No nos comamos el chamuyo de viajar haciendo voluntariado

Nos sorprendió bastante cuando empezamos a escuchar que los viajeros y los dueños de hostels y alojamientos hablaban de “voluntariado” para referirse al intercambio de trabajo por hospedaje. De hecho muchas veces nos han llamado “voluntarios” mientras trabajábamos en hostels. O nos han consultado cosas como “¿Dónde puedo hacer un voluntariado?” haciendo referencia a trabajar en un hostel a cambio de una cama. Nos sorprendió porque la realidad es que viajar trabajando por intercambio nada tiene que ver con viajar haciendo voluntariado. 

Viajando por América del Sur.

Mientras vivíamos en Buenos Aires hicimos voluntariado por varios años en la Asociación Civil Zavaleteros y en nada se parecen, nuestras tareas como educadores en el barrio porteño de Zavaleta a los intercambios laborales que hicimos como forma de sustentar nuestra vida de viaje, ni de cerca.

Ojo, no estamos criticando para nada el intercambio de trabajo por hospedaje, de hecho es una de las formas que nosotros más usamos para viajar sin pagar alojamiento. Además somos fervientes defensores del intercambio como forma de sustento.

Pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa.

¿Por qué trabajar por intercambio cuando viajamos no es hacer un voluntariado?

La RAE dice que algo voluntario es “un acto que nace de la voluntad, y no por fuerza o necesidad”. Nada más lejano a lo que hace un viajero que necesita hospedaje y comida para seguir viajando. Más allá de la RAE, profundicemos un poco para entender la diferencia.

¿Qué es un intercambio de trabajo/comida/paseos por trabajo?

Un intercambio radica en que uno ofrece parte de su tiempo a alguien y a cambio recibe algo. Un ejemplo típico entre viajeros es: hospedaje y en algunos casos comida por algún tipo de tarea en un hostel.

Esto, obviamente tiene muchas variantes. La que nosotros más experimentamos es dar nuestros servicios de comunicación. Hicimos estrategias de comunicación, planes de redes sociales, desarrollos web, fotografía y capacitación. A cambio recibimos alojamiento por el tiempo que consideramos justo en relación al esfuerzo de nuestro trabajo. En Brasil, también ofrecimos publicidad de algunos hostels, justamente en nuestro blog.

También experimentamos trabajar en tareas propias de los hostels como son atender la recepción, trabajar en el bar, limpiar la pileta, pintar paredes y conseguir clientes.

Esta forma de trabajo no es exclusiva de los hostels. También existen campos, estancias, haciendas que ofrecen dormir en sus instalaciones a cambio de trabajo diario. Hemos conocido gente que trabajó juntando leña y ordeñando vacas en estancias a cambio del hospedaje y la comida y pasar unas semanas en lugares de las que otras formas nadie llegaría.

En algunas ocasiones estos intercambios se refuerzan con algún ingreso económico, tipo propina, que suele estar asociado a la productividad y llegan en forma de comisiones o premios. A nosotros nos pasó que por cada huésped que llevábamos a un hostel en San Pedro de Atacama nos daban un monto fijo.

En todos los casos es una gran opción para los viajeros ya que permite no gastar dinero en alojamiento (lo más caro al viajar) y normalmente permite conocer mejor la cultura local por el contacto que implica con jefes, compañeros, proveedores, clientes, etc. Y encima hasta te podés ir con un ahorro para continuar viaje.

viajar haciendo voluntariado
30 días en San Pedro de Atacama pagados a través de nuestro trabajo en un hostel.

Existen varias plataformas online que conectan a las partes para realizar este tipo de intercambio. Las más conocidas son:

  • Worldpackers: muchos hostels y algunos proyectos sociales
  • Woofing: orientada granjas orgánicas y proyectos ecológicos
  • WorkAway: todo lo mismo que los otros dos y hasta familias que buscan niñeros

Incluso están los sitios para conectar viajeros con dueños de casas o mascotas buscando cuidadores temporales.

