10 lugares para visitar en Lima (y querer volver)

Como en toda capital, podrán imaginar que son infinitos los lugares para visitar en Lima. Pero, ya que “hay tantos viajes como viajeros”, decidimos compartir aquellos lugares que visitamos en Lima y que la transformaron en una de nuestras ciudades favoritas y en la que disfrutamos hacer vida sedentaria.

Llegamos a Lima luego de varios meses por el Amazonas. Un vuelo desde Iquitos nos sacó de la selva y nos dejó de prepo en la capital de Perú, una de las ciudades más grandes del continente. Atrás habíamos dejado meses de selva, calor, humedad, abundancia natural, austeridad, naturaleza, ríos, repelente y ojotas.

Lo mejor que nos puede pasar cuando llegamos a una ciudad es que alguien nos espere. Si bien disfrutamos de la adrenalina de llegar a un lugar desconocido, saber que alguien nos recibe siempre es una tranquilidad.

A Johan y Patty los conocimos en Paraguay cuando compartimos un par de días en Asunción. Nos dijeron “cuando vayan por Lima nos avisan”. Solemos recordar muy bien cuando nos hacen ese tipo de comentarios, así que minutos después de aterrizar en Lima, nos encontramos con ellos y con su bebé Estéfano. En su casa en la zona de Surco nos sentimos como en casa y nos quedamos un par de semanas. Después alquilamos un cuarto a través de AirBnb por un mes, en el límite entre Surquillo y Miraflores. De ahí nos fuimos al departamento de Manuel y Didi que nos recibieron a través de Couchsurfing. Y antes de dejar Lima, volvimos a lo Patty y Johan. En total estuvimos dos meses en una ciudad de esas que son tan grandes que parece que nunca la vas a terminar de conocer. Hay tantos lugares para visitar en Lima que realmente nos quedaron varias cosas sin hacer.

Nos dedicamos a trabajar en nuestros proyectos y a hacer vida hogareña. Disfrutamos de comprar en grandes supermercados y de pasear por centros comerciales, por toda la variedad que ofrecen que no veíamos hacía meses y el confort superfluo del aire acondicionado. Nos cansamos de comer muy rico y la mayoría de las veces muy barato en todo tipo de restaurantes. Todas cosas que no hacíamos hacía mucho -muchísimo- tiempo. Paseamos por el malecón por arriba y por abajo. Respiramos la bohemia de Barranco, la internacionalidad de Miraflores y la exclusividad de San Isidro. Compramos a precios ridículamente baratos en la Calle Gamarra. Nos sorprendimos con cada plaza, una más prolija y florida que la otra. No pudimos evitar el caos de tránsito pero nos sorprendió positivamente el intento de mejora cristalizado en los buses de la vía expresa y los de las troncales y el tren elevado que conectan los distintos municipios con el centro. Oscilamos entre el asombro y la bronca cada vez que nos enlatamos en las “combis asesinas” y quedábamos indefensos en manos de conductores desenfrenados cuyo objetivo era subir más y más gente desafiando las leyes, las de la física y también las otras. Nos enamoramos de su mar soleado y nos deprimimos con sus nubes y su bruma.

Llegamos en abril y nos fuimos en junio. Llegamos con sol y temperatura agradable y nos fuimos con frío y sin ver el sol. Llegamos con ganas de descubrir la gastronomía peruana y nos fuimos con un talle más (dos quizá). Llegamos con ganas de Lima y nos fuimos con ganas de volver.

10 Lugares para visitar en Lima
Esta es la costanera de Lima. ¿Cómo no querer volver?

 

Estos son nuestros favoritos: 10 lugares para visitar en Lima

Hicimos actividades de todo tipo. A modo de resumen armamos un listado con los 10 lugares para visitar en Lima que no queremos que nadie se pierda.

Distrito de Lima: El Centro Histórico

En cualquier ciudad hispanoamericana, la plaza principal es el lugar en donde todo transcurre. Es el punto en donde se deciden las cosas importantes de la ciudad. Casa de gobierno, congreso, catedral, iglesias, son los edificios que al menos hay alrededor de cualquier plaza principal. Se imaginarán que Lima, que fue capital del Virreinato del Alto Perú, no es la excepción.

