivia es uno de los países con mayores atractivos naturales y culturales de Latinoamérica. En particular para los argentinos, hay lugares turísticos de Bolivia que son “clásicos”. Es común unir el norte argentino con Uyuni, Potosí, La Paz y el Lago Titicaca. No hay mochilero argentino que se precie de tal que no haya pasado por alguno de esos puntos. A veces el Altiplano Boliviano se atraviesa completo hasta llegar a Perú. Otras se recorre solo la parte del Salar y se pega la vuelta para volver hacia el sur por el Desierto de Atacama en Chile.

Esta tendencia no es solo argentina, sino que viajeros y mochileros de todo el mundo pasan por Bolivia para recorrer principalmente el Salar de Uyuni como parte de un trinomio de clase mundial junto a Machu Pichu (Perú) y San Pedro de Atacama (Chile).

Nosotros estuvimos cinco meses en el país, recorrimos el altiplano “clásico” y conocimos los principales lugares turísticos de Bolivia. Estuvimos en Tupiza, Uyuni, Potosí, Oruro, La Paz y Tiwanaku.

Pero no sólo anduvimos a más de 3.500 msnm. También descubrimos otra cara de Bolivia: una cara más llana, más calurosa, más exuberante, con otras costumbres. De eso se trata esta nota. De mostrar y compartir esa otra cara de Bolivia que es igual de atractiva que el famoso Altiplano Boliviano.

Armamos nuestra lista de seis lugares turísticos de Bolivia que muchos no conocen. De hecho, nosotros mismos nunca habíamos escuchado sobre la mayoría de ellos hasta pisar tierra boliviana. Fue en esos lugares en los que encontramos pocos extranjeros conociendo y más gente local tan sólo viviendo.

Estos lugares son:

Seis lugares turísticos de Bolivia que muchos no conocen

Trinidad

La puerta de la selva amazónica boliviana

Normalmente se asocia la Amazonía boliviana con el Parque Madidi y con su puerta de ingreso, la ciudad de Rurrenabaque, de hecho es uno de los lugares turísticos de Bolivia más visitado por extranjeros.

Pero como esta nota trata sobre destinos de poca fama vamos a hablar de otra parte desde la que se puede acceder a la amazonia boliviana: La Santísima Trinidad, o Trinidad a secas como la llama todo el mundo, capital del departamento del Beni.

La ciudad en si no tiene gran brillo, parece más bien un caluroso pueblo grande lleno de motos. Su clima es algo hostil y abundan las lluvias, algunas de las cuales pueden refrescar el ambiente considerablemente por uno o dos días. Tiene una importante plaza principal que nuclea los principales comercios de la zona.

Lo que sí brilla en Trinidad es su gente, al menos esa fue nuestra experiencia en los más de 10 días que pasamos allí. Llegamos gracias a las gestiones de la Fundación de Conservación de Loros de Bolivia a quienes ayudamos asesorándolos en comunicación. Además, estuvimos dando unas charlas de Comunicación para el área de turismo del municipio. Los trinitarios (nativos y por adopción), nos alimentaron, nos recibieron en su casa y nos ayudaron a conocer la región. Llegamos sin saber qué esperar de nuestra visita y nos fuimos con grandes amigos.

Lo otro que hace a Trinidad un gran destino es su exuberancia natural. Navegamos por las caudalosas aguas del Río Mamoré, donde parece que la selva de los márgenes del río se lo va a comer. Navegamos en busca de delfines rosados –el bufeo de agua dulce- que con un poco de mala suerte apenas pudimos ver. Toda la navegación fue en barcaza acompañada de unos buenos mates. Lo que sí vimos fue una gran variedad de aves de todos los tamaños, tortugas tomando sol y un flotel -hotel flotante-. (¿?)

Lamentablemente hay muchas opciones gastronómicas que no pudimos aprovechar por no comer pescado. Eso sí, nos animamos a las opciones de gastronomía local que no incluían pescado: el lagarto y el pacumuto trinitario, un tipo carne vacuna a la parrilla.

