15 cosas que nos sorprendieron como argentinos en Chile

Llegamos a Chile el 30 de mayo de 2015 y nos fuimos el 8 de enero de 2016. Los más de siete meses que pasamos en este gran país nos permitieron recorrer lugares y conocer personas fantásticas.

Después de siete meses podemos decir que vivimos en Chile, y así fue como nos sentimos, como dos argentinos viviendo en Chile. De norte a sur, convivimos con familias de todas las regiones y fuimos parte de la cotidianeidad chilena. Y en esa cotidianeidad, además de maravillarnos con los paisajes y alegrarnos con cada nuevo amigo, nos sorprendimos con pequeñas cosas -ni turísticas ni viajeras- relacionadas con el día a día, vinculadas a las costumbres. Porque lo cultural inevitablemente se ve atravesado por las fronteras políticas que imponen/moldean/condicionan/sugieren formas de vivir/hacer/pensar/sentir.

Cada una de las cosas que nos despertó curiosidad, fue motivo de investigación, análisis y reflexión, fue tema de conversación entre nosotros y con chilenos. Por eso intentamos explicitarlas y compartirlas. Nos encantaría saber cómo fue la experiencia de otros argentinos en Chile y que quienes vayan pongan atención en esos detalles que notamos nosotros.

Experiencia subjetiva de dos argentinos en Chile

Una advertencia obvia. Partimos de nuestro (pre) juicio e ignorancia de otras formas de vivir a parte de la que practicamos en nuestro micromundo bonaerense-porteño. Observaciones desde el más profundo sentido común, diría Bourdieu; por eso no es un análisis sociológico pero sí una manera de reflexionar acerca de por qué elegimos vivir de viaje: conocer otras formas de vida y cuestionarnos permanentemente la nuestra (la de antes y la de ahora). Pueden leer con más detalle por qué elegimos este estilo de vida itinerante en “5 motivos para viajar y no parar nunca más

De todas las cosas que nos sorprendieron durante nuestra estadía seleccionamos las 15 que probablemente sorprendan a muchos otros argentinos en Chile.


¿Te gusta lo que escribimos ? Te agradeceríamos que nos ayudes con un Me Gusta en la Fanpage. Así nos ayudás a seguir viajando y a seguir ayudando a otros viajeros con la información que compartimos

¡Gracias!


1- Los colectivos y la micro

Para un argentino un colectivo es un ómnibus que realiza recorridos (de corta y media distancia) dentro de un área. Es el transporte público interno de una ciudad o pueblo. El colectivo es famoso por ser uno de los “inventos argentinos”. Bueno… en Chile, el colectivo es otra cosa.

El primer chileno que nos recibió nos adelantó por mail: “Pueden tomar un colectivo para llegar a mi casa. Son como autos compartidos”. Al bajar de la terminal de buses salimos a la calle y paramos un colectivo. Un auto usualmente negro que hace un recorrido fijo y en el que viajan hasta cuatro personas que no necesariamente se conocen que pueden subir en cualquier parte del recorrido. Estos son identificados con número y tienen un costo fijo de usualmente 500 pesos chilenos (menos de un dólar).

Vale aclarar que además existen los taxis. Esos sí son autos que hacen el recorrido que uno pida y el valor está marcado en el taxímetro y el costo es considerablemente más alto.

Los colectivos son comunes en ciudades pequeñas como Coyhaique o medianas como La Serena o Valparaíso. No hemos visto colectivos en el centro de Santiago. Sin embargo, luego de publicar esta nota muchos lectores chilenos nos indicaron que en Santiago si hay colectivos.

Argentinos en Chile
Los colectivos chilenos con sus respectivos números y recorridos.

Entendemos que es un buen medio de transporte para ciudades en las que no sea económicamente rentable contar con buses que pasen frecuentemente por los mismos puntos. Sin embargo más de una vez al ver decenas de colectivos amontonados en una esquina nos preguntamos si realmente no es perjudicial para el tránsito. Nos llevó algunas semanas asimilar el término y usarlo con naturalidad.

Como si no bastara para confundirnos, a los pocos días nos enteramos que a nuestros colectivos (buses de recorridos cortos e internos) los llaman micro, que para los argentinos son los buses de larga distancia.

Para rematarla, nos llamó mucho más la atención que el artículo que usan delante de “micro” es “la” cuando nosotros decimos “el micro”.

(Nota: el corrector automático de Word quiere corregir “la micro” por “el micro” argumentando que “debe existir concordancia de género y número entre un nombre y los adjetivos y determinantes que lo acompañan”. Cómo le explicamos que los usos lingüísticos son mucho más complejos que las reglas).

En resumen, quienes viajen a Chile tienen que tener en cuenta que dentro de una ciudad se puede viajar en autos compartidos que llaman colectivos y en las ciudades más grandes existe además “la micro” que son buses internos de recorridos cortos (y que obviamente son colectivos porque viaja mucha gente).

2 – Te cobran hasta para hacer pis

Los baños públicos en Chile se pagan. En una terminal de buses o tren, en un patio de comidas o incluso hasta en un restaurant. Los sistemas más precarios cuentan con una mesa delante de la puerta y el cartel informando el costo. Los más sofisticados cuentan con molinetes y cabinas de cobro -estilo peaje-.