La Plaza de Armas está en el centro histórico de Lima. Las pocas palmeras que hay en la plaza no obstaculizan la visión y desde cualquier punto de la plaza se puede ver las imponentes construcciones coloniales que la rodean. La mayoría  de ellas pintadas de un amarillo intenso y con balcones de madera típicos de la época de la colonia. El estado de la Plaza de Armas es impecable, como casi todas las de Lima. Flores y pasto en perfecto estado hacen que cualquier foto tenga una combinación de colores atípica de una zona céntrica, normalmente más vinculada con edificios de cemento, tráfico y contaminación. Si el día está soleado y el cielo celeste, vayan preparados a sacar fotos desde todos los ángulos. Como mucho tendrán que esquivar a algunos vendedores turísticos que ofrecen distintos tipos de tours, de esos que salen en bus para otros puntos de la ciudad.

Lugares para visitar en Lima: Centro histórico
En La Plaza de Armas sacamos fotos para todos los costados.

En 1991, el centro histórico de Lima fue declarado Patrimonio Mundial de la Unesco, lo que nos da una pauta de la belleza y el estado general de sus rincones. El valor arquitectónico y cultural del centro histórico de Lima (que fue fundada como “Ciudad de los reyes”) es innegable y es comparable con las grandes ciudades de la época de la colonia, como pueden ser Potosí o Cartagena de Indias.

Partiendo desde la plaza, las posibilidades son tantas como calles existentes. Saliendo por la derecha del Palacio de Gobierno, para el lado de La Casa del Pisco, a dos cuadras está el Parque de la Muralla que es un buen punto para visitar y tener una vista del Río Rimac y el cerro San Cristóbal. De camino pueden pasar por las Catacumbas del convento de San Francisco.

Una cuadra hacia la izquierda del Palacio de Gobierno hay otro convento, el de Santo Domingo en donde subimos a su torre para tener una vista panorámica de toda la ciudad.

En la misma cuadra del convento, pero mirando al río, está La Plazuela Las Limeñas. Es un espacio público en donde hay varios puestos de comida en donde nos deleitamos con la famosa gastronomía peruana y a precios muy accesibles. Si andan por el centro no deberían dejar de ir a darse al menos una vuelta.

El Teatro Municipal se encuentra a unas 3 cuadras de La Plaza. La visita guiada ayuda a tener un panorama de lo que fue la historia teatral y cultural de Lima desde épocas de la colonia. También para ver cómo el edificio se fue remodelando conforme a la época y a los distintos incendios que sufrió durante su existencia.

La peatonal Jirón de la Unión parte de la plaza de Armas y recomendamos caminarla y observar a los artistas callejeros, con abundancia de hombres-estatua, a la gente que va y viene a un ritmo vertiginoso. Lo que más nos llama la atención de este tipo de peatonales es que parecen de otra época, de los 70´s u 80´s, por el tipo de comercios y galerías que tienen. Además, estas peatonales “retro” guardan mucha similitud incluso en distintos países. Caminar por Jirón de la Unión, no dista mucho de caminar por una peatonal de Buenos Aires, Mar del Plata, Montevideo o Curitiba, por decir algunos lugares en los que estuvimos.

Luego de unas cuadras caminando se llega a la Plaza San Martín que también está impecable y en el medio tiene un monumento que guarda un peculiar mito/anécdota. Resulta que al parecer, al escultor le pidieron que sobre la cabeza de San Martín haga una llama (de fuego) como símbolo de libertad. Sin embargo, al descubrirse la obra todos pudieron ver asombrados, como sobre la cabeza del general descansaba una tierna llama (animal). Es decir, un animal típico de los andes muy vinculado con el imaginario cultural peruano. Algunos dicen que no hubo ningún error y que el autor quiso darle al general un toque peruano.

Para los que les gusta comprar libros (u ojearlos nada más),  frente al Monumento a Don José, sale una diagonal en donde se venden libros usados y a buenos precios.