Todas estas plataformas tienen un sistema de pago en algún momento, o para acceder a las ofertas o para contactarte con el anfitrión. Aunque nos parece que es justo el cobro por la intermediación que realizan estos sitios y la seguridad que ofrecen frente a situaciones de no entendimiento, por nuestra experiencia no es totalmente necesario. Siempre que conseguimos un trabajo por intercambio fue golpeando puertas o mandando un mail.

Siempre que el intercambio sea justo para ambas partes nosotros apoyamos este tipo de acuerdos. Ahora, en todo esto no suele haber ni una pisca de voluntariado. Incluso con los intercambios que entran en la categoría de “proyectos sociales” porque casi siempre el viajero que va solicita algo a cambio para concretar esa colaboración. (No seamos hipócritas). 

¿Qué es un voluntariado?

El voluntariado normalmente está asociado a las tareas que un “voluntario” hace de manera libre y desinteresada sin esperar nada a cambio y en una organización/comunidad que no persigue fin de lucro sino una mejora en la calidad de vida en distintos aspectos (económico, educativo, laboral, desarrollo personal, artístico, cultural, deportivo, etc). Esta tarea no supone ninguna contraparte del lado de la organización, más que el compromiso de hacer todo lo posible para que el voluntario pueda hacer su tarea. La ONU, por ejemplo otorga un “subsidio de subsistencia” a sus voluntarios, lo que está lejos de ser una remuneración.

“El trabajo voluntario es una escuela creadora de conciencia, es el esfuerzo realizado en la sociedad y para la sociedad como aporte individual y colectivo”. Ernesto Che Guevara

Por nuestra experiencia, el voluntario es tal cuando elige utilizar su tiempo en una tarea que aporta a la organización/comunidad pero no espera retribución ni económica ni en especias (viáticos, hospedaje, comida) por lo hecho. De hecho difícilmente exista un voluntariado en una empresa, ya que en el momento que existe un fin de lucro, la figura del voluntario pierde su esencia.

La solidaridad y el altruismo y el compromiso y la conciencia social suelen ser las motivaciones principales de un voluntario. Incluso, es probable que en muchos casos los voluntarios deban hacer un aporte económico para cubrir sus gastos personales (en caso de que existan) o directamente como un aporte a la causa que apoyan. 

Como verán, la diferencia es clara. En un caso hay dos partes que intercambian su “capital”. En la otra, una parte da el suyo a la otra. No estamos diciendo que es incompatible viajar y hacer voluntariado. 

viajar haciendo voluntariado
Después de una charla sobre Derecho a la Comunicación con adolescentes de una escuela de Bolivia.

De hecho, nosotros desarrollamos actividades voluntarias mientras viajamos. Hemos brindamos charlas y talleres a adolescentes y jóvenes en instituciones educativas relacionadas al Derechos a la Comunicación y también capacitaciones para estudiantes en cuestiones de comunicación. Lo que recibimos a cambio es un momento de encuentro real con chicos que nos piden que nos saquemos una foto juntos para recordar el momento.

¿Cuál es el problema de confundir intercambio con voluntariado al viajar por el mundo?

El principal problema es que se instale la idea de que un viajero da su tiempo a un hostel a cambio de nada,  porque a partir de esa idea cualquier cosa que el hostel decida dar al viajero va a estar bien porque en realidad no es necesaria, cosa que no es así. Cuando trabajamos para un hostel lo hacemos porque necesitamos algo a cambio y eso que recibimos debe ser justo en relación a lo que damos: horas de trabajo y tipo de tarea por algo que lo retribuya en la misma medida.

En cualquier otro caso estamos frente a una explotación o aprovechamiento por parte de una empresa o empleador. Así que por favor, Señor Viajero no acepte cualquier cosa.

Por otro lado, nos parece una falta de respeto al concepto de voluntariado que siempre trae detrás una idea de brindarse al otro sin esperar nada a cambio con un fin social y transformador. Lejos de un beneficio personal, mucho menos con el objetivo de ahorrar y continuar el viaje. 