Entendemos que es una buena manera de mantener los baños limpios y también de poder invertir lo cobrado en mantenimiento. Sin embargo, nos dio bastante bronca en los casos en que los baños no estaban en condiciones o peor aún en los casos en los que uno paga un servicio o un producto y además tiene que pagar el baño; como por ejemplo en una estación de servicio (lugares que de por sí tienen los productos más caros que el promedio).

Nosotros estamos acostumbrados a dar una propina a cambio de un poco de papel higiénico pero nos cuesta recordar oportunidades en las que sea obligatorio el pago más allá de los lugares que reciben peregrinaciones religiosas y todos los comercios y muchas casas particulares que cuelgan un cartel informando que “alquilan el baño”.

En las terminales de buses en ciudades grandes, los baños tienen además el servicio de ducha. No utilizamos este servicio pero para los viajeros que muchas veces dormimos en las terminales es una buena opción.

Argentinos en Chile
Alguien espera que le vendan la bendita ficha para poder pasar al baño. Terminal de buses en La Serena.

Creemos que tiene que ver con el hecho de que en Chile el concepto de “lo público” viene acompañado siempre de un pago -como la educación o la salud- y que nos llamó tanto la atención porque para nosotros significa que es gratis o que está subsidiado/subvencionado por el Estado.

Siendo una necesidad tan básica la de ir al baño nos parece que en ciertos lugares no debería cobrarse.

3 – El servicio de mesa es gratis

Esto contrarresta el punto anterior. En todos los lugares en los que nos sentamos a comer jamás nos cobraron el “cubierto”, muy común en Argentina (y que según recordamos tenía valores ridículos).

Lo mejor es que eso no va en desmedro del servicio que suele ser generoso. En todos los lugares te ofrecen pan y pebre -salsa típica chilena- y los cubiertos vienen limpios; así que evidentemente al bachero le pagan.

Siempre que comimos en algún restaurant, desde lo más baratos y básicos comedores a los no tanto, solo pagamos lo consumido y la propina, que es del 10% y la incluyen dentro de la factura aunque uno puede elegir no pagarla.

4- Toman once

La primera tarde en Chile, la familia que nos hospedó nos preguntó si íbamos a tomar once con ellos. Fue más que una sorpresa cuando nos enteramos que en general los chilenos no tienen una comida nocturna estilo cena. De nuestro paso en otros países aprendimos que en Argentina el horario de la cena es muy tarde y con comida bastante pesada.

Pero en Chile directamente es otra cosa. Se toma once alrededor de las 19.30 h. La once es algo así como una merienda contundente que consiste en un té o café o jugo acompañado de pan con mantequilla, mermelada, palta, queso, jamón, huevo, tomate y algo dulce como un queque (en Argentina sería un budín) o una torta.

Su nombre viene del aguardiente. La tradición cuenta que en Chile, en época de ley seca, obviamente no se podía consumir alcohol y que al caer la noche era común que se dijera “vamos a tomar once” en alusión a la cantidad de letras del aguardiente.

Actualmente si bien no es lo más normal tomar alcohol en la once no falta oportunidad para agregarle un vino, una cerveza o un pisco sour.

Argentinos en Chile
Típica once chilena.

Los primeros meses nos sentábamos a tomar mate con nuestros amigos mientras ellos tomaban la once y un rato después, cenábamos nosotros. Luego de unos meses, éramos nosotros los que nos encargábamos de la once cocinando cosas especiales para compartir. Eso sí a las once de la noche estábamos muertos de hambre otra vez.



5- Democracia centralista

Los dos somos hijos de la democracia. Desde que tenemos 18 años votamos en cada elección orgullosos de que en Argentina consolidamos un sistema político sometido a la voluntad popular (sea esta cual fuera).

Por eso nos llamó la atención cuando nos enteramos que Chile no es un país federal. Como saben, los chilenos eligen presidente cada cuatro años (no existe la reelección). Lo que no sabíamos ni sospechábamos es que éste es el encargado de designar a las autoridades de cada región (lo que para nosotros son la provincias). El cargo es el de intendente y en definitiva es una persona de confianza del presidente de turno. De hecho, la ley dice que es un representante natural del presidente en ese territorio. Lo mismo ocurre con los gobernadores de las provincias.

Lo bueno es que desde 2013 los chilenos eligen (por votación directa) a los miembros del Consejo Regional, un órgano que fiscaliza las decisiones del intendente.

Es conclusión, la mayoría de las decisiones políticas del ámbito nacional y las que incumben a las regiones se toman indirectamente en Santiago, ya que las autoridades responden al ejecutivo nacional. Así que si la Argentina es centralista -y porteñista- a pesar del federalismo imagínense cómo es en Chile. Obviamente esto genera bastante disconformidad pero la mayoría de los chilenos está resignado.

6- Café polémico

Podemos afirmar que en Chile no hay cultura cafetera. Es muy difícil encontrar algún lugar en donde te sirvan un buen café. Es común sentarte en un bar o confitería y pedir un café y que te traigan agua caliente en una taza y un sobre(cito) de café instantáneo. Para dos argentinos amantes del desayuno a base de café con leche resulta indignante. Sólo en Valparaíso y Santiago encontramos lugares donde tomar un café “de cafetera”.

Argentinos en Chile
Esto te dan en una cafetería.