Con este recorrido, podemos decir que se tiene una visión amplia del Centro histórico de Lima. Obviamente, hay muchos más puntos que si cuentan con varios días podrán ir recorriendo según sus gustos. Hay varios museos, algunos gratuitos y otros no; dependerá del gusto de cada uno. Pero lo mejor es que la Municipalidad del Distrito de Lima organiza periódicamente caminatas gratuitas para recorrer distintos puntos del centro histórico y diversas actividades culturales

Barrio Chino. La calle Capón

Toda ciudad grande que se precie de tal, debe contar con su barrio Chino. Sí, es un imperativo. Sin embargo, el barrio Chino de Lima no es resultado de una moda o tendencia turística o gastronómica, sino que es el reflejo de un vínculo histórico entre la cultura de ambos países.

El Barrio Chino de Lima creció a partir de la inmigración de chinos desde el siglo XIX. Está ubicado al este de la Plaza Mayor, dentro del Centro Histórico. La calle Capón es la principal y se accede a través de un típico arco chino. El ambiente es familiar y cosmopolita. En esta peatonal pueden ver el piso de cerámicas con el horóscopo chino ilustrado.

Lugares para visitar en Lima: Barrio Chino
La entrada al Barrio Chino

Alrededor de la calle Capón, van a encontrar infinidad de Chifas, restaurantes de comidas chinas. Los chifas son actores principales, no solo del barrio chino, sino también de toda Lima. Allí se combina de manera única la cocina china cantonesa con toques de la cocina criolla peruana, todo en base a arroz, soja y jengibre. El resultado es superador.

No podemos ser injustos y decir que el Barrio Chino de Lima son solo chifas. Por la zona está lleno de comercios y galerías comerciales, obviamente con su toque chino y todo importado de China. Los fines de semana las angostas veredas no alcanzan para toda la gente que camina por ahí, pero vale la pena ir para ver al Barrio Chino en su esplendor.

Barranco bohemio

Este es uno de los lugares que deben visitar quienes vayan a Lima. Barranco es un distrito de Lima que tiene tanta onda que siempre está lleno de gente, ni hablar si van un domingo a la tarde. Su estilo bohemio, sus construcciones antiguas, sus callecitas empedradas, su bajada al mar, su variedad gastronómica, sus hospedajes y hostels, su arte callejero, su arte literario, sus artesanías, su historia, son algunos de los ingredientes que hacen a Barranco un punto infaltable en la lista de lugares para visitar en Lima. Nosotros fuimos varias veces y entramos por distintos lugares. Una vez fuimos en bus desde el Malecón de Miraflores. Otra vez fuimos también desde el Malecón de Miraflores, pero caminando todo por la costanera que bordea los acantilados. La tercera vez fuimos caminando por la playa y subimos las escaleras de la famosa Bajada de Baños desde el mar hasta arriba del acantilado en el que se encuentra Barranco. Obviamente las dos últimas formas de llegar son las que recomendamos si cuentan con 40 minutos para caminar y mirar el Pacífico.

Fuimos de noche y fuimos de día. Si pueden hagan lo mismo. A la noche cenamos en una  terracita de un restaurant, los dos por 60 soles. De día caminamos por la plaza principal, comimos en sus puestitos, recorrimos sus calles empedradas y fuimos al Mirador de Barranco, punto ideal para ver el atardecer. Al Puente de Los Suspiros vayan de día y vayan de noche. Y no se olviden de pedir un deseo antes de cruzarlo 😉

Lugares para visitar en Lima: Barranco
El Puente de Los Suspiros, el corazón de Barranco.

Otro punto atractivo de Barranco es el MATE, el museo de Mario Testino. Él es un fotógrafo de modas peruano de primer nivel internacional, reconocido por su trabajo con celebridades del mundo de la moda, la música, el espectáculo en revistas como Vogue o Vanity Fair. Sus trabajos más resonantes tienen como protagonistas a Lady Di, Keith Richards, Mick Jagger, Nicole Kidman y Kate Moss entre muchos otros. Gran parte de sus fotos se pueden ver en su museo.

