Destinos turísticos: ¿Contratar un tour o viajar por cuenta propia?

No hay dudas de que en todos los destinos turísticos hay variedad de opciones para conocer los grandes atractivos que convierten a esos lugares en mundialmente famosos. En nuestro itinerario por Sudamérica hemos visitado varios lugares que entran en esa categoría: El Calafate en Argentina, la Isla de Pascua en Chile, el Camino del Inca en Perú, el Salar de Uyuni en Bolivia, los Lençóis Maranhenses en Brasil y Cartagena de Indias en Colombia.

Luego de todas estas experiencias en grandes destinos turísticos, sentimos que podemos aportar algunos consejos para viajar a estos lugares tan famosos y encontrar la mejor forma de visitarlos, sea con excursiones o por cuenta propia.

Destinos turísticos: Rio de Janeiro
Rio de Janeiro. Sin palabras.

Excursiones con agencias o de manera independiente

Lo primero que queremos decir es que no conviene reservar tours o excursiones con anticipación; siempre termina siendo más caro. Entendemos que depende el destino turístico elegido y la época en la que uno va a viajar, nos puede surgir la incertidumbre si va a quedar cupos para hacer lo que querramos. A nosotros nunca nos pasó de quedarnos sin lugar para hacer algo. Y las veces que lo reservamos (y pagamos) anticipadamente, impulsados por ese temor, nos terminó saliendo más caro.

Pero si sos de las personas a las que le gusta tener todo planificado con anticipación y asegurarte lugar -independientemente de lo que cueste-, te recomendamos igualmente negociar con la agencia con la que decidas reservas y tratar de hacer todo con la misma empresa y así conseguir descuentos.

Una vez en el lugar, hay que negociar todo. Las agencias de turismo locales suben los precios para sacar el mayor margen posible de ganancia y dar la comisión para el vendedor (que está en la calle o en los hospedajes) y a nosotros nos ven la cara de turistas. Por lo que lo mejor es tomarse la molestia de ir hasta las agencias y negociar y mejor si van con otras personas que quieran hacer la misma excursión porque mientras antes llenen las vacantes, para los operadores es mejor.

En general las excursiones son muy esquemáticas, lo que las hace un poco aburridas. Pero para alguien que tiene poco tiempo o no confía en su sentido de la orientación, son una solución. También hay que tener en cuenta que las agencias autorizadas tienen que cumplir con reglamentaciones de seguridad que, aunque no le demos importancia, son fundamentales (chalecos salvavidas, cascos, indumentaria especial). Nos encanta viajar y conocer lugares increíbles pero no ponernos en riesgo por ahorrar algo de plata.

En Chapada Diamantina, hacer varias de las excursiones con una agencia fue lo ideal porque trasladarse de un punto a otro de la región es muy complicado. Además contar con un guía nos permitió conocer todos los rincones y cascadas, que suelen no estar señalizados.

Otro ejemplo es el famoso desierto de sal de Bolivia. Nosotros hicimos el tour de tres días por el Salar de Uyuni, en el que se recorre no sólo la parte del salar sino también gran parte de la reserva natural Eduardo Avaroa. Todos lugares accesibles solo con tour contratados en agencias. Hacer algo del estilo Dakar sería una inconciencia para cualquier viajero promedio.

En todos estos casos, el consejo para viajar con algo de organización previa es hacer una investigación en sitios como TripAdvisor para evaluar las agencias y su reputación y en blogs de viajes (?) para leer experiencias en primera persona.

Otra alternativa para conocer destinos turísticos es alquilar un auto. Nosotros siempre evaluamos esta opción. Solemos mirar las precios y promociones en sitios web como Alamo para tener una idea y comparar precios con lo que ofrecen las agencias o los pasajes de bus y colectivos locales.

Isla de Pascua.

