Guía para recorrer la Carretera Austral

La Ruta 7 de Chile, internacionalmente conocida como la Carretera Austral, une Puerto Montt con Villa O´Higgins en un trayecto de 1200 km a través de la Patagonia Chilena. Muchos viajeros de todo el mundo quieren recorrer la Carretera Austral, que empieza en la Región de Los Lagos y atraviesa toda la Región de Aysén. Los libros de historia dicen que Augusto Pinochet la mandó a construir en 1976 por miedo al avance de los comunistas soviéticos en la región (¿?) y que durante más de 20 años los militares abrieron los caminos a pico y pala.

Nosotros nos embarcamos en un ferri hacia la Carretera Austral desde Puerto Montt a Puerto Chacabuco a través del Océano Pacífico entre fiordos y canales. Llegamos al corazón de la Carretera Austral, al kilómetro 610, y de ahí continuamos hacia el sur, por la mismísima Carretera Austral a pie, o mejor dicho, a dedo.

Durante poco más de 15 días no paramos de maravillarnos por una diversidad de paisajes asombrosa. Por algo está considerada una de las mejores rutas escénicas del mundo. Eso sí, para disfrutar al máximo el recorrido por la Carretera Austral es necesario contar con un plan y una organización precisa, principalmente porque las distancias de la Carretera Austral son largas, hay lugares de complejo acceso y el transporte entre los diferentes puntos no es del todo frecuente, sobre todo en temporada baja (de marzo a noviembre). Tener armado un itinerario de la Carretera Austral puede ser de mucha ayuda.

En este post volcamos toda la información acerca de cómo recorrer la Carretera Austral en su tramo sur, desde Coyhaique hasta Villa O´Higgins, a partir de lo que vivimos, de lo que leímos en las guías, mapas y folletos y pudimos contrastar y también todo lo que nos contaron los lugareños. Nosotros lo hicimos a principalmente a dedo, pero cruzamos mucha gente que hacía la Carretera Austral en moto, en bici o en vehículo.

Están los destinos que consideramos imperdibles, los posibles recorridos y también consejos para aprovechar al máximo el viaje.

Si, después de leer la nota, tenés preguntas específicas o tenés información para agregar, dejanos un comentario público abajo así completamos la Guía para recorrer la Carretera Austral entre todos. ?

 

Ahora sí, a recorrer la Carretera Austral.

El viaje inicial en Ferri: así empezamos a recorrer la Carretera Austral

Comenzar en barco desde Puerto Montt hacia Puerto Chacabuco es una buena opción para recorrer el Pacífico y apreciar el archipiélago de Chiloé y la Cordillera de los Andes desde el mar. El viaje en sí mismo es un espectáculo (Lo contamos en: Travesía en ferri hacia la Carretera Austral). Pero además nos permitió en 24 horas llegar a Coyhaique, un punto estratégico de la Carretera Austral por encontrarse en el punto medio.

Hacer esa primera mitad del trayecto por la carretera nos hubiese llevado mucho más tiempo, que no disponíamos. Evitamos hacer tres trayectos en ferri, cosa que puede ser un poco engorroso, sobre todo porque los cruces tienen distintas frecuencias. Obviamente, también fue así porque es la ruta que tiene Navimag hacia el sur y la que nos ofrecieron hacer por intercambio de difusión.

Lo mejor de esta opción que podés subir tu auto, uno alquilado, motos, lanchas, bicicletas -sin costo extra- y una vez en la Carretera decidir hacia dónde ir.

Si bien no fue nuestro caso, conocimos algunos viajeros que llegaron hasta Puerto Chacabuco para luego ir subiendo de regreso a Puerto Montt, así vivieron la experiencia de recorrer la zona en barco y también por la propia Carretera Austral. Es lo que se conoce como Ruta Bimodal, por todos los trayectos que tienen que hacerse en barco. Algunos puntos conocidos son: Chaitén, Villa Santa Lucía, Futaleufú y La Junta.

Nosotros preferimos ir hacia el sur de la Ruta 7, para llegar al punto más austral del camino.

La Carretera: estado de la ruta, transporte y hospedaje

Entramos a la Carretera Austral en Coyhaique. Desde ahí hasta Villa Cerro Castillo, 168 km, la ruta está pavimentada. En adelante, hasta Villa O´Higgins, el camino es de ripio consolidado.