Es cierto que tanto turista le saca un poco de autenticidad a Barranco, pero con un poco de imaginación se puede ver ese barrio que alguna vez fue tranquilo y bohemio que desde hace más de un siglo marca la historia de Lima. Para fomentar nuestra imaginación, hicimos una caminata gratuita, organizada por el municipio, en donde nos contaron un poco de esa historia mientras visitamos iglesias, parques, calles y fachadas y el mismo teleférico abandonado por donde se bajaba a la playa de Baños a principios del siglo XX. 

Info útil para visitar Barranco y hacer la caminata gratuita que organiza la municipalidad

El Barrio de Miraflores

Miraflores es el barrio turístico por excelencia. Es una zona cosmopolita como ninguna otra de Lima. Cuando se camina por los alrededores del Óvalo de Miraflores (Rotonda principal del barrio) se escuchan distintos idiomas y se nota que hay turistas de todo el mundo. También tiene la característica de ser un distrito muy grande, por lo que podemos decir que hay varios Miraflores.

Un Miraflores es residencial. Ideal para caminar por sus veredas amplias por las puertas de casas grandes y modernas. Ideal para pasear entre plazas impecables y casetas de seguridad privada.

Otro Miraflores es comercial. Alrededor del Parque Central de Miraflores y el Parque Kennedy (que están unidos y no se nota la diferencia entre uno y otro) está lleno de centros comerciales, tiendas y locales para comprar ropa, libros, tecnología, perfumes y todo tipo de objeto. Eso si, no es un buen lugar para comprar cosas baratas. También se puede comer comida internacional y por supuesto, comida local. Está lleno de Starbucks y Mc Donalds, pero lo mejor es pedir un menú del día en algún “huequito”.

Otro Miraflores mira al mar. Y tiene una costanera (Malecón le dicen en Perú) espectacular que hay que caminar si o si. Al estar sobre los acantilados la vista del mar es imponente. Además es una costanera parquizada con espacios amplios para andar en bicicleta o patines, si es que quieren hacer un poco de ejercicio.

Al Malecón se puede llegar caminando directo por la Avenida Larco que une el Parque Keneddy con la costa. Al llegar, a la costa, cuelga del acantilado el Larcomar, un centro comercial exclusivo con marcas top, más top que las del Parque Kennedy. Igual, lo más lindo es que es un centro comercial abierto con una vista al mar privilegiada. Si caminan hacia el sur por el malecón, desde Miraflores se llega a Barranco en un camino lleno de parques. Si caminan hacia el norte van hacia el Parque Del Amor y el Faro de La Marina. Eligan el sentido que eligan, la vista es lo más importante. Y como siempre en la costa limeña, si pueden ir al atardecer, verán un espectáculo que a los que nacimos del lado del Atlántico nos llama siempre la atención.

Lugares para visitar en Lima: Miraflores
El Larcomar, centro comercial top.

También hay un Miraflores cultural e histórico. Nosotros hicimos un recorrido a pie gratuito organizado por la Municipalidad de Miraflores cuyo eje temático era la vida del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa. Resulta que el escritor basó mucha de sus novelas en historias de su vida que transcurrieron por las calles de Miraflores. También en Miraflores, tuvo lugar parte de la guerra del pacífico. El Parque Reducto Número 2 se encuentra en el lugar en donde los peruanos resistieron la invasión chilena durante la Batalla de Miraflores. Actualmente es un parque muy bien cuidado, ideal para tomar unos mates y pasar un tarde de relax en medio de un barrio que tiene un ritmo intenso y por momentos caótico. Todos los días hay actividades culturales que organiza la municipalidad.

Siguiendo con este Miraflores histórico y cultural no podemos olvidarnos de Huaca Pucllana, un sitio arqueológico pre incaico que cuenta con un museo y la posibilidad de visitarlo de día y de noche, lo que le da un toque especial. Si bien nosotros ya lo conocíamos, intentamos hacer una visita gratuita nocturna que organiza la municipalidad de Miraflores una vez al mes, pero nos quedamos afuera por falta de cupo. Así que si les interesa, reserven con tiempo.

