¿Por qué seguir confiando en los blogs de viajes?

En tiempos de tuiteros, instagrammers y youtubers queremos revalorizar los blogs de viajes y turismo como plataformas de comunicación. Aunque haya pasado el furor y aunque ya no suene tan cool hablar de los blogueros de viaje, estamos convencidos de que el blog de viajes como plataforma tiene características únicas que pueden ser muy útiles para aquellos que están pensando en un viaje, planificando sus vacaciones o simplemente les gusta leer sobre el tema.

Si todos alguna vez confiamos en un blog de viajes para informarnos o inspirarnos, en esta nota te vamos a decir por qué podés seguir confiando en los blogs de viajes y turismo.

Y si trabajás en turismo y estás pensando en una estrategia de comunicación turística profesional a mediano o largo plazo, dejanos decirte que los blogs de viajes pueden ser aliados fundamentales, justamente por el rol que cumplen en el momento de un armado de un viaje.

Historia y experiencia propia

Nuestra decisión de vivir viajando no fue de un día para el otro. Fueron un par de años intensos en los que fuimos aclarando nuestros pensamientos y sensaciones hasta tener claro lo que queríamos y cómo lo queríamos. Durante todo ese tiempo, leímos -o mejor dicho devoramos- todo tipo de blog de viajes. Queríamos saber cómo hacían otras personas para viajar como estilo de vida, para financiarse, para organizarse, para trabajar, para no extrañar tanto, para no volver frente al primer problema, para abaratar costos, para organizar sus proyectos. Todos los días leíamos algo y a la noche lo conversábamos. Así, empezamos a imaginar cómo podríamos hacer nuestro propio camino. Los blogs de viaje cumplieron un papel fundamental a la hora de no sentirnos solos. Nos dimos cuenta de que un montón de gente había pasado por un proceso similar al que nosotros estábamos pasando y eso nos daba contención. Hacía que no nos sintiéramos tan solos en un mundo que parecía funcionar de una forma distinta a la que nosotros queríamos.

Así fue que nos volvimos entre fanáticos y expertos en blog de viajes. Íbamos conociendo a sus autores, sus historias, su pasado, su presente, sus éxitos, sus frustraciones, los lugares que visitaban, sus estilos de viaje. Nos fijamos también en la redacción, en el estilo narrativo, en los formatos, en los diseños, en sus ideas para contar los viajes. Cuando comenzamos con nuestra vida itinerante, en 2015 no teníamos muchas certezas. Pero una de esas pocas era que queríamos tener un blog de viajes, queríamos “ser como” esos blogueros que estaban del otro lado mientras nosotros leíamos desesperadamente sentados en una oficina porteña. Si quieren conocer todos nuestros motivos, pueden leer “¿Por qué un blog de viajes?”.

blog de viajes y turismo
Y así es que vamos por el mundo trabajando en nuestro blog de viajes. Esta foto es en Alausí, Ecuador.

El blog de viajes, ese amigo del alma

Un poco antes de siquiera pensar en vivir viajando, allá por el 2012, decidimos ir de vacaciones a Cuba. Cuando pudimos arreglar en nuestros trabajos la fecha de vacaciones lo primero que hicimos fue sacar los pasajes y ponernos a pensar en cómo aprovechar al máximo nuestros 21 días. Si bien buscamos información en Internet, no era la que nos interesaba. Nosotros queríamos tratar de evitar recorrerla con tours y no hospedarnos en hoteles de 5 estrellas y la mayoría de la información que había en Internet era sobre agencias de viaje y hoteles all inclusive.

Viendo que no estaba fácil el armado del viaje nos animamos a escribir a una pareja de amigos, Laura y Guido, que sabíamos que habían estado en Cuba hacía poco tiempo. Decimos “nos animamos” porque si bien son amigos desde hace tiempo, no teníamos un trato diario ni una confianza extrema. Pero sí la suficiente como para confiar en sus recomendaciones viajeras.

