Espectáculo de color en el Morro do Pai Inácio

La foto de los morros planos es una de las más famosa de la Chapada Diamantina. Desde el primer día que llegamos esperábamos subir al Morro do Pai Inácio para poder ver desde la cima el paisaje de toda la región.

Morro Pai Inácio 2
Vista desde la cima del morro.
morro-pai-inacio-15
Él es el famoso Morro do Pai Inácio.

La entrada al morro está a 22 km de Lençóis así que una de las mejores opciones para los que no van con auto o no lo alquilan es incluirlo dentro de los recorridos que incluyen las agencias. Así lo hicimos nosotros con CIRTUR.

El nombre de Morro do Pai Inácio (Padre Ignacio) tiene un origen que al menos para nosotros no está claro. Una versión habla de un esclavo, Inácio, que se enamoró de la hija de su patrón. Como lo perseguían se refugió en el morro y cuando estuvo acorralado saltó al vacío pero extrañamente nunca cayó en ningún lado. La otra versión sostiene que el Padre Ignacio era un sacerdote que se movía por la zona ayudando a quienes lo necesitaban.

Como sea, la vista desde la cima del Morro do Pai Inácio es de las mejores de toda la Chapada Diamantina.

morro-pai-inacio-13
Buena vista ¿no?
morro-pai-inacio-11
¿Y esta? ¡Mucho mejor!

Nosotros veníamos de todo el día de recorrido y alrededor de las 16 llegamos a la base del morro. La entrada al sendero estaba abarrotada de gente y a nosotros nos hicieron pasar por el costado para ahorrarnos la fila ya que teníamos la entrada paga. El Morro do Pai Inacio, si bien es parte del Parque Nacional Chapada Diamantina, está dentro de un terreno privado y obviamente son los dueños quienes determinan el precio y las condiciones de entrada. Para los que van con agencia, el costo ya está incluido, el resto tiene que pagar ahí unos 5 reales.

Desde que pasamos por la puerta de entrada los guías nos apuraban porque había que llegar a ver el atardecer. Y lo bien que hacían en apurarnos. Apenas empezamos a subir queríamos pararnos en los miradores intermedios porque la vista de las sierras con el sol dándoles nos obligaba hacerlo. Bueno, no tan así pero teníamos ganas.

Morro Pai Inácio 3
Amamos los morros chatos. Parece que los cortó una sierra.

El tema es que la subida sencilla se fue transformando en “dificultad media” y la cámara que teníamos en la mano la tuvimos que guardar para poder usarlas (a las dos) en agarrarse de las piedras y poder seguir subiendo.

Con el ritmo que le metimos, a la media hora llegamos a la cima. Y ahí tuvimos una nueva sesión de fotos. Definitivamente los brasileños son especialistas, tanto para posar como para sacar.

Morro Pai Inácio 5
Los colores de la naturaleza son los mejores.

De ahí caminamos por una planicie todo el contorno del morro y llegamos a uno de los extremos desde se ven los Tres Hermanos, tres morros (con la cima cortada) alineados uno detrás del otro en diagonal (¿se entendió?). Todo era naranja porque el sol ya estaba bajando. Sí, a las 16.40. Otra sesión de fotos y otra vez a caminar rápido para llegar al mejor punto del morro para ver el horizonte.

chapada-32
No me quiero tirar pero quiero volar.

No sé cómo pero cinco minutos antes del ocaso llegamos, nos sentamos y preparamos el mate. No concebimos ver un atardecer sin un mate en la mano. Había algunas nubes en el horizontes, así que el sol se escondía antes (bueno, sabemos que el sol no se esconde pero es mucho más fácil que decir que “la tierra giraba y entonces el punto donde estábamos nosotros se alejaba del sol”).  

Pusimos las cámaras en el piso para que filmen o saquen fotos automáticas y nosotros poder disfrutar sin distracciones del paisaje y del sabor a la yerba. Qué combinación tan perfecta.

Morro Pai Inácio 7
¡Bueeeenaaaa!

Estábamos alejados de la mayoría de las personas; solo los de nuestro grupo porque nuestros guías eligieron el mejor lugar. Casi en silencio, disfrutamos de los mates, y de los colores del cielo, y del paisaje, y del aire, y del viento.  

Morro Pai Inácio 8
Efecto mágico (¿?)

El momento sublime duró poco. Otra vez a correr para hacer la bajada con luz natural. ¿Por qué no cambian el huso horario en el Estado de Bahía durante el verano? La información de la última foto que sacamos antes de empezar a bajar dice que fue tomada a las 16.47. A partir de ahí el día le dejó paso a la noche y de a poco el naranja se fue transformando en azul

morro-pai-inacio-12
Alta paleta de color.

Finalmente, llegamos a la base del Morro do Pai Inácio con lo último de claridad y a los 10 minutos ya estábamos en la combi satisfechos por lo vivido y durmiendo la siesta en plena noche cerrada hasta llegar a Lençóis.

El Morro do Pai Inacio es solo una parte de la Chapada Diamantina. Acá abajo te dejamos más información de la región:

 Esta publicación está patrocinada. Es una de las formas que usamos para viajar: mencionar una marca, empresa u organismo a cambio de un producto/servicio/remuneración. Todo lo que escribimos es subjetivo, está basado en nuestra experiencia y redactado con mucho ♥.
facebook-profile-picture

Acerca de Trayectorias

Somos Marian y Camu, novios, pareja, concubinos, convivientes y compañeros, entre otros rótulos que tenemos acumulados. Hace un tiempo estrenamos uno nuevo, el de viajeros. Luego de varios años juntos decidimos salir a emprender un estilo de vida en permanente movimiento.

¿Un comentario, una sugerencia, una reflexión? ¡Conversemos!

Close