Lugares para visitar en Lima: Huaclla Puclana
Contrastes: Ruinas arqueológicos y edificios modernos.
Info útil para visitar Miraflores

Web del distrito de Miraflores: http://www.miraflores.gob.pe

MALI y el Parque de la Exposición

El Mali es el Museo de Arte de Lima y se encuentra dentro del Parque de la exposición. El combo es ideal, nosotros paseamos un rato por el verde y prolijo parque y luego nos metimos un par de horas en el Palacio de la Exposición, en dónde tiene lugar el Mali. El edificio es una obra de arte en sí misma, pero lo más interesante (como casi siempre) es lo de adentro.

El museo es un compendio de expresiones artísticas de más de 3000 años, desde las culturas pre incaicas hasta la actualidad. En la planta baja tiene diferentes exposiciones temporarias. Y en la planta alta cuenta la historia de Perú y su territorio a través de pinturas, esculturas, artesanías, tejidos, fotografías, grabados y orfebrería. Es un lugar para ir descansado y con la mente fresca. Nosotros estuvimos unas 3 horas recorriendo los dos pisos y sus galerías. La cantidad de obras e información que hay es más de la que un ser humano promedio puede procesar en una tarde. Así que, o van más de una vez o sean selectivos para evitar salir exhaustos.

Lugares para visitar en Lima: MALI
El Parque de la Exposición
Info útil para visitar el MALI
  • Dirección: Paseo Colón 125, Parque de la Exposición, Lima 1, Perú.
  • Web: http://www.mali.pe
  • Días y Horarios: De martes a domingo de 10:00 a 19:00 h. | Sábados hasta las 17:00 h. | Una noche en el MALI (#NocheMALI) primer viernes del mes hasta las 22:00 h. | Cerrado los lunes, Día del Trabajo (1 de mayo), Navidad (24 y 25 de diciembre) y Año Nuevo (1 de enero)
  • Precio: 30 soles para extranjeros,  15 soles para peruanos.
  • Si quieren entrar gratis, como hicimos nosotros pueden ir todos los “Jueves populares” desde las 3:00 p.m y Una noche en el MALI (primer viernes del mes de 5:00 p.m. a 10:00 p.m.)

Circuito Mágico del agua (Parque de las Aguas)

Hemos definido a los peruanos como expertos en plazas y parques. Lo habíamos notado en nuestra visita  a Cuzco y Lima en 2009. Lo recontra confirmamos esta vez. No hay una plaza en Lima que no esté impecable, con su pasto perfecto, sus flores de colores, todo muy prolijamente cuidado. En ese contexto, el Parque de las aguas es uno de los parques más lindos de Lima, pero curiosamente su particularidad no está en lo verde, sino en sus fuentes de aguas.

En sus 13 fuentes de donde brota agua que intervenida con luces de colores dan un espectáculo tan artificial como impactante. Pero no solo hay para ver, sino que también uno puede interactuar con el agua en algunas fuentes e irse totalmente mojado, si es que así lo quiere. Un punto en contra es que se debe pagar un ingreso, pero que a nuestro entender vale la pena pagar una vez para ir a pasar la tarde-noche a presenciar el espectáculo de luces y sonidos. Es una propuesta más que nada familiar y lo que más nos gustó es que no solo lo visitan los turistas sino que los limeños lo disfrutan plenamente.

Lugares para visitar en Lima: Parque de las Aguas
Agua y color.
Info útil para visitar el Parque de las Aguas

Cerro San Cristobal

Si tienen suerte y el clima está despejado, desde la cima del cerro San Cristóbal podrán tomar real dimensión del tamaño de Lima. Si les pasa como a nosotros que mientras subíamos se nubló todo podrán apreciar lo fresco que está en la cima del cerro San Cristóbal cuando se nubla. También podrán imaginar lo grande que es Lima, aunque no lo vean.

Lugares para visitar en Lima: Cerro San Cristobal
Se nos nubló un poco el día.