A los pocos días nos invitaron a cenar. No recordamos el menú, pero sí nos acordamos de todo lo que nos contaron. Nos compartieron que se hospedaron en casas de familia (habilitadas como hospedaje turístico), comieron en los paladares (casas que abren sus puertas como restaurantes), tomaron jugos en la calle. Conversaron con desconocidos. Fueron a la casa de unas personas que encontraron en la calle y los ayudaron a reparar su computadora. Vieron cómo vivían y cómo era el día a día cubano -totalmente diferente al de Buenos Aires, por ejemplo-. Nos recomendaron cómo movernos en la isla y cómo hacer con la plata. Cuba maneja dos divisas y no es fácil de entender para el que no fue nunca. Nos marcaron lugares imperdibles y otros que podíamos evitar. Nos indicaron las distancias reales entre las ciudades, más allás de los kilómetros que marcan los mapas. Nos pusieron en contacto vía mail con quienes luego nos hospedaron en su casa. Nos transmitieron su sentimiento sobre el viaje que habían hecho.

En resumen, podrían haber escrito un enorme post con recomendaciones sobre Cuba, pero como no son blogueros, nos lo contaron cara a cara. Y nosotros, como los conocemos y sabemos sobre su estilo de vida y de viaje, confiamos en sus indicaciones. A partir de ahí fue muchísimo más fácil encarar el armado del viaje.

blog de viajes y turismo
Hasta acá llegamos con las recomendaciones de Laura y Guido

En este punto es en dónde empezamos a explicar por qué seguir confiando en un blog de viajes y turismo. Un bloguero de viajes es lo más parecido que puedo encontrar a un amigo que fue a un lugar al que yo quiero ir. Obviamente si es que no tengo un amigo que haya ido, la mejor opción es acudir a un blog de viajes.

Un bloguero de viajes es lo más parecido que puedo encontrar a un amigo que fue a un lugar al que yo quiero ir Clic para tuitear

Al igual que a un amigo, lo tengo que conocer, tengo que saber qué le gusta, qué no, qué estilo de vida y de viaje lleva, cuánto gasta, qué disfruta, qué le aburre.

Y sin ánimo de comparar, pero el blog de viajes me va a dar información que no solo es de primera mano, sino que además va a estar pensada para que la lea justamente una persona que está interesada en ese destino.

Si estás pensando en viajar a Cuba, tenemos mucha información para compartir. Algún día la pondremos en un post, pero mientras tanto escribinos que podemos compartirte todo lo que tenemos.

 

Características de un blog de viajes

A nuestro entender todo lo que un blog de viajes y turismo puede aportar a quién está en plan de organizar un viaje o una vacación tiene que ver con sus características principales.

Básicamente en un blog encontrarán información sobre distintas dimensiones de los viajes: destinos, transportes, hospedaje, gastronomía, cultura, historia, actividades, reflexiones. Pero esa información tiene características únicas de un blog de viajes:

Organizada

Cualquier blog tiene su información organizada bajo categorías o etiquetas. Así es más fácil buscar el tipo de información que uno necesita. Por ejemplo, más allá de los países, nosotros tenemos la categorías según el tipo de posteo, de Guías de Viaje hasta Reflexiones.

Jerarquizada

Además la información se organiza de forma jerárquica, es decir se pueden navegar según lo que el autor considera más importante o actual. Las posibilidades de navegación a través de menús o destacados sugieren la jerarquía de esa información. Obvio que es una estructura subjetiva de cada blog, pero justamente es una forma de conocer a quién está detrás y también de acceder a la información de forma más fácil.

Accesible

Puede ser consultada en cualquier momento de una forma muy accesible, ya que en sólo ingresando una palabra clave en el buscador del blog, o cliqueando en la categoría correspondiente, ya estaremos viendo lo que necesitamos.

Profunda

Al momento de producir un contenido para un blog no hay ninguna limitación ni restricción en relación a la cantidad de texto o de imágenes. Por eso cuando uno escribe un posteo no es necesario ahorrar en espacio, por lo que los contenidos pueden tener toda la profundidad necesaria para aclarar cualquier tema.