Su pasión y fanatismo por el té seguramente hace que el café sea una bebida secundaría. El té sí tiene otra reputación. En todas las casas que nos hospedamos tienen variedades de té y se puede tomar a toda hora; con la once por supuesto pero también con el almuerzo si hace frío.

Un dato color pero contundente es que en las vidrieras de la famosa cadena internacional de café se promociona el té.

7- El ají y… (la pmqlrp)

Es sabido que en México la comida es picante y que hay que cuidarse si uno no está acostumbrado. Lo que no sabíamos es que en Chile también se usa mucho picante.

El uso del merkén, una especia muy picante a base de ají seco y ahumado, sal y semillas de cilantro, en muchas de las comidas es una costumbre mapuche que se extendió a buena parte del país.

El pebre -la típica salsa hecha a base de cilantro, cebolla y tomate, condimentada con merkén- es uno de los ejemplos de que hay que estar atento, sobre todo si uno tiene el paladar sensible. Es muy común que en un restaurant, antes de los platos, te traigan pan con pebre. Lo bueno es que si la comida no es muy rica, de todas maneras después de comer un pebre con mucho merkén no te vas a dar cuenta.

Argentinos en Chile.
Pebre y Chancho en piedra. Uno más picante que el otro.

Con el correr de las semanas nos dimos cuenta que nos genera mucha alergia. No podemos comer pebre sin un paquete de pañuelitos de papel al lado. Sin embargo es súper adictivo y aunque todavía no tengas la bebida en la mesa no podés parar de comer.

También son de tomar bastante la famosa bebida mexicana michelada (cerveza con jugo de limón y sal) y al borde del vaso lo humedecen y le adhieren merkén. En este caso solo lo probamos una vez.

8- Palabras en pequeño

Nos llamó mucho la atención la cantidad de diminutivos que usan los chilenos, desde mujeres y niños hasta hombres maduros de los que uno no esperaría el “ito” al final de cada palabra. Algunos ejemplos clásicos son: “tecito”, “tomatito”, “chaito” (diminutivo de “chau”), “pollito”, “cabrito” (en referencia a los niños), “chelita” (cerveza), “pisquito”, “quesito” y así la lista es interminable.

La manera más tradicional de referirse a los jóvenes es directamente con un diminutivo: “chiquillos”. Una palabra que adoramos y la usamos cada vez que podíamos.

Tenemos que reconocer que aunque puede llegar a ser exasperante por no estar acostumbrados  nos encariñamos con los modismos chilenos así como con cada neologismo.

9- El no secador de piso

No existen los secadores de piso. O mejor dicho sí. Pero es muy diferente al que generalmente utilizábamos nosotros en Argentina y al que ya vimos en otros países, menos en Chile.

Lo que no existe es el instrumento de goma que funciona para dejar el piso sin agua, con el que nosotros lo escurrimos hasta casi dejarlo seco. En su lugar le ponen un trapo al escobillón, que pude ser cualquier trapo (como en cualquier parte del mundo) o el que ya viene listo con un agujero para pasar el palo. El trapo absorbe, pero si uno necesita mover el agua de una parte a otra se dificulta bastante.

Argentinos en Chile
Debajo de este trapo de piso muy top no hay un secador, hay un escobillón.

Este es uno de los casos en que nos volvemos un poco soberbios y pensamos que la forma argentina de secar el piso es mejor 😉

10- Empapelan la cocina

En nuestra estadía en casas de familia o en distintos tipos de hospedaje pago, vimos numerosas cocinas (el artefacto) en las que en la parte superior, en donde se encuentran las hornallas, les ponen papel aluminio.

Es una buena manera de proteger al artefacto, aunque definitivamente no queda bien y si no se cambia seguido junta muchos restos de comida ya que no es fácil de limpiar con un trapo. Aunque, analizándolo un poco mejor, es más difícil limpiar la superficie de las manchas de grasas y uno tarde más tiempo que tirando el papel sucio y poniendo uno nuevo.

Cuestión de gustos o cuestión de costumbres, nosotros preferiríamos no usarlo porque no nos gusta cómo queda y preferimos hacer un repaso diario para no dejar que la grasa se acumule.

Argentinos en Chile
Acá está recién empapelada e igualmente no nos gusta.

Obviamente, la industria desarrolló unas hojas de papel aluminio con un tamaño promedio de cocina con los agujeros en donde van las hornallas para ahorrar el trabajo a amas y amos de casa.

11- La mayonesa

En Chile encontramos un uso muy particular de la mayonesa. O simplemente distinto a nuestro uso frecuente.

Por un lado son grandes consumidores y utilizan ese aderezo en muchas de sus comidas más típicas. Por ejemplo: La papa-mayo, el sándwich ave-mayo, el completo (pancho con palta, mayonesa y chucrut). Es un aderezo que toma mucho más protagonismo en el nombre de la comida que en el caso de argentina: la ensalada rusa o la ensalada de papa y huevo en el 95% de los casos lleva mayonesa pero ni la nombramos.

Incluso le ponen a la carne o embutidos a la parrilla sin ningún tipo de vergüenza. Cosa que, para los argentinos, es casi un pecado.