Para subir al cerro nosotros apelamos a la forma más turística. Adriana, una amiga que conocimos por Couchsurfing en Iquitos, nos propuso hacer ese recorrido y rara vez decimos que no cuando un local nos propone un paseo. En la plaza principal nos subimos a un Bus Turístico, esos rojos y sin techo, que por 5 soles nos hizo un recorrido por el centro histórico y luego fue a la cima del cerro. Si bien no solemos hacer este tipo de tours, la verdad es que su precio accesible y su comodidad lo ubican como la mejor opción para visitar el Cerro San Cristobal, en el distrito de Rimac. También es interesante el paseo porque al ser un bus sin techo, camino al cerro, se pueden apreciar muy bien los detalles de las galerías y balcones coloniales del centro de Lima. Eso sí, vayan con tiempo, porque el bus no sale hasta que esté lleno y eso puede llevar unos buenos minutos de espera.

Mercados urbanos

Los mercados de Lima tienen “ese no se qué”. Podemos llamarlo color, aroma (u olor) mística, magia, abundancia, variedad o todo eso mezclado, junto y combinado. Pero para nuestra sorpresa, en la mayoría de los casos también tienen cierto orden, cierta limpieza, cierta tranquilidad, cierta prolijidad, que les dan un toque distinto a muchos de los otros mercados que hemos visitado en Sudamérica, incluso en otras partes de Perú. Podríamos decir que los mercados limeños son la evolución urbana de los mercados típicos de zonas rurales. Los puestos están totalmente demarcados. Siempre hay presencia de las municipalidades cuidando del orden general. Muchos de los que atienden lo hacen con uniforme. La mayoría de los mercados tienen baños y un espacio destinado a lo gastronómico. Para el limeño, ir al mercado es algo normal, no es pintoresco ni “turístico”.

Al menos una vez por semana, los limeños van al mercado más cercano a hacer las compras que suelen combinarse con la visita al supermercado para abastecerse correctamente; no importa el poder adquisitivo o la clase social a la que se pertenezca. Si bien en Lima se divisan altos rasgos de occidentalidad y capitalismo, podemos aún encontrar rastros claros de su cultura ancestral, reflejado en que parte de la economía hogareña aún se basa en los mercados. Esto por ejemplo es casi imposible de encontrar en capitales como Buenos Aires o Santiago de Chile.

Lugares para visitar en Lima: Mercados
Haciendo compras.

No tenemos un mercado en particular para recomendar. Les diríamos que si tienen uno cerca vayan. Nosotros fuimos a varios entre los que se destacan el mercado Número 1 y 2 de Surquillo y el mercado 2 de Surco. De todas formas, paren en donde paren, van a tener uno cerca, así que no se preocupen que no les va a faltar un mercado en donde ir a dar una vuelta y sacar unas fotos.

Si bien “Gamarra” no es un mercado, no podemos no mencionarlo si de compras, comercio y multitudes se trata. Fuimos a Gamarra en busca de algo de ropa confeccionada con el famoso “algodón peruano” y oportunidades varias. Son una decena de cuadras repletas de comercios grandes, chicos y medianos que venden todo tipo de cosa, principalmente ropas. De las originales y de buena calidad y también de las otras, que también son de buena calidad, pero más baratas. Fuimos acompañados de Adriana, la hija mayor de nuestra amiga Patty. Si bien no es estrictamente necesario ir acompañado, nos fue de ayuda alguien que nos de los tips básicos para movernos por esa zona: estar atentos a las pertenencias, negociar los precios y seguir buscando que siempre hay algo mejor y más barato.

Nosotros llegamos en Metro, nos bajamos en la estación Arriola, caminamos hasta la Avenida México, doblamos y caminamos hasta la calle Gamarra, que da nombre a la zona comercial.

Morro Solar

Debemos reconocer que no habíamos escuchado sobre este lugar hasta que Leyling, nuestra anfitriona de Airbn nos invitó un domingo a pasear con ella. Si bien se puede ir en transporte público, nosotros fuimos en auto hasta el distrito de Chorrillos, en donde queda este lugar que no es tan turístico pero no por eso es menos interesante. Lo curioso es que el morro se ve desde cualquier punto de la costa limeña, pero nosotros no sabíamos que ese morro tenía un nombre y una entidad propia. Bajamos del auto, cerca del nivel del mar y subimos por unas escaleras bastante amigables durante 15 minutos.