Acumulada y actualizada

Los contenido existentes en un blog de viajes están siempre disponibles una vez que son publicados. Una vez que el autor publica una nota, esta queda para siempre online -salvo que decida despublicarla, claro-, por lo que a lo largo del tiempo, si el blog tiene cierta regularidad en la publicación, vamos a encontrar mucha información acumulada. Y si el bloguero es considerado, probablemente cada tanto tiempo actualizará la información publicada para asegurarse de mantener la calidad se información.

Retroalimentada con los comentarios

Normalmente, sobre cualquier nota de un blog de viajes y turismo se pueden dejar comentarios, por lo que si uno se dedica a leer las consultas hechas y las respuestas, también encontrará información de primera mano de otras experiencias que complementa lo publicado por el autor.

Con acceso a más información

Un principio básico de Internet es la posibilidad de enlazar contenido entre sí. Por lo tanto un buen posteo de un blog de viajes podrá facilitarme acceso a diversos sitios en donde puedo seguir complementando la información sobre un destino. Así puedo acceder por ejemplo a una web para reservar hospedaje o consultar horarios de partidas de buses locales.

Sin costo

Y lo mejor de todo esto es que podés acceder a toda esta información sin pagar nada. ¿Loco, no? Algunos, los más grosos, te pueden llegar a pedir un mail a cambio de la lectura, pero en ningún caso vas a tener que pagar para leer un blog de viajes y turismo.

Hasta aquí estas son características “duras”, que tienen que ver con la plataforma y con las posibilidades técnicas de cualquier blog.

Pero además existen ciertas características que son más intangibles y probablemente sean los diferenciales de un blog.

Trabajo de autor

Detrás de todo blog de viajes existe un autor. Normalmente el autor comparte información sobre su perfil, su experiencia, sus gustos, su forma de viajar. Eso sumado a que en los posteos de un blog de viajes y turismo siempre hay opiniones y recomendaciones. Así el lector va conociendo al autor por lo que empieza a tomar sus escritos “como de quien vienen”. Es prácticamente impensado un blog de viajes en donde no hay visibilidad de quién es el autor. Incluso cuando una empresa de turismo desarrolla un blog, normalmente da visibilidad a los autores de los escritos. Además, en la mayoría de los casos, el autor de un blog es su dueño, por lo que el contenido escrito es suyo; a diferencia de lo que ocurre en las redes sociales, en donde los propietarios del contenido son grandes empresas que de un día para otro pueden cambiar todas las reglas de publicación y consumo y el contenido puede dejar de estar disponible.

La segmentación

Con el paso del tiempo, los blogs de viaje se fueron segmentando cada vez más. Esto es una ventaja para los lectores que van a encontrar contenido específico para su necesidad y que coincida con sus gustos viajeros. Siempre hay un blog para lo que necesito, sea viajar en familia, en pareja, solo, sola, en auto, en bicicleta, tomando muchos aviones, con animales, siendo veganos, de manera sostenible, con bajo presupuesto, como nómada digital, de mochilero, a países o zonas específicas, haciendo marketing turístico, siendo músico, artesano, o escritor. Una enumeración que podría ser infinita.

Sin fines comerciales

Esta característica diferencia al blog de viajes y turismo de cualquier sitio de una agencia de viajes, hotel u aerolínea. Incluso de los sitios oficiales de entes gubernamentales de turismo. En los blogs de viajes van a encontrar algo mucho más parecido a “la realidad” (con muchas comillas) que lo que encontrarán en cualquier otro sitio con interés en promocionar su destino o servicio.

Este punto es discutible e invitamos a que dejen sus comentarios para discutirlo, pero en general los blogs son creados no como un negocio, sino como un espacio para compartir experiencias reales en primera persona.

Y si bien puede existir una invitación o auspiciante de por medio, el contenido no se ve influenciado por esto -o no debería-.

Con el tiempo y a medida que el blog crece, requiere una inversión considerable en horas y dinero para su mantenimiento. Ahí es cuando aparece la publicidad, el patrocinio, las invitaciones, los canjes y algunos otros recursos para poder ganar algún billete que permita seguir adelante con el blog. (Ya escribiremos sobre esto)

En cualquier caso, el valor de un blog de viajes y turismo es su autenticidad y credibilidad por lo que escribir algo inexacto o recomendar un servicio solo por un fin comercial puede ser muy peligroso, porque puedo ganar algún dinero, pero si la recomendación no es auténtica, el lector lo notará y probablemente no nos lea más.