Sin embargo, nunca lo incluyen como aderezo sobre la mesa en los restaurantes al paso. De hecho al pedir mayonesa muchas veces nos miraron mal y en otras nos traen en un plato unas cucharadas aunque la mostaza y el ketchup sí los tienen en los típicos recipientes de puesto de pancho.

12- Una parte de Chile queda en Oceanía

Este punto claramente se aprende mirando un mapa, pero nosotros tuvimos que ir a la Isla de Pascua (leé la nota) para darnos cuenta y reflexionar sobre lo que significa.

Debido a las extrañas divisiones políticas del mundo en diferentes Estados Naciones y a su vez en continentes que los agrupan resulta que la Isla de Pascua aunque forme parte de Chile no está en América sino en Oceanía. De hecho forma el triángulo polinésico junto con Nueva Zelanda y Hawái.

Argentinos en Chile.
Triángulo Polinesio

Aunque nuestro plan es estar en cada uno de los países del continente americano, sin querer pusimos nuestros pies en Oceanía y sin saber (hasta el momento que llegamos) estuvimos en la Polinesia.

13- Salud supermercadizada

Este tema seguramente es más complejo y excede a este análisis. De todas formas no dejó de sorprendernos cómo la salud en Chile tiene un sistema de pago similar al de un comercio común.

Como en Argentina existe un sistema de salud público que en caso de no tener ningún tipo de recursos igualmente brinda atención médica. De hecho en la Posta de Salud de San Pedro de Atacama, un pueblo rural, para hacer las curaciones del dedo gordo del pie de Mariano a veces nos cobraban una pequeña suma tipo “bono contribución” y otras nada.

Aunque, más allá de la cobertura (pública o privada) o plan que tenga cada uno nos llamó la atención ver en las clínicas y hospitales en que estuvimos (que lamentablemente no fueron tan pocos) un área de caja, en donde uno pasa después de atenderse a pagar lo “consumido” y un listado de precios según la especialidad y el día.

Así hemos visto boletas con ítems como “Atención profesional”, “Insumos”, Vendas y gasas”, “Medicamentos”.

14 – Bolseros en el supermercado (empaquetadores)

En Argentina es común en el sector de cajas de los supermercados haya algún joven ganándose una propina guardando lo comprado en bolsas o changos.

En Chile, esta situación está casi institucionalizada por lo que es normal en las grandes cadenas de supermercado ver un “ejército” de empaquetadores.

En general son jóvenes (y no tanto) que de manera organizada se encargan de empaquetar lo comprado en bolsas a cambio de propinas. Normalmente son llamados propineros y todos cuentan con uniforme e identificación.

Para asegurar la aleatoriedad del proceso, cada propinero “atiende” a una persona en la caja y luego va a una fila hasta que le toque nuevamente su turno.

Lo ganado está destinado a pagar la universidad y la cantidad de horas y el horario es flexible, justamente para que puedan acomodarse a sus estudios. Esto está gestionado por el supermercado y para permitir el ingreso al “ejército” los jóvenes tienen que llevar sus certificados de estudio.

Por un lado nos parece bien que exista esta manera de que los estudiantes solventes sus carreras, ya que en Chile son muy caras y recién a fines de 2015 se sancionó la gratuidad para la educación superior. De hecho, es muy común endeudarse para pagar la universidad. Por eso para los chilenos es común dar una moneda a esos chicos porque entienden la situación.

Sin embargo nos parece que dan un servicio que realmente no es necesario pero al mismo tiempo es difícil de rechazar ya que no hay una consulta y los empaquetadores comienzan su labor ni bien los primeros productos pasan por el lector de código de barras. Obviamente está la opción de no dar propina pero implica un desprecio y rudeza al chico que está trabajando por su único ingreso. En todo caso el principal interesado en acelerar los tiempos de la caja es el supermercado y en ese caso ellos deberían cubrir ese costo que impacta directamente en su mayor cantidad de ventas y no aporta nada al consumidor final.

Conocimos algunas personas que en algún momento hicieron este trabajo y nos contaron que les servía mucho porque al fin del día juntaban buena plata y porque se combinaba perfecto con la jornada de estudio, que en general es de muchas horas al día y de todos los días porque necesitan terminar sus carreras en el menor tiempo posible.

15- ¿Quién soltó a los perros?

Las primeras horas en territorio chileno las pasamos en una terminal de buses de Santiago. Estuvimos en patios de comidas, pasillos, plataformas de embarque y en todos lados nos cruzábamos uno o dos perros al mismo tiempo.

Después de siete meses en el país, podemos decir que es una problemática seria el tema de los perros callejeros. En las ciudades grandes, en cada esquina se juntan grupos de perros a ladrar a autos y motos. En los pueblos, parece que es mayor la población canina que la juvenil. Hasta en Isla de Pascua, en el medio del Océano Pacífico, nos topamos con jaurías de más de cinco miembros deambulando por las calles.

No solo a nosotros nos llamó la atención, varias veces vimos en los noticieros que tratan este tema como algo a resolver por las autoridades pero que nadie se hace cargo. Obviamente además de implementar una campaña para la esterilización es necesario el compromiso de la gente. Más de una vez vimos a perros escaparse de sus casas a pasear y a hacer sus necesidades biológicas sin la compañía de sus dueños.

Perros sueltos paseando por Coquimbo.
Perros sueltos paseando por Coquimbo.