Los que trabajamos en hostels por intercambio no somos voluntarios. Los dueños de un alojamiento están contratando (generalmente de manera ilegal, ya que un turista no podría trabajar) a una persona para que trabaje (indistintamente de si es por un sueldo o por algo a cambio). Lo mismo con los que tienen estancias o granjas o familias que buscan un beneficio propio.

En cualquier caso, siempre es mejor llamar a las cosas por su nombre, porque las cosas no son otra cosa que como las llamamos. Y viajar haciendo voluntariado no es trabajar por intercambio.

Si te interesa este tema, te recomendamos leer:

Aniko Villalba plantea un enfoque interesante sobre las distintas formas de ahorrar y optimizar los ahorros mientras uno viaja por el mundo. Hay información sobre diferentes aspectos: hospedaje, transporte, comida. Nos gusta este posteo porque deja bien en claro que no se trata de “viajar” gratis por el mundo”; la peor falacia del mundo viajero.

Esta nota publicada en Matador Network es la antítesis de lo que pensamos, por lo menos cómo lo titulan; pero justamente es la idea que intentamos derribar. El posteo en realidad es un listado de las distintas plataformas que existen para buscar un trabajo por intercambio mientras uno viaja por el mundo.

Si querés concocer ejemplos de proyectos de trabajo voluntario en viaje les dejamos algunos:

Ahora queremos leerte a vos. ¿Trabajaste alguna vez por intercambio? ¿Hiciste algún voluntariado en viaje? ¿Qué pensás de lo que acabás de leer? ¿Te gustaría viajar haciendo voluntariado? Dejanos tu comentario y sigamos debatiendo.

Notas Relacionadas

Comentarios (5)

Hola chicos. Muy buen post. Es importante hacer la diferenciación entre voluntariado e intercambio, como bien lo dicen ustedes, porque mucha gente lo confunde. Gracias por compartir el link de mi blog donde cuento mis experiencias de voluntariado. Un abrazo y que sigan las aventuras de viaje!!

Tratamos de hacer un aporte desde al debate desde nuestra reflexión. Sabemos que no vamos a cambiar con este posteo la forma de denominar que se extendió en el ámbito de los viajeros. Pero preferimos dejar clara nuestra posición. Un placer compartir tu experiencias. ¡Gracias y abrazo!

Me ha parecido muy acertado vuestro posteo, cada cosa por su nombre.
En marzo empiezo mi aventura nómada, quiero experimentar en primera persona la idea de comunidad, compartir y no comprar, mi idea era hacer algún voluntariado, pues me encanta la enseñanza y la idea de poder ayudar a niños o adultos siempre me ha encantado, pero sólo me encuentro esto que vosotros decís, trueques de trabajo por cama o web en las que te piden un dineral por realizar el voluntariado y que tampoco puedo afrontar, ha sido un poco desconcertante.

Seguiré buscando, pero con vuestro post de referencia.

Gracias!!

Hola Esmeralda. ¡Que bueno que en breve estás empezando tu viaje! Creemos que si estás con ganas de hacer un voluntariado real seguramente encuentres en alguna organización social que trabaje en temas educativos o incluso en escuelas públicas u hogares de niños. La mejor forma es buscar por internet con anticipación algo de anticipación por ejemplo “proyectos educativos en…” o contactarte con personas que vivan en lugares a los que vas a viajar (grupos de facebook, por ejemplo) y consultar si conocen organizaciones o instituciones que necesiten personas que ayuden con las tareas.
¡Éxitos!

Queremos leerte. Dejanos un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡ESTAMOS TRABAJANDO EN UN NUEVO SITIO!

Estamos cambiando nuestro hogar digital y por eso puede ser que haya algunas secciones que no se ven tan bien como quisiéramos. Pronto terminaremos de ponerlo a punto y tendremos un nuevo sitio más atractivo y con más información. Suscribite así te enterás cuando esté terminado y todas las novedades de nuestra vida itinerante.