¿Te gusta a Guía de la Carretera Austral? Te agradeceríamos que nos ayudes con un Me Gusta en la Fanpage. Así nos ayudás a seguir viajando y a seguir ayudando a otros viajeros con la información que compartimos. 🙂


A medida que nos dirigimos hacia el sur, el camino se va volviendo más complejo, no solo por el ripio sino también por lo angosto, los precipicios y las distancias entre cada pueblo. Esto implica, además de que hay que andar con cuidado, que los tiempos de viaje son mayores a lo que uno se imagina. Grande fue nuestra sorpresa cuando Google Maps nos indicó que nos llevaría nueve horas realizar un trayecto de 300 kilómetros. En ese caso Don Google exageró un poco, ya que lo hicimos en siete horas y media a dedo.

Hay varias maneras de recorrer la Carretera Austral y todas tienen su encanto. Nosotros hicimos casi todos los tramos a dedo (autostop) y es algo que recomendamos para quienes viajen sin fecha de vuelta y se animen a dejar su destino en manos de un chofer desconocido. Es una excelente manera de conocer a los pobladores, saber de qué trabajan, cómo viven, conversar sobre las problemáticas de la zona. Los patagones son muy amables aunque pueden ser un poco distantes, sobre todo ni bien uno los conoce. Además hay mucha gente que trabaja en las empresas que mantienen los caminos que siempre está dispuesta a llevarte. El porcentaje de levantada por auto que pasa debe ser de los más altos del mundo.

Para el autostop, se pone más difícil luego de llegar a Cochrane. Desde ahí a Caleta Tortel o Villa O´Higgins la frecuencia de autos es mucho menor. Sin exagerar, estamos hablando de un promedio de dos o tres autos por hora. Nos ha pasado de no conseguir que nadie nos lleve y tener que pedir a una vecina que nos preste su pasto para acampar. Nada grave.

Si bien existe transporte público entre la mayoría de los puntos de la carretera, la frecuencia no es la mejor -aunque de diciembre a marzo aumenta-; por lo que siempre hay que asegurarse de averiguar qué días y en qué horarios hay transporte. No estar bien informado puede suponer no poder moverse por un par de días. Incluso si van a hacer la carretera a dedo, es importante conocer los transportes para tener un plan B en caso de que no los levanten.

Desde ya que contar con auto (o moto) te da toda la autonomía necesaria para recorrer la Ruta 7 a gusto. Aunque con unos buenos consejos es mejor. Por ejemplo: que el auto sea alto y si es 4×4 mejor; para invierno es casi obligatorio por la escarcha y nieve. También hay que tener en cuenta que no hay gasolineras -estación de servicio para nosotros- en todos los puntos y que a veces en dónde hay se quedan sin combustible por la cantidad de turistas. Por esto recomiendan viajar con un bidón de reserva. Obviamente, para los que viajan en auto, un mapa rutero de la Carretera Austral es fundamental, incluso si llevan GPS que en determinados lugares puede perder la señal.

Otra recomendación: viajar de día. Los caminos (La Carretera Austral propiamente dicha y sus ramificaciones) están bien pero el ripio y los precipicios no son una buena combinación con la oscuridad, y menos para los temerosos (como Camu, que la pasó bastante mal en varios trayectos).

Respecto al hospedaje, nosotros intentamos hacer Couchsurfing en todos los puntos y en términos generales tuvimos éxito. Hay lugares como Tortel o Puerto Guadal en que solo hay un couch, por lo que deberán tener suerte para ser aceptados.

En caso de no encontrar hospedaje por esa vía, en todos los lugares hay opciones relativamente económicas -entre 6000 y 15.000 chilenos por persona-, en general de categoría residencial o familiar. El camping puede ser una buena opción si es que viajan entre diciembre y febrero. El resto del año dependerá del clima o de la valentía del viajero. Al ser una zona muy lluviosa es normal que caiga agua un par de veces al día. O nieve, como nos pasó en Villa O’ Higgins a mediados de noviembre.

Obviamente también hay opciones más lujosas de hospedaje, fundamentalmente los conocidos como “lodge”, donde se encargan de organizarte toda la estadía en la Patagonia. No olvidemos que la Patagonia es un destino muy requerido y visitado por viajeros de todo el mundo para realizar pesca, rafting, escalada y paseos en barco y hasta viajes en helicópteros.

Lo que queremos destacar es que el presupuesto para la Carretera Austral no necesita ser abultado. Hay muchas opciones para recorrerla con bajo, medio o alto presupuesto.