¿Te gusta lo que escribimos ? Te agradeceríamos que nos ayudes con un Me Gusta en la Fanpage. Así nos ayudás a seguir viajando y a seguir ayudando a otros viajeros con la información que compartimos
¡Gracias!


En nuestro recorrido por Chile, desde la Carretera Austral hasta San Pedro de Atacama, nos encantó sorprendernos con estas cosas, observarlas, investigarlas, analizarlas y jugar a elaborar hipótesis para explicarlas. Incluso algunas las costumbres y formas de vivir la cotidianeidad las incorporamos a nuestra vida, otras no logramos entenderlas ni las entenderemos. Además fue uno de los países que más nostalgia nos generó al dejarlo.

Acá dejamos un video con los paisajes que más nos sorprendieron como argentinos en Chile.

En definitiva son las cosas que, siendo argentinos, nos sorprendieron de Chile. ¿Ustedes conocen Chile? ¿Qué cosas les llamó la atención como argentinos en Chile?

¡Esperamos sus comentarios!

Acá pueden disfrutar de todas las imágenes de Chile >>

Si querés leer más de la experiencia de dos argentinos en Chile podés leer sobre nuestras aventuras en el Santuario el Cañi o en el Ventisquero Colgante Queulat, o nuestra travesía en Ferri hacia la patagonia chilena o cuando estuvimos en Isla de Pascua.

Notas Relacionadas

Comentarios (107)

Hola muy bueno su Block.

quería hacer un comentario sobre la once, se dice popularmente que es por el aguardiente pero en realidad es por la costumbre que trajeron los ingleses que llegaron muchos a nuestros puertos, y fueron los culpables de tomar el te, allá en UK se toma la Eleven que es la hora del te en la mañana acá se cambio y quedo como ONCEs pero en la tarde.

saludos chicos!!

Gracias Marcelo por tomarte el tiempo de compartir esta versión de la historia -que entendemos es la que más se corresponde con lo que pasó-. Sabemos que las dos circulan al mismo tiempo, y eso hace todo más fascinante para nosotros. Sea como sea, es una costumbre que amamos y adoptamos. ¡Abrazos!

hola capaz ustedeme me ayuden!! soy argentino con doble nacionalidad chilena. nos queremos ir a vivir a chile. soy tecnico mecanico, mi mujer maestra jardinera y tenemos dos nenas. cuanto es lo necesario para vivir alquilando alla, cuanto hay q ganar?? que zona me recomiendan para vivir en santiago??? algo que sea seguro, con trasporte cerca y barato. se q son muchas cosas pero la verdad me ayudarian con su experiencia

Pedro! Soy un pendejo de Bahia Blanca que está hace 2 años en Chile (Yo vivo en Rancagua, a 1 hora de Santiago) viviendo solo y quiero darte algunas recomendaciones (Ojalá que lo leas)
Primero, si estás casado con tu Señora, haz los trámites legales para la doble nacionalidad de ella y tus hijas porque el Presidente está extremadamente estricto con el ingreso de migrantes al país (Han llegado una bataola de Haitianos, Colombianos, Peruanos y Venezolanos)

Trae tus papeles de la escuela básica y media xq te los piden para todo, ya sea Carnet de conducir y trabajos.

Segundo,si estás acostumbrado a vivir en capital federal o gran Bs.As, te será fácil vivir en la capital ya q es muy chiquita (las “comunas”,llamadas localidades en Arg) Del norte son de algo ingreso económico. No recomendable vivir en puente alto xq es sector muy peligroso.

Acá,un sueldo mínimo son de 280.000$; unos 12.000$ argentinos pero, en promedio se paga unos 450.000 a 650.000$.

Alquiler, son caros, puede que te cueste hasta el 50% del sueldo según el Sector.

Acostumbrarse a los modismos es difícil xq hay palabras que acá son algo y allá otra, ej: “Ven luego” acá es que te apures. Y Ven Luego, allá es que te tomes todo tu tiempo en llegar.

Espero q te sirve, saludos.

Lucas, gracias por el aporte. Ojalá que Pedro lo lea. (Vamos a enviarle un correo para avisarle que le respondiste)
Abrazo a ambos.

Hola chicos, interesante tu visita y anecdotas de tu viaje por Chile , soy chileno y todos tus puntos sobre nuestro pais son como dices , pero igualmente cada zona agrega lo suyo ya sea norte-sur -centro-e isleño chiloe -isla de pascua eso es lo que los hace una nacion multicultural y atractiva para los visitantes que realmente recorran nuestro pais , en el norte su clima previligiado y sus playas no te fueron indiferente al igual que el hermoso altiplano que tenemos en comun con varias naciones , o por el centro del pais su cordillera que se muestra en su mayor magnitud en la capital de nuestro pais y sus valles cercanos , el sur de chile junto con sus lagos y rios y sus costas gelidas ademas de sus bosques que hacen de esta parte del pais uno de los lugares mas hermosos de la nacion , y nuestra patagonia que es un lugar unico con sus glaciares y campos de hielo junto ala octava maravilla del mundo natural TORRES DEL PAINE que hacen de este lugar, una de los imperdibles en la visita a nuestro pais ….
Me agrado mucho sus comentarios y ojala algun dia vuelvan a nuestro pais y recorran muchos mas lugares , que no solamente son popularmente conocidos , ya que en nuestro pais hay mucho mas para recorrer y agraguen experiencias a sus relatos de muchas mas costumbres y cosas del dia dia de nuestros compatriotas a lo largo de esta muy extensa franja de tierra llamada Chile . saludos y suerte en sus viajes.
PD:eso si para recorrerlo extensamente hay que andar con un camion con plata como se dice aca , jajajjajajajajajajaja ustedes ya saben lo caro que es Chile ,.. imaginense para nosotros jjajajjajajajajaj.. saludos