Además de las parabas de la Fundación, vimos una incontable diversidad de aves por eso a Trinidad llegan fanáticos del BirdWatching de todo el mundo.

Seis lugares turísticos de Bolivia que muchos no conocen - Laguna Suarez - Trinidad
Inolvidable atardecer en la Laguna Suárez, a pocos kilómetros del centro de Trinidad.

En Trinidad nos resultó muy interesante conocer lo vinculado a la cultura hidráulica de Moxos. Esta cultura precolombina, que tenía gran manejo de los ríos, habitó cerca a lo que hoy es San Ignacio de Moxos, a 90 kilómetros de Trinidad. Si bien nosotros no fuimos hasta allí pudimos acceder a algo de información y acercarnos a la cultura en el Museo Arqueológico del Beni Kenneth Lee.

Para los que buscan abundancia natural Trinidad es una gran opción para conectarse con la selva y con personas igual de cálidas que su clima.

La Chiquitania

Misiones Jesuíticas, sierras y bosques

La Chiquitania es una región llana y de bosque seco al sudeste del país. Está entre Santa Cruz de la Sierra y Brasil. También entre el Chaco y la Amazonía. Ahí estuvimos un mes, específicamente en San José de Chiquitos trabajando en el Hotel La Villa Chiquitana y colaborando con organizaciones que trabajan en el desarrollo de la zona como CEPAC y la Escuela Taller de la Chiquitania.

Las grandes llanuras combinadas con sierras solitarias lo hacen un especial y diferente a toda otra geografía en Bolivia. Lo principal que se encuentra en la Chiquitania es paz. Es un lugar para mirar al horizonte. Para ver atardeceres. Para ver tucanes pasar. La gente es particularmente hospitalaria.

Seis lugares turísticos de Bolivia que muchos no conocen - Chiquitania
Interminable se ve la Chiquitania desde el Mirador de San José de Chiquitos

Es una zona también conocida por su turismo religioso, de hecho es uno de los lugares turísticos de Bolivia mejor posicionado a nivel internacional debidos a las Misiones Jesuíticas que funcionaban en la región. Existen varios puntos en donde encontrar Conjuntos Misionales, algunos, como los de San José, en excelente estado de conservación.

Las iglesias de la chiquitania fueron declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. La particularidad de los conjuntos misionales de la región es que no son ruinas, sino que además de estar bien conservadas, permanecen activas, no solo para misas sino también para otro tipo de actividades culturales. Nosotros tuvimos la suerte de ver a la orquesta de música Barroca de San José.

San José es un punto estratégico desde donde se puede recorrer toda la Chiquitania porque se tiene fácil acceso al resto de los puntos de la región, aunque hay muchos pueblos en los que se puede parar. Toda la Chiquitania es atravesada por la ruta bioceánica y facilita los accesos. San José, está justo sobre la ruta.

Si bien no recorrimos toda la chiquitania si pudimos visitar sus principales atractivos turísticos. El pueblo de Chochis, famoso por su montaña sin laderas queda a una hora en auto de San José de Chiquitos. Un poco más lejos queda Santiago de Chiquitos, otro pequeño pueblo desde donde se puede hacer una caminata y llegar a los miradores del Valle de Tucabaca.

Otro poco más lejos se encuentra Aguas Calientes. Una zona de aguas termales para relajarse y disfrutar de una sensación corporal única. Estas aguas tienen un diferencial respecto a cualquier otra agua termal. Es un río poco profundo de agua muy clara que tiene algo así como pozos de arena movediza en el fondo del río en los que uno entra o, mejor dicho es obligado a entrar por el mismo pozo y después el mismo hervor hace que te vayas hacia la superficie. Como si eso fuera poco los pozos se van moviendo de lugar. Estar ahí dentro es una sensación indescriptible. Eso sí, van a salir llenos de arena, pero juramos que vale la pena.

Nosotros llegamos a la Chiquitania desde Santa Cruz. Hay transporte que sale regularmente desde la terminal interurbana que está atrás de la Terminal de Ómnibus de Santa Cruz. Y de la Chiquitanía cruzamos a Brasil.