Es obvio que contar conectividad telefónica puede ser de mucha ayuda, tanto para coordinar hospedaje como transporte. Lo que hay que tener en cuenta es que solo las líneas de la compañía Entel tienen alcance en todos los pueblos. También es bueno saber que solo tendrán señal en las ciudades o pueblos, por lo que no cuenten con poder hacer llamados en la Carretera.

Coyhaique, el centro de la Carretera Austral

Coyhaique es la capital de la región de Aysén. Por eso, es la ciudad más grande y con más infraestructura que visitamos en la Carretera Austral. Ir a la oficina de turismo es un paso obligado, ya que es la más completa de la región y les pueden brindar información y apoyo para todo el recorrido de la carretera (hospedaje, transporte, estado de la ruta). También recomendamos realizar algunas compras allí porque todavía los precios no se encarecen tanto como hacia al sur. Además, puede ser una buena oportunidad para extraer dinero del cajero automático o cambiar moneda extranjera ya que luego es difícil tener esas opciones.

En relación al transporte, hay buses que salen tanto para el norte como para el sur aunque ninguna de las empresas recorre la totalidad de la Carretera. Hay que hacerla de a tramos. Para los que quieran alquilar autos, hay varias agencias -de las internacionales y locales- que ofrecen buenas promociones de acuerdo a la cantidad de días.

Más allá de las cuestiones burocráticas-administrativas, Coyhaique es un lugar interesante para visitar dos o tres días. Se encuentra en un valle circular abierto por lo que tiene lindas vistas para donde se mire.

El Cerro Mackay está a solo 2 km de la ciudad, por lo que algunos le dicen el guardián de Coyhaique. Llama la atención además de por su cercanía, por su forma. Tiene las laderas cortadas. Es un buen punto para aquellos que realizan escalada, entre los que claramente no nos encontramos nosotros. Más modestamente intentamos subir por un sendero a pie, pero como el acceso al cerro es por un terreno privado, no logramos que nos abran la tranquera y tuvimos que desistir. Años atrás el acceso estaba permitido y los distintos disturbios generados por los visitantes hicieron que el dueño cerrara el paso.

recorrer la Carretera Austral
Cerro Mackay. Una llamativa formación rocosa habitada por cóndores, águilas y halcones en el km 610.

Otro atractivo de Coyhaique es el Río Simpson que la atraviesa. A diferencia de la mayoría de los ríos, en lugar de estar a la altura de la ciudad, se encuentra en una quebrada, por lo que para verlo es necesario bajar varios metros hasta su cauce. Sobre el puente que lo cruza se puede ver la particular Piedra del Indio.

Si bien nosotros no llegamos a visitarlo, otro lugar recomendado es la Reserva Nacional Coyhaique que se encuentra a 10 minutos de la ciudad y desde donde se puede subir al Cerro Cinchao, además de recorrer distintos senderos para conocer la vegetación y fauna de la zona; por lo que es muy recomendada para recorrer en familia.

Reserva Nacional Cerro Castillo

Durante 64 km la Carretera Austral atraviesa esta reserva, conocida por el cerro con forma de castillo y por ser el punto estratégico para divisar al huemul, el ciervo más austral del mundo que lamentablemente está en peligro de extinción. Nosotros no tuvimos la suerte de verlo, así que lo consideramos casi un ser mitológico. Aunque muchas personas que nos cruzamos en el camino, nos mostraron fotos de familias enteras de huemules.

En la Reserva se puede hacer camping y hay varios senderos para hacer ascenso a las cumbres de los cerros. Aunque nosotros no nos detuvimos más que para sacar fotos, la reserva se disfruta de tan solo recorrerla arriba del auto.

En el km 700 de la Ruta 7, justo en el poblado de Villa Cerro Castillo, se termina el pavimento dando inicio al camino de ripio.

Al momento que pasamos nosotros (noviembre de 2015), la carretera se cerraba en esa zona de 14 a 18 por trabajos de ampliación con dinamita. Así que recomendamos estar siempre informados con Carabineros, ya que continuamente están haciendo trabajos para alisar el ripio, incorporar sal a los caminos para evitar el hielo y todo tipo  de mantenimiento.

recorrer la Carretera Austral - Cerro Castillo
Con 2318 msnm y una cima con forma muy particular, el Cerro Castillo obliga a hacer una parada para contemplarlo.