Siempre que lo hicimos fue porque nos resultó más barato y nos permitió conocer más lugares que de otra forma. Lo hicimos en San Pedro de Atacama y conocimos más lugares en 48 horas que si lo hubiésemos hecho por agencia; en Río de Janeiro para ir a Buzios y Arraial do Cabo y optimizar el tiempo; en Isla de Pascua alquilamos junto a una pareja de franceses un jeep por 48hs que nos permitió, además de recorrer todo a nuestro ritmo, ir al amanecer en un punto estratégico de la isla. Con los autos sí hay que tener un poco más de previsión, porque en temporada alta las arrendadoras suelen quedarse sin disponibilidad.

Con respecto a las opciones de transporte público, lo mejor es consultar con las oficinas de atención al turista porque nos van a poder decir las combinaciones necesarias, cuánta plata nos va a terminar saliendo y en cuánto tiempo. Muchas veces pagando un poco más, conviene contratar una excursión que soluciona la logística o, en lugares como Bolivia, contratar un taxi particular que entre cuatro personas termina siendo muy accesible.

Para los más aventureros está la posibilidad de hacer dedo, ya que justamente en los lugares turísticos es donde más posibilidades vamos a tener de encontrar gente moviéndose hacia el mismo lugar que queremos ir nosotros. Nos pasó particularmente en la Carretera Austral.

En los casos que uno decida hacer los recorridos por cuenta propia, nos parece importante reflexionar sobre las condiciones de seguridad, para protegernos nosotros y al lugar. Muchos conocerán los casos de viajeros que sufrieron accidentes o, incluso, perdieron la vida, por tomar “caminos alternativos” a Machu Pichu o el caso de unos turistas que entraron a escondidas a pasar la noche y durmieron en lugares prohibidos de la ciudad Inca.

Como viajeros creemos que tenemos que ser responsables y respetuosos de los lugares a los que llegamos y de las reglas y recomendaciones que nos indican las autoridades. No todo está permitido para hacerlo de manera independiente. Nos pasó en uno de los parques de la Chapada Diamantina en los que no se puede ingresar sin un guía autorizado. También tuvimos que decidir cómo ingresar a la Minas de Potosí. Uno tienen la posibilidad de acercarse a los mineros, arreglar con ellos un precio e ingresar directamente con ellos. Te van a dar un casco y unos zapatos que usan ellos, pero sinceramente una vez adentro tomás noción de los peligros. Nosotros lo hicimos con una agencia autorizada y no nos arrepentimos.

En resumen, el consejo para recorrer los destinos turísticos es buscar compañeros para contratar los tours, alquilar un auto o contratar un taxista para abaratar los costos y combinar las distintas formas. Si los caminos están en buen estado podemos ir por nuestra cuenta y para aquellos puntos de difícil acceso, ir con alguien más experimentado.

En definitiva, las excursiones son una muy buena opción para quienes gustan de tener todo organizado sin tener que preocuparse nada más que de disfrutar. Moverse por cuenta propia requiere investigación y contrastar informaciones; es verdad que muchas veces se ahorra plata pero hay que evaluar todo el tiempo que se dedica en encontrar la forma de hacerlo de esa manera.

– Si estás pensando en viajar a algunos de los destinos turísticos en cualquier parte del mundo te recomendamos leer nuestros 5 consejos.

 

 Esta publicación tiene un enlace patrocinado. Después de escribir la nota, una agencia nos ofreció darnos una remuneración a cambio de incluir un link. Nosotros aceptamos porque consideramos que no afecta el sentido del artículo y nos ayuda a seguir con nuestro proyecto.

Notas Relacionadas

¿Un comentario, una sugerencia, una reflexión? ¡Conversemos!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡ESTAMOS TRABAJANDO EN UN NUEVO SITIO!

Estamos cambiando nuestro hogar digital y por eso puede ser que haya algunas secciones que no se ven tan bien como quisiéramos. Pronto terminaremos de ponerlo a punto y tendremos un nuevo sitio más atractivo y con más información. Suscribite así te enterás cuando esté terminado y todas las novedades de nuestra vida itinerante.