Trópico de Cochabamba

Exuberancia vegetal y animal y toda la humedad del mundo en un solo lugar

El Trópico de Cochabamba es una región de Bolivia emplazada entre los Andes y la Amazonía, atravesada por ríos que alimentan a la cuenca Amazónica y –claramente- entre los trópicos. La serie de ciudades y pueblos que conforman al Trópico Cochabambino se ubican en un punto medio entre las ciudades de Cochabamba y Santa Cruz de la sierra.

Desde Cochabamba se puede llegar en surubí (autos compartidos con tres filas de asientos) que salen frecuentemente y desde Santa Cruz, si bien es un poco más baja la frecuencia, hay buses que hacen el trayecto.

Su característica más destacada es la exuberancia. Esto aplica a sus ríos (Mamoré y Chapare), cascadas y pozos de agua; también a su vegetación selvática pre-amazónica y lógicamente a su fauna. La tierra ahí es muy generosa por eso muchos de los que habitan el trópico llegaron procedentes del altiplano en donde la naturaleza es menos bondadosa.

Seis lugares turísticos de Bolivia que muchos no conocen - Tropico cochabambino
Caminos abundantes

Llegamos hasta ahí para dar asesoramiento en comunicación al área de turismo de la Mancomunidad del Trópico de Cochabamba, un grupo de municipios que aúna esfuerzos para desarrollar, entre otras cosas, los lugares turísticos de la región.

Las ciudades de Villa Tunari y Chimoré son buenos puntos en donde hacer base para salir a recorrer la diversidad de parques y atracciones naturales.  El transporte público, como en todo Bolivia, deja mucho que desear, sin embargo es fácil conseguir un taxi o mototaxi a precio muy accesible para moverse.

Hay mucho por hacer en la zona, tanto que en cuatro días que estuvimos ahí dejamos mucho pendiente. Lo más típico son los deportes extremos. Nosotros hicimos rafting por el Río Espíritu Santo y canopin por arriba de ese mismo río.

Hay lugares para hacer rappel y hay trekking para todos los gustos. Se destacan el Parque Machía, el Parque Nacional Carrasco, donde entramos a una cueva de murciélagos frutívoros, y el Parque privado La Hormiga, un emprendimiento familiar que trata de rescatar y reinsertar a animales silvestres que vivieron un tiempo domesticados. En nuestros días en el trópico vimos monos, serpientes, murciélagos, roedores, lagartos e insectos de todo tipo y colores.

En cada recorrido se pueden ver gran diversidad flora, frutas –fue ahí donde conocimos el  jugo de copoazú- y las plantaciones típicas de coca. De hecho, fuimos al Museo de la Coca aunque más que museo es un galpón donde la Unidad Móvil de Patrullaje Rural explica el proceso de producción de la cocaína y al mismo tiempo las metodologías de lucha contra el narcotráfico.


¿Te gusta lo que escribimos ? Te agradeceríamos que nos ayudes con un Me Gusta en la Fanpage. Así nos ayudás a seguir viajando y a seguir ayudando a otros viajeros con la información que compartimos
¡Gracias!


Yanacachi

Las Yungas con poca prensa

Todos los que hayan pisado Bolivia o se hayan interesado en el turismo del país alguna vez habrán escuchado sobre Coroico. Es uno de lugares turísticos de Bolivia más famosos debido a que es uno de los extremos del Camino de la Muerte (después podés leer esa nota).

Coroico es la capital de la Provincia de Nor Yungas en el departamento de La Paz, una región de abundante selva montañosa. Lo que no muchos conocen, porque no es turístico, es la zona sur, la provincia de Sud Yungas. Las características geográficas son las mismas y los “caminos de la muerte” abundan.

Nosotros llegamos hasta allí gracias a las gestiones de la Fundación Pueblo, para dar unos talleres de Derecho a la Comunicación en unas escuelas de la zona en el marco de nuestro proyecto de Dinámicas Educativas. Nos hospedamos una semana en Yanacachi, uno de sus pueblos principales y también estuvimos en Mina Chojlla, un pueblo minero a pocos kilómetros.

