Aprendizaje viajero: vivir en la incertidumbre y disfrutarla

Normalmente la incertidumbre está asociada a cosas negativas. Obviamente, depende el contexto esto puede ser cierto, pero nos negamos a pensar que por defecto la incertidumbre es mala. En nuestra vida itinerante, hemos aprendido muchas cosas, quizás una de las que más valoramos es vivir en la incertidumbre y disfrutarla.

Si algo formaba parte fundamental de nuestra vida anterior (entiendase, antes de vivir de viaje) era la planificación. Prácticamente ya sabíamos lo que iba a pasar al menos en los siguientes seis meses. Sabíamos en dónde íbamos a trabajar, cuánto íbamos a ganar y gastar, qué íbamos a estudiar y cuándo íbamos a rendir, a dónde nos íbamos a ir de vacaciones, en qué feriados nos íbamos a hacer una escapada, cuántas cuotas nos faltaban para pagar tal o cual cosa.

Si algo aprendimos en nuestra vida de viaje fue a vivir en la incertidumbre. Estando de viaje difícilmente sepamos qué es lo que vamos a estar haciendo en un par de días. Esto ocurre al menos en nuestro estilo de vida itinerante.

Las incertidumbres son muchas; las más recurrentes son en dónde dormiremos o en qué ciudad estaremos. Pero también se suman otras como a qué personas conoceremos, qué cosas buenas o malas nos pasarán, en qué trabajaremos o de dónde sacaremos plata.

Vivir viajando ayuda a vivir en la incertidumbre y disfrutarla
Este es el jardín donde dormimos una noche, cuando nadie nos levantó haciendo dedo. Claramente, no lo habíamos planificado.

Cada destino está envuelto de incertidumbre. Pensá en un lugar en el que no hayas estado. Ahora intentá imaginar cómo es la vida allí. Es difícil que puedas preveer todo.

Incluso aquellas personas que viajan de forma súper planificada, se enfrentan a incertidumbres mientras lo hacen. Desde el momento en que uno está visitando un lugar que le es ajeno, no puede esperar tener todo bajo control.

Estamos seguros que sea en la “misteriosa” Selva Amazónica, en las “desconocidas” Guyanas, o en los “viaje todo incluido” a Parques de Orlando, siempre va a haber lugar para lo inesperado, lo imprevisto y lo sorprendente. No depende del lugar; porque siempre que viajes habrá espacio para la incertidumbre.

Y lo que aprendimos al convivir con la incertidumbre es que representa un desafío y no algo malo. De hecho todo lo contrario, la incertidumbre nos mantiene atentos, nos mantiene activos y nos hace más creativos. Todo el tiempo estamos pensando en cómo resolver los imprevistos que se nos presentan y cómo hacer para seguir adelante.

De hecho, muchas veces intentamos planificar algo, por ejemplo una ruta, y por una u otra cosa tenemos que cambiar y podemos asegurar que es lo más entretenido de vivir viajando. La idea no es evitar lo inesperado, sino vivir en la incertidumbre y disfrutarla.

Viajar ayuda a vivir en la incertidumbre y disfrutarla
Cuanto más incierto sea el futuro más chances tenemos de descubrir nuevas cosas.

También nos ayuda a tolerar las frustraciones. Ya sabemos que van a ocurrir cosas que no tenemos planificadas o ni siquiera contempladas. Muchas veces llegamos a un país por primera vez pensando que las cosas funcionan de una manera y resulta que eso no ocurre. Es imposible saberlo con anticipación, ese conocimiento solo lo da la experiencia y si nunca estuvimos y nadie nos lo dijo lo aprenderemos a la fuerza. Teniendo estas situaciones como una posibilidad es más fácil aceptarlas, asimilarlas y resolverlas sin caer en enojos o frustraciones que no conducen a nada.

En nuestra vida sedentaria la planificación nos agobiaba y nos sacaba espontaneidad. Ahora estamos todo el tiempo abiertos a vivir cosas nuevas sin importar si están planificadas o no porque aprendimos a vivir en la incertidumbre y disfrutarla. No es fácil, sobre todo si llevás años en una vida planificada y previsible, sin embargo vale la pena el intento, de eso estamos seguros.

 

 Esta publicación tiene un enlace patrocinado. Después de escribir la nota, una agencia nos ofreció darnos una remuneración a cambio de incluir un link. Nosotros aceptamos porque consideramos que no afecta el sentido del artículo y nos ayuda a seguir con el proyecto del blog de viajes.

Notas Relacionadas

¿Un comentario, una sugerencia, una reflexión? ¡Conversemos!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡ESTAMOS TRABAJANDO EN UN NUEVO SITIO!

Estamos cambiando nuestro hogar digital y por eso puede ser que haya algunas secciones que no se ven tan bien como quisiéramos. Pronto terminaremos de ponerlo a punto y tendremos un nuevo sitio más atractivo y con más información. Suscribite así te enterás cuando esté terminado y todas las novedades de nuestra vida itinerante.