El impactante Lago General Carrera

El lago General Carrera es uno de los puntos salientes de la Carretera Austral. No solo es el lago más grande de Chile, y el segundo de Sudamérica, sino que sus colores -en la gama de los azules, turquesas y celestes- son únicos. El lago, compartido con Argentina con el nombre de Buenos Aires, es bordeado por la Ruta 7 a lo largo de 70 km.

Frente al lago General Carrera se encuentra Puerto Río Tranquilo, lugar clave para parar e ir a visitar las Capillas de Mármol. Estas formaciones que están en las orillas del lago, pero que no se ven desde la carretera son algo único de ver. El color del mármol refleja los azules y turquesa del lago. Describirlas en palabras es muy complicado por lo que ver directamente las fotos es mejor para entender lo que decimos.

Una recomendación es ir a las Capillas lo más temprano posible ya que el clima suele estar despejado y el lago sin mucho oleaje. Después puede complicarse. Nosotros dormimos una noche en el camping del pueblo para al día siguiente temprano hacer la excursión en lancha por un valor de 10.000 pesos chilenos cada uno, aunque si hay más gente el costo puede llegar a 7000. Realmente es una excursión recomendada. Hay agencias que hacen el mismo recorrido en kayak; obviamente esta opción es más costosa.

No es imprescindible dormir en el pueblo aunque a veces no queda otra, por la hora en la que llegamos en auto o porque los buses solo pasan al mediodía. En ese caso, hay opciones para pasar la noche desde en un camping hasta hoteles con restaurante, un supermercado y estación de servicio.

Puerto Río Tranquilo también es el punto para conectar con el camino que lleva hacia Bahía Exploradores y la laguna San Rafael. Son 52 kilómetros al oeste hasta llegar al mirador del glaciar Exploradores. Para visitarlo, se pueden contratar excursiones desde el pueblo.

Continuando hacia el sur por la Carretera se llega al desagüe del Lago General Carrera. Ese punto es conocido como el cruce El Maitén. Allí aparece una bifurcación que permite ir a Puerto Guadal y Chile Chico, bordeando el lago. Nosotros pasamos algunos días de mucha tranquilidad en Puerto Guadal, un pueblo pequeño a orillas del lago. Chile Chico es la ciudad fronteriza con la localidad argentina Los Antiguos, una opción para los que quieran seguir por la mítica Ruta 40.

Además de los colores del Lago General Carrera y la imponente Cordillera de los Andes, llama la atención ver en la laderas de los cerros y montañas, cientos de árboles quemados. Varios lugareños nos comentaron que son los restos de una quema de bosque nativo que realizaron los colonos durante más de 50 años para asentarse en la región a fines del Siglo XIX y principios del XX. Uno de los que nos levantó a dedo nos dijo: “El gobierno de Chile ofrecía la tierra a quien la dejara limpia. Limpia era sacarle toda la vegetación que tenía”.

Desde el cruce El Maitén por la Carretera Austral, se llega a Puerto Bertrand en el km  890.

Lago Bertrand y Río Becker, las aguas más verdes de chile

Puerto Bertrand es un punto de la Carretera Austral muy turístico. Por un lado, debido a la belleza de las aguas turquesas del Lago Bertrand, que luego dan origen al Río Baker. Por otro lado, muchos turistas son atraídos por el Río Baker que es un gran lugar para realizar rafting y pesca deportiva.

Nosotros no dormimos allí, pero hay varias alternativas para hacerlo, desde camping hasta costosas cabañas y hosterías, fundamentalmente en los alrededores del pueblo.  En caso de que estén de paso, pueden tomarse unos mates en las playas del lago y seguir viaje.

lago bertrand - recorrer la Carretera Austral

A pocos metros de Puerto Bertrand comienza el Río Baker, el más caudaloso de Chile. Sin embargo lo más impresionante del río no es su caudal, sino su color. Sin dudas, es el río más verde que vimos en nuestras vidas. Un verde que uno espera ver más en el mar Caribe que en un río. Incluso estando todo el cielo nublado el color del Baker no cambia.

Al costado de la Carretera Austral, entre Puerto Bertrand y Cochrane, el Río Baker se junta con el Nef formando un salto impactante por la potencia y el color de las aguas. Para ver esa confluencia es necesario parar en un mirador y bajar del vehículo, para asomarse, ya que no se ve fácilmente desde el camino. El mirador no está indicado y se encuentra 37 km antes de llegar a Cochrane.

recorrer la Carretera Austral - Confluencia del Río Nef con el Río Baker.
Confluencia del Río Nef con el Río Baker.