Yanacachi, que queda a 87 kilómetros de La Paz o a 5 horas por caminos de cornisa, es una localidad de origen precolombino que fue parte del complejo vial Takesi. Era un punto importante que unía los diferentes pisos ecológicos favoreciendo la producción de la zona. Además era clave en la migración de poblaciones entre el altiplano y las zonas bajas. Por el alto tráfico, en la época colonial el Virrey Toledo ordenó la construcción de una iglesia que aún se encuentra frente a la plaza central.

Seis lugares turísticos de Bolivia que muchos no conocen - Pueblo Yanacachi
Un día cualquiera en Yanacachi

El patrimonio cultural e histórico resulta muy interesante. La sensación es que se quedó en el tiempo. Muchas de las construcciones parecen no haber recibido nunca mantenimiento. Las calles son de adoquines con pasto crecido alrededor. El clima húmedo y espeso del día contrasta con el fresco calmo de la noche. Varias mañanas amanecimos en medio de nubes sin poder ver a más de 10 metros. Hay tan poca cantidad de habitantes que por momentos parece un pueblo fantasma. Esto se modifica considerablemente durante los fines de semana que llega mucha gente de La Paz, en busca, justamente de paz.

Además del pueblo en sí, el marco montañoso y tupido hace que la sensación aislamiento y calma sea grandiosa.

Para los que le gusta el trekking pueden llegar a Yanakachi haciendo desde La Paz el camino Takesi, un recorrido que se hace en dos días, de unos 45 kilómetros por parte de lo que fue el antiguo camino precolombino.

Además, los menos audaces, como nosotros, pueden hacer un “Vía Crucis” subiendo una ladera durante unos 45 minutos. Desde ahí se ve perfectamente como Yanacachi está “encastrado” en la selva montañosa.

Si quieren conocer un auténtico pueblo no lo duden, tómense unos días para viajar en el tiempo. Se puede llegar en transporte público desde La Paz. Eso sí, si no les gusta el vértigo ni lo intenten, porque todo el camino es un sinfín de precipicios en zigzag y como la zona es tan húmeda los caminos rara vez están secos.

Tarija

Verde, calor, vino y orden

Tarija es una de las ciudades que quedan más cerca de Argentina. El paso fronterizo más próximo es Aguas Blancas-Bermejo. Muchos hablan de sus similitudes con Salta, la capital de la provincia argentina que lleva el mismo nombre. Sus construcciones coloniales bien conservadas confirman el parecido.

Su cuadrícula típica de ciudad colonial española le da un orden vehicular que sumado a cierta limpieza en las calles la hacen una de las ciudades menos caóticas de toda Bolivia.

Los locales, exponentes de la cultura chapaca, se caracterizan por ser amables, cálidos y cordiales. Esto también supone una diferencia con el resto de Bolivia en donde en el primer contacto suelen ser menos simpáticos.

Como en todo Bolivia, en Tarija los mercados son alucinantes. Frutas, verduras, flores llenan de color los ojos de cualquiera dispuesto a meterse en esos submundos de comercio e intercambio. Pero en estos mercados la variedad de colores es mayor por la diversidad de frutas y verduras que ofrece esta región llena de valles y ríos.

Seis lugares turísticos de Bolivia que muchos no conocen - Tarija
Mercado chapaco

Los que buscan algo de aventura o trekking pueden ir a la Reserva Biológica Cordillera de Sama y hacer diferentes tipos de caminatas de más de dos días por senderos precolombinos. Se lo conoce como Camino del Inca o Camino de Pujzara: 100% recomendado.

Tarija es un lugar de clima cálido que en verano se puede volver un poco hostil. Lo decimos por experiencia. La vegetación que rodea a la ciudad, su gran cantidad de parques y árboles y el Río Guadalquivir le dan un toque de frescura fundamental. Zona de tierras fértiles, Tarija y sus alrededores son conocidos por sus vinos de altura. Los más altos del mundo, dicen. Se pueden hacer visitas a las bodegas y experimentar el famoso singani.