El Morro Solar en realidad consta de una serie de elevaciones que bordean el pacífico y nos regalaron, pese a la bruma, unas vistas de Lima únicas. Únicas porque el Morro Solar está en una saliente de la tierra sobre el mar (por eso se ve desde cualquier punto de la costa), por lo que vimos Lima como si estuviéramos en el mar.

Lugares para visitar en Lima: Morro Solar
Acá, también se nos nubló.

También tiene la particularidad de haber sido uno de los escenarios en donde se libró la Guerra del Pacífico entre Chile, Perú y Bolivia, por lo que tiene un gran valor histórico y emocional para los peruanos.

En el morro hay un cristo, una cruz gigante (demasiado catolicismo para nuestro gusto), un monumento por la guerra, un planetario, un restaurant y mucho espacio para caminar e ir buscando diferentes vistas del pacífico y de la ciudad. Si bien no es un imperdible, si tienen algún tiempo (2  horas) es uno de los lugares para visitar en Lima que recomendamos.

El Callao

Los fundamentalistas de los mapas podrán decirnos que El Callao, no es parte de Lima. Y tendrán razón. Técnicamente El Callao es una ciudad que no pertenece a la Provincia de Lima, sino que pertenece a la Provincia constitucional de El Callao.

Decidimos incluirlo en este repaso de lugares a visitar en Lima debido a que por su cercanía es un punto muy interesante para conocer. Antiguamente era el Puerto de Lima, pero tomó tal dimensión que se separó administrativamente.

Existen buses que regularmente van desde ciertos puntos de Lima hacia El Callao. Nosotros tomamos uno en la zona de San Isidro y luego de 45 minutos y haciendo un cambio de bus en el medio llegamos a La Punta. Es uno de los distritos de El Callao y tiene la particularidad de ser literalmente una punta que divide el mar. Es ideal para recorrer a pie sus calles con una arquitectura particular y malecones de ambos lados de la punta. De ahí nos fuimos caminando unos 20 minutos hacia el centro de El Callao, lo que turísticamente se conoce como el Callao Monumental. Ahí encontramos unas calles portuarias con mucha onda, que nos hizo acordar por momentos a La Boca en la Ciudad de Buenos Aires. Construcciones antiguas, algunas remodeladas y otras a punto de caer, se combinan con espacios culturales y artísticos, todos llenos de colores, música y bohemia. Bodegones y cantinas para comer no faltan. Recomendamos darse una vuelta por la galería de nuestro colega Arturo Bullard que expone sus fotos de viaje.

Lugares para visitar en Lima: El Callao
Callao, con onda y bohemio.

Pegado a la zona del Callao Monumental está el Real San Felipe. Un fuerte amurallado que fue fundamental para la independencia de Perú. Nosotros pagamos la visita guiada y estuvimos dos horas recorriendo los pasadizos, celdas, escaleras y recovecos del fuerte. También subimos a su torre desde donde se ve claramente la geografía del El Callao.

Hicimos todo esto en un día, yendo y viniendo desde Lima. Nos hubiese gustado dedicarle un tiempo más sobre todo para explorar con más detalles los distintos espacios del Callao Monumental.

Desde nuestra experiencia y subjetividad, estos son los más interesantes y atractivos lugares para visitar en Lima. Algunos nos gustaron más, otros nos gustaron menos. En todos nos trataron muy bien y encontramos ofertas gastronómicas muy ricas, pero eso es motivo de otro posteo.

Si les gustó la nota y los lugares para visitar en Lima y quieren conocer más de esta ciudad, no se pierdan nuestra galería de imágenes de Lima.

¿Estás planeando viajar a Lima? Preguntanos lo que quieras.
¿Fuiste a Lima y querés sumar algún lugar a nuestra recomendación? Dejanos un comentario
facebook-profile-picture

Acerca de Trayectorias

Somos Marian y Camu, novios, pareja, concubinos, convivientes y compañeros, entre otros rótulos que tenemos acumulados. Hace un tiempo estrenamos uno nuevo, el de viajeros. Luego de varios años juntos decidimos salir a emprender un estilo de vida en permanente movimiento.

¿Un comentario, una sugerencia, una reflexión? ¡Conversemos!

Close