El Río Baker nos acompañó desde Puerto Bertrand hasta Caleta Tortel, punto en el que desemboca en el mar. A veces se esconde un poco y otras decora el paisaje de un verde claro, que junto con el verde oscuro de los árboles hace que no puedas parar de mirarlo.

Cochrane

Hasta allí, la Carretera Austral es poblada. En adelante, es pura desolación. Cochrane es un punto estratégico para volver a cargar combustible, pasar por el cajero automático y un supermercado.

Dormir ahí es un paso obligado para llegar a O’ Higgins, ya que por los horarios de cruce del ferri es imposible venir manejando desde otro lado. Lo mismo si uno viaja en bus porque todas las empresas salen por la mañana. Hay camping, opciones de hospedaje familiar y tres restaurantes.

De Cochrane hacia el sur, el paisaje se hace mucho más tupido por la presencia del famoso ciprés de las Guaitecas. No somos especialistas, pero en la zona es un tipo de árbol representativo por ser la fuente de trabajo de los balseros que transportan esta madera por el Río Baker hasta su desembocadura en el Pacífico. Allí la Armada Chilena las transporta por el océano hasta Punta Arenas.

Las pasarelas de Caleta Tortel

Caleta Tortel, bien conocido como el pueblo sin calles, está construido sobre un pequeño cerro, a las orillas del océano Pacífico justo en el delta del Río Baker. A 100 kilómetros al sur de Cochrane por la Carretera Austral se abre el camino hacia Caleta Tortel. Los 20 km desde la bifurcación hasta el poblado se inauguraron en 2003, por lo que hasta ese momento solo se accedía navegando el Baker.

En “Tortel Alto” deben quedar los autos. El resto del paseo será a pie, o en barco. La construcción de calles entre  la montaña y el mar es imposible, por lo que existe una red de pasarelas hechas en madera de ciprés que le dan un toque muy particular. Recorrer las pasarelas da la sensación de “caminar” por el mar.

Una calle de Tortel - Recorrer la Carretera Austral
Una calle de Tortel

Dormir el Tortel es una experiencia muy recomendable, ya que la tranquilidad del mar y del pueblo, sumado a algunas luces y un cielo estrellado dan una sensación de paz inigualable. Eso sí, a la noche, aunque sea primavera o verano hay que abrigarse mucho.

Durante el día, además de caminar por las pasarelas, caminamos durante aproximadamente una hora por un sendero hacia la cima del Cerro Bandera. Desde ahí se puede apreciar perfectamente la desembocadura del Baker en el mar, el Océano Pacífico, sus fiordos y canales, la Cordillera de los Andes y el pueblo de Tortel. Como si eso fuera poco, mientras tomábamos mate contemplando ese paisaje, un inmenso cóndor se hizo presente.

caleta_trotel
El Océano Pacífico entra hasta la caleta. Atrás los fiordos.

Si pueden dedicar algún tiempo más en Tortel se puede hacer alguna excursión -nada económica- hacia algún glaciar como el Jorge Montt o el Steffen o un paseo en lancha hasta la Isla de los Muertos.

¿Les llama la atención las pasarelas de Tortel? No se pierdan este video timelapse que hicimos después de caminar por todas la pasarelas.

El fin de la Carretera Austral: Villa O’ Higgins

Villa O’ Higgins es el punto en donde se termina de recorrer la Carretera Austral. Eso le da un marco muy especial. Llegar no nos fue del todo fácil y ni bien pisamos el pueblo nos invadió una sensación de gran satisfacción.

Nieve de noviembre en Villa O' Higgins - Recorrer la Carretera Austral
Nieve de noviembre en Villa O’ Higgins

Se puede llegar en bus desde Cochrane, pero eso implica saltearse Tortel, algo que no recomendamos. Entonces, nosotros que estábamos en Caleta Tortel salimos directo para Villa O’ Higgins. Eso presentó dos complicaciones.

La primera es que no hay transporte público directo entre los dos puntos. La segunda es que para llegar a Villa O´Higgins es necesario realizar un cruce de 45 minutos en ferri desde Puerto Río Bravo hacia Puerto Yungay. Ese cruce se realiza tres veces por día durante el verano y dos durante el resto del año.

Teniendo en cuenta eso, lo que tuvimos que hacer fue tomar un bus con destino a Cochrane y bajarnos cuando el camino a Tortel se une con la Carretera Austral. Desde ahí hicimos dedo esperando que alguien nos levante antes del horario de los ferris.