Felicitaciones por el viaje que realizaron, no sólo conociendo lugares sino también esa cultura tan rica de los países latinoamericanos. Soy chileno y amo Argentina, a la que vengo conociendo desde hace muchos años. En cada viaje, momento, y circunstancia es tan valioso reconocer esos detalles que configuran la identidad del otro, sus costumbres y tradiciones. Por eso, ojalá cada días más chilenos conozcan la Argentina y más argentinos conozcan Chile porque después de estar allí, aunque sea unos días, no puedes dejar de sentir ese especial cariño que se tiene por aquel a quien la vida te puso como vecino y porque soy un convencido de que viajar es el mejo antídoto contra la ignorancia, el nacionalismo (mal entendido) y tantos otras enfermedades sociales.

Una anécdota: hace dos años estando en Manhattan, recién llegado al hotel, entablé conversación con un señor en idioma ingles. Luego del típico where are you from? dejamos el ingles de lado pues uno era chileno y el otro un argentino cordobés. Como los dos viajamos solos, compartimos esos días en la caótica Nueva York y estoy seguro que caminando por esas avenidas, descubrimos que frente a los americanos y tantísimas otras culturas somos mucho mas parecidos de lo que creemos. Y frente a los americanos que nos veían charlar eramos simplemente “hispanos”. Hasta el día de hoy mantenemos esa amistad vía facebook y mi amigo argentino se convirtió en mi mejor partner en la bulliciosa NYC!

Qué buena historia..! me imagino ese encuentro y descubrimiento: soy cordoobeé! y yo soy shileno C.T.M. Je jé. Ciertamente entre pueblos hermanos siempre va a existir ese nacionalismo mal entendido. Claramente entre hermanos a veces hay peleas pero en el fondo nos queremos. Soy de Buenos Aires, hace tiempo tuve la oportunidad de viajar a Chile y me trataron re bien, conocí el hermoso sur, Pucón, Villa Rica, Osorno, Valdivia, qué maravilla de país. Arriba el sur! Un abrazo!

Jajajaja ¡Gracias por tu comentario! Como decís, en el fondo nos queremos. Tenemos mucho en común y nosotros también nos sentimos muy a gusto. ¡Abrazo!

Hola. Me encantó el blog. Me gustó esa onda amiga, hermana, tan típica de viajeros…

En todos los países que comparten frontera hay ciertas tensiones. “Que nosotros tenemos esto y ustedes no “, “que nosotros somos mejores en esto o lo otro”. Que es tan provinciano!

Sin embargo basta con sentarse a conversar y se descubre la fascinación y encanto de la diversidad.

Me gustó leer las diferencias que viste, el humor y tu delicadeza en no hacer notar las cosas que no te gustaron. Eso demuestra comprensión, cultura, y buena onda.

Un único comentario, y válido para todos nosotros los viajeros: a veces nuestra experiencia nos hace generalizar. En Chile hay familias que cenan, muchas, y hay familias que sólo toman once, muchas . Cuestión de organización doméstica. De forma que no pierdan la esperanza argentinos de que sean invitados a cenar a alguna casa. ?

Un abrazo grande y… Vuelvan por favor!

Che! me encantaron sus impresiones. No sé como llegué hasta acá jeje. Bueno, la verdad es que quiero harto a los Argentinos, he conocido a un par de amigos y tengo muy bueno impresión de su país. Siempre hay como una “rivalidad sabida” pero en el fondo los queremos… Muak

Excelente definición. Y estamos de cuerdo, hay rivalidad pero nos queremos. Gracias por escribirnos. Abrazo.

Soy chileno y me reí mucho con esta nota. He ido muchas veces a Argentina por viajes familiares y porque estuve pololiando con una porteña. Lo que noté al menos de buenos aires es que es una ciudad bastante europea en relación a santiago que es mas bien agringada. Lo que me sorprendió de allá es que los taxistas, las personas en general, son simpáticos y son apasionados para hablar jajaja. También me pegaron la costumbre del mate ahora lo tomo todos los días pero sin compartir…. Lo otro q me sorprende es q tienen rivalidades con la música y con el fútbol obviamente. Fanáticos del rock pero las bandas son como equiposss…… me sorprendió también que consumen muy poco pan , alla no existen los lomitos o churrascos italianos q tanto se comen aca……. otra cosa q me encanta de allá al menos en buenos aires es el helado a domicilio, aca en Chile no existe eso, q maravilla terminar una comida así jajajajjaj

Lo otro que me sorprendio es que en buenos aires es dificil ubicarse!!!!!, pq en Santiago uno esta acostumbrado a mirar un cerro la cordillera y cacha altiro dnde esta, alla cmo es plano es ve todo igual!!! jajajaja y para el sur es muy bonito, tuve la suerte de ir a ver a Boca, y recorrer de Usuahia a Buenos aires, muy bonito todo y la patagonia con un aire a Arizona……. Aguante Juan román riquelme de boca el vino argentino el mate y el fernet

¡Grande Juan! Te pasaste con tu comentario weon, sobre todo la parte de Riquelme. No estamos de acuerdo con lo del pan, creemos que los argentinos comemos harto pan y sus derivados, de hecho hay una panadería por cuadra en Buenos Aires. Y si hay algo que extrañamos caleta cuando estamos fuera de Buenos Aires es el helado y encima a domicilio. Te mandamos un abrazo.