La relación con el lector siempre debe ser transparente, por lo que debe quedar claro cuando hay un auspicio o publicidad en algún contenido. De hecho, notarán en nuestras notas que aclaramos al final de cada una si es que hay algún tipo de relación comercial.

 

¿Cómo y cuándo accedo a un blog de viajes y turismo?

Aquí tenemos quizás la ventaja principal de un blog de viajes por sobre cualquier otro canal o red social. En un blog uno accede al contenido que busca cuando quiere. En las redes sociales esto no es tan así. Imaginen estar buscando información sobre un destino específico, pongamos Cuba por ejemplo. ¿Qué chances hay de que su instagrammer de cabecera esté publicando información sobre Cuba cuando ustedes la necesitan?. Las chances son pocas. Es sabido que buscar en las redes sociales es engorroso. Hay tanta información en tiempo real, que si mi instagrammer favorito fue a Cuba hace un año, difícilmente pueda dar con lo que haya publicado. Ni hablar si lo publicó en una historia que quedó online solo 24 hs. En facebook pasa lo mismo, más en tiempo de algoritmos que ni siquiera muestran toda la información de mis amigos o fanpages “likeadas”.

Volviendo a los blogs, para encontrar lo que busco, es tan simple como incluir mi búsqueda en google para que cientos de blogs respondan a mi inquietud. Incluso, si tengo algún blog de cabecera puedo buscar mi destino y si tiene algo publicado, fácilmente lo voy a encontrar con etiquetas, categorías o los propios buscadores de los blogs.

En definitiva nuestra respuesta a la pregunta “¿Por qué seguir confiando en los blogs de viajes?” es clara.

Resumidamente recomendamos confiar en los blogs de viaje porque me dan información de primera mano, en donde las experiencias son mucho más preponderantes que los productos o servicios y toda la información está organizada y siempre accesible. Encima quien lo escribe me cuenta su estilo de vida y/o viaje como para entender desde qué lugar me está dando esa información.

O dicho de otra forma, un blog de viajes me ofrece la misma información que me daría un amigo. Y si te pasa que lo que lees no te gusta, siempre se puede seguir leyendo hasta encontrar tu bloguero de confianza.

Ojalá si es la primera vez que nos leen, a partir de ahora, seamos sus blogueros de confianza. Los esperamos en nuestro Blog de Viajes 🙂.

La idea de escribir esta nota surgió luego de que dimos la charla ¿Por qué seguir confiando en un blog de viajes? en la Feria Internacional de Turismo de Buenos Aires 2018. Conocé nuestra participación en: FIT 2018: reflexiones de nuestra primera vez en una feria de turismo.  El blog de viajes para nosotros es una herramienta fundamental y es un tema que nos apasiona y nos parecía interesante escribirlo. ¿Te interesa el tema? ¿Sos lector de blogs de viajes y turismo? ¿Qué opinás? Dejanos tu comentario y seguimos el debate.

Notas Relacionadas

Comentarios (2)

Hola! Muy bueno el post, me dieron ganas de seguir leyéndolos. Los encontré por algún retwet…de las playas de Brasil. Espero algún día animarme y armar mi propio blog de viajes. Saludos!!!

Hola Diego, seguí leyéndonos nomás que acá estaremos tratando de hacer un buen blog de viajes. Gracias por la buena onda y adelante con tu blog. Contá con nosotros si podemos ayudarte con algo. Abrazos

Queremos leerte. Dejanos un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡ESTAMOS TRABAJANDO EN UN NUEVO SITIO!

Estamos cambiando nuestro hogar digital y por eso puede ser que haya algunas secciones que no se ven tan bien como quisiéramos. Pronto terminaremos de ponerlo a punto y tendremos un nuevo sitio más atractivo y con más información. Suscribite así te enterás cuando esté terminado y todas las novedades de nuestra vida itinerante.