Durante la primera hora y media no pasaron vehículos, cosa que nos inquietó un poco. Afortunadamente el primer camión que pasó nos levantó y, luego de un viaje divertido en el que cinco personas compartimos una cabina, llegamos a la villa.

Camino al fin de la Carretera Austral
Camino al fin de la Carretera Austral

O’Higgins es un pueblo de 600 habitantes en pleno crecimiento desde su fundación en 1966. Todos coinciden en que el gobierno de Chile mandó a poblar la zona por una cuestión de soberanía en esas tierras donde los límites con Argentina estaban difusos .por decirlo de alguna manera. Aunque los últimos 102 km hasta el pueblo fueron habilitados a principios del Siglo XXI.

Se hace llamar la “Capital de los glaciares patagónicos” por ser punto de acceso a los campos de hielo sur.  Desde allí se puede salir en barco hacia el glaciar O’Higgins, uno de los cuatro más grandes de la Patagonia y también se puede cruzar a Argentina y luego de un viaje en barco llegar a El Chaltén.

La excursión al glaciar es muy costosa para nuestro presupuesto (90.000 chilenos) y además en temporada baja solo se hace los días sábados. Unos amigos vascos que nos hicimos en la ruta hicieron la excursión y las fotos que nos mostraron son impresionantes. Para los que viajan más barato, como nosotros, recomendamos un par de caminatas y paseos de nulo costo.

Se puede cruzar Argentina a ver el lago San Martín (del lado Chileno es el lago O’ Higgings). Para eso deben dirigirse a Carabineros y solicitar la salida. Luego de una hora de caminata y de hacer los trámites migratorios necesarios para ingresar a Argentina, se puede acceder a una playa muy amplia para descansar y disfrutar de una paz inigualable. Una pequeña embarcación abandonada en la costa le aporta un toque atractivo.

En tierras argentinas
En tierras argentinas

Desde al pueblo, sugerimos subir al cerro mirador y, para los más aventureros, está la opción de realizar un sendero 10 km para ver el Glaciar Río Mosco. Este toma unas 5 o 6 horas por lo que hay un refugio habilitado para pasar la noche.

En la villa hay gasolinera, dos campings con muy buenas instalaciones y opción de habitaciones compartidas tipo hostel y hospedajes familiares económicos. Solía haber internet gratuita en todo el pueblo pero desde mediados de 2015 no funciona. Una opción para tener conexión a internet es dirigirse a la Biblioteca Municipal donde funciona el sistema gratuito BiblioRedes.

En el kilómetro 1240, 4 km más al sur del pueblo y justo frente al lago, se termina la Ruta 7, es el exacto punto en donde termina la Carretera Austral. De allí al sur de Chile no hay más conexión por tierra. Las complicaciones logísticas y la belleza natural junto a la historia de la región y de la misma construcción de la Carretera Austral la vuelven un destino único.

recorrer la Carretera Austral
El último pueblo de la Carretera Austral

Bonus track

Desde Coyhaique hacia el norte, nosotros solo conocimos Puerto Cisnes -totalmente obviable en el recorrido- y el Parque Nacional Queulat, imperdible por el famoso glaciar Ventisquero Colgante. Pero todos los detalles lo pueden leer en la nota completa Visita al Ventisquero Colgante“.


¿Te gusta la Guía de la Carretera Austral? Te agradeceríamos que nos ayudes con un Me Gusta en la Fanpage. Así nos ayudás a seguir viajando y a seguir ayudando a otros viajeros con la información que compartimos. 🙂


¿Querés ver todas las imágenes que tomamos al recorrer la Carretera Austral? Entrá a la galería desde acá >>

 

 Esta publicación está patrocinada. Es una de las formas que usamos para viajar: mencionar una marca, empresa u organismo a cambio de un producto/servicio/remuneración. Todo lo que escribimos es subjetivo, está basado en nuestra experiencia y redactado con mucho ♥.

facebook-profile-picture

Acerca de Trayectorias

Somos Marian y Camu, novios, pareja, concubinos, convivientes y compañeros, entre otros rótulos que tenemos acumulados. Hace un tiempo estrenamos uno nuevo, el de viajeros. Luego de varios años juntos decidimos salir a emprender un estilo de vida en permanente movimiento.

¿Un comentario, una sugerencia, una reflexión? ¡Conversemos!

Close