Ojo en este apartado. En Santiago hay heladerias de la puta madre (dueños europeos en general). Y ellos tienen acceso a mejores frutos importados, chocolate belga. Pero alla una heladeria de primerisimo nivel (no emporio la rosa) cuesta aprox 570 el kilo. Son mejores que rapa nui, luccianos, cadore y el resto de buenos Aires. Pero no se entiende como gran parte de esas pocas heladerias que hay en santiago cierran a las 21hs!! Como primero el helado y después ceno? Igual conociendo,creo, como pocas personas tantas heladerias en ambos paises(mas de 150) ya q para mi lo mas importante a conocer en cada lugar que voy son los paisajes naturales y las mejores heladerias, ellos tienen hoy x hoy 3 heladerias de calidad impresionante y aca en Argentina (lease patagonia, bs.as. y mendoza donde vivo hace 7 años) solo 1 esta a la misma altura pero vale la mitad que alla, y esta en Mendoza. En buenos aires ninguna esta a la altura de esta o de las 3 de Santiago. Asi tambien repito, estas te lo cobran entre 550 y 600 el kilo. Aca tambien se haria magia a ese precio y la heladeria de Mendoza lo logra cobrandolo casi la mitad (290). En Bs. As. la única que estaba a la misma altura de las 4 mencionadas era Arkakao de dueños italianos pero ya se volvieron a su pais. En fin. Puedo asegurarles que no se extrañan los helados y tampoco hay necesidad de donar un riñon ya que hay muy buenas de la calidad de rapa nui o luccianos por poner ejemplos a mismos precios de aca. Solo hay que saber buscar. Pero si se extraña el delivery a las 2 de la matina o sentarme a las 23hs despues de cenar.

Recorrí este verano la carretera austral en bicicleta durante dos meses y algunas cosas me sorprendieron:

1 – encontrar placas que recuerdan a Pinochet, en Argentina es impensable encontrar el nombre de Videla en algún lugar.

2 – los hospedajes familiares, donde muchas veces compartí la tarde, la once, el desayuno o la cena con la familia en la propia mesa. Cuanto más pequeño y menos turístico el pueblo, más familiar el hospedaje. En argentina existen hospedajes y habitaciones compartidas, pero a lo largo de la Carretera Austral eso sumaba a la intimidad familiar.

Eso sumó hospitalidad y una convivencia con lo local que me fascinó. Me costó al principio pero luego me enamoró.

3 – el nescafe, lo mencionaste y durante dos meses extrañe un cafe expreso, salvo una cafetería en Cochrane.

4 – la deforestación en Aysen es inmensa, mucho bosque convertido en pradera ganadera, una geografía tan rica en agua y montañas pero tan sufrida por la colonización ganadera.

5 – esperaba encontrar esa rivalidad de barrio con el vecino argentino, algún rechazo, alguna broma pesada, pero nada …… muy buen trato con este “agringao” como me dijo una señora en Contao que a la vez me ofrecía alojamiento en su casa. La relación del sur de chile con argentina es inmensa, se nota en la cultura con el mate, el chamamé, el trabajo rural.

Hola Flavio, cómo estás? Muchas gracias por leernos y tomarte el tiempo de escribirnos. Estamos 100% de acuerdo con todos los puntos que mencionas. Algunas cosas las decimos en esta nota y otras las compartimos en la nota que escribimos sobre La Carretera Austral. ¿No te llamó la atención que nos digan trasandinos? Para nosotros fue una linda manera de sabernos que no somos el centro del universo. Te mandamos un abrazo.

¡Hola Flavio! Con todo lo que nos comentás, nos parece que tuvimos una experiencia muy similar con Chile y observamos y analizamos las mismas cosas. Gracias por tomarte el tiempo de leer y de hacer estos aportes. ¡Te admiramos por haber recorrido la Carretera Austral en bici!

Andrés Huanquiao Retamal

Hola [email protected]!!!…A lo mejor lo vieron en Santiago no más sobre el tema del “secador de piso”, “la lengua”, es muy usual en los baños o en las cocinas en provincia, no así en las casas en santiago de Chile…
Yo, lo que capto de los hermanos argentinos cuando nombran o piensan en Chile, es en santiago. Pues “SANTIAGO NO ES CHILE”. Mi amiga Platense me comentaba que en Chile comen puros completos y papas fritas y salchi-pap, lo que se me hacía raro ya que en mi provincia somos SECO pa´la cazuelita chilena, porotos con riendas, prietas, curantos y otras buenas comidas pa´l que trabaja…jajaja…Me decían que soy un Chileno medio raro…jajaja,es que no conocen Chile con tanta diversidad cultural…Pto. montt, Santiago, Arica, coyhaique, “NO ES CHILE”, es una parte del país…
Bueno, me alegro de tanto buena onda que exista y así aprendemos más de Chile y de Argentina…
SALUDOS!!!:..No olviden en contestarme…