Los lugares cercanos para visitar son: San Lorenzo, un pueblo colonial y pintoresco y Comaita, un balneario natural con cascadas.

San Lorenzo Tarija
Todo blanco es en San Lorenzo, a pocos kilómetros de Tarija

Estuvimos una semana en Tarija porque alguien de Couchsurfing nos aceptó la solicitud y pese a que nuestra primera impresión no fue la mejor, luego realmente llevamos una excelente impresión. (Si querés saber más, podés leer Las sorpresas de Tarija)

El Valle de los Cinti

Para amantes de los vinos y la buena comida

Esta región es cercana a Tarija y es famosa dentro de Bolivia por sus viñedos, ríos, cerros, tierras colorados y clima cálido. El Valle de los Cinti está en el departamento de Chuquisaca y atraviesa los municipios de Camargo, Villa Abecia y Las Carreras. Se puede ir por tierra hacia el norte desde Tarija o también desde Sucre hacia el sur. Nosotros estuvimos tres días realizando un circuito gastronómico en el marco de un proceso de revalorización de su patrimonio agroalimentario.

Viñedos cinteños, valle de los cintis
El valle de los cintis está lleno de viñedos.

En el valle nos cansamos de comer (es irónico): membrillo, aceitunas, queso, embutidos, empanadas, y platos típicos como el Picante de Conejo, Chicharrón de Chancho o Picana Cinteña. También probamos uvas y todos sus derivados, desde el vino y singani hasta mermeladas y dulces. Por eso hay bodegas en cada pueblo y muchas están a solo minutos de caminata.

Los pueblos son muy pintorescos, tranquilos y auténticos. La gente es sumamente amable y orgullosa de su región. En todos los municipios del Valle de los Cinti hay posadas y –aunque no lo experimentamos- nos pareció una región para recorrer en carpa porque el clima es muy agradable.

Sobre estos seis lugares turísticos de Bolivia nosotros no sabíamos nada, ni siquiera los habíamos escuchado nombrar antes de llegar al país. Al principio, en nuestro itinerario también estaban solo los clásicos del Altiplano pero Bolivia nos fue abriendo sus puertas y nos dejó conocer todos sus rincones. Y fue así que distintas oportunidades que se presentaron durante el viaje nos llevaron a cada uno de estos lugares.

 ? Recomendado: Consejos para viajar a lugares turísticos

Esperamos que a partir de ahora más viajeros tengan en cuenta estos lugares turísticos de Bolivia a la hora de organizar un viaje por el país. Y como estamos seguros de que son muchos los que tienen ganas de recorrer este gran país, recomendamos leer el artículo Presupuesto para viajar a Bolivia de nuestros amigos Carol y Juan de Viajando por un Sueño.


¿Te gusta lo que escribimos ? Te agradeceríamos que nos ayudes con un Me Gusta en la Fanpage. Así nos ayudás a seguir viajando y a seguir ayudando a otros viajeros con la información que compartimos
¡Gracias! 

Si tenés en tu lista otros lugares turísticos de Bolivia y querés recomendarlos o simplemente querés compartir tus impresiones o hacernos una pregunta, nos encantaría que nos dejes un comentario público.

Aunque en esta publicación mencionamos algunas marcas y/o empresas e incluimos diferentes links, no recibimos nada a cambio. Nos pareció importante poner toda esta información para que sea un contenido de calidad y utilidad

Lo hicimos con mucho ♥. Si te sirvió, te interesó, te gustó sería de mucha ayuda que puedas colaborar con este proyecto con un ME GUSTA en la fanpage y suscribiéndote al envío de Novedades. ¡Gracias!

facebook-profile-picture

Acerca de Trayectorias

Somos Marian y Camu, novios, pareja, concubinos, convivientes y compañeros, entre otros rótulos que tenemos acumulados. Hace un tiempo estrenamos uno nuevo, el de viajeros. Luego de varios años juntos decidimos salir a emprender un estilo de vida en permanente movimiento.

¿Un comentario, una sugerencia, una reflexión? ¡Conversemos!

Close