Hola Andres! Como vos decís, “Santiago no es Chile” o “Arica no es Chile”, y lo mismo pasa con cualquier país del mundo porque los países son construcciones políticas, son inventos de los hombres y coincidimos es que las generalizaciones siempre dejan algo afuera. Pero también es inevitables con las fronteras políticas no influyan en la vida cotidiana de quienes viven en ese territorio. Nosotros intentamos ser sinceros y contar lo que sentimos y pensamos, desde ya que siempre hay algo de prejuicio, pero siempre con respeto porque en Chile (en todas las regiones donde estuvimos) nos trataron espectacularmente bien y siempre vamos a estar agradecidos con cada persona chilena que nos abrió los brazos. ¡Gracias!

Es claro que hay diversidad en un país. Pero una persona cuerda(con neuronas) sabrá que el análisis de su viaje es respecto a sus experiencias personales y no lo considera un análisis profundo de sociología, como ellos mismos aclararon.

Me gustó harto leer su experiencia en Chile, saludos

Si, claro. Algo basado en nuestro percepción, muy subjetiva. Y desde ya, con la picardía de haber pasado siete meses en Chile siendo argentinos y habernos sentido como en casa en todo momento. ¡Saludos!

Guillermo Henríquez

Hola, me gustó mucho su comentario, yo soy chileno y me sentí muy identificado con su relato, el año recién pasado tuve la suerte de conocer Mendoza y me gustó muchísimo. El tema del té es una curiosidad chilena, dentro de América somos los únicos que tomamos té y es una bebida que ya es pasa cultural chilena, curiosamente durante el siglo XIX la bebida caliente favorita era el mate y aún se consume mucho en el sur de Chile, pero el té fue la consecuencia directa de nuestros puertos en el Pacífico, los navíos ingleses provenientes de Asia introdujeron el té en Chile, con el tiempo ha llegado a ser un símbolo algo extraño de Chile, símbolo de sofisticación en las clases altas que tenían finos tés para tomar la once y de pobreza en las clases bajas que compartían un saquito entre todas las tazas, en casi todas las casas se consumía té, incluso cuando vino Juan Pablo II y desayuno con los pobladores de barrio pobre se le dió un pan y un tazón de té, como desayuno típico. Ustedes los argentinos tienen buenos tés y deben exportarlos más, una vez ví té Taragüi en el supermercado y cuando lo probé era exquisito, ahora incluso tengo gracias a mi suegro que va regularmente a Argentina té la Virginia que es muy bueno y siendo el más económico, amo el té, aunque me gusta el mate y el cafe, no hay mejor que el té.

Hola Guillermo, gracias por escribir. Que bueno que un hermano chileno se sienta identificado con lo que contamos. Abrazo trasandino.

Guilletmo es la 3 vez que fui a Chile
No me sentí para nada argento. Cada país es msnejado por su gobierno de turno.Lo importante es crear lazo entre los pueblos mas allá de los gobiernos

Hola!!
Espero que perdonen mi “intromisión” soy Fran, español residente en Cantabria, aunque muy cerca de Bilbao,Euzkadi, al norte de España. Me ha llamado mucho la atención leer este blog y todos los comentarios posteriores. Mas bien, he de decir que me ha agradado mucho hasta el punto de sentirme emocionado. Sabía de las “tiranteces” entre países por sucesos históricos y/o políticos. Aún así es grato saber que el pasado no es impedimento para la concordia. Es mas, en la diferencia reside la pluralidad y enriquecimiento a nivel personal. ¿Qué duda cabe? La mejor manera de absorver semejante riqueza es viajando, me quito el sombrero ante todas aquellas personas que borran las fronteras mentales al cruzar las fronteras geopolíticas.
Hablando de la variedad de costumbres, mismamente España es muy diferente de un sitio a otro, nada que ver Euzkadi (País Vasco) con Andalucía, es mas, en España no hay un sentimiento patrio tan extendido como pudiera ser en Chile o Argentina. Hay muchas tensiones políticas, de hecho en Catalunya (Cataluña), una de las regiones mas prósperas de España hay serio riesgo de secesión. Es por ello que me llama tanto la atención el buen rollo (o como dirían por esos lares,”la buena onda”) que a priori yo no presuponía.

Me ha encantado leeros y aprender
lo mucho que tengo (tenemos) que seguir aprendiendo, valga la redundancia.

Recibid un cordial saludo . Fran.

Hola Fran, por favor, ninguna intromisión. Acá recibimos gente de todo el mundo! Sabemos de las diferentes culturas que alberga España, de hecho hemos cruzado viajeros de multiples lugares de españa y todos nos hablaron de su cultura. Suponemos que por la conformación del estado Español es esperable que haya muchas diferencias, incluso más que las que puede haber en América entre paises vecinos. Nuestro pasado es mucho más común que lo que parecería. También es cierto que la política de los paises ha llevado a roces lógicos entre vecinos. Como sea, viajar es abrir la mente y sirve para notar que las fronteras no son tan anchas como parece cuando se trata de compartir entre personas. Gracias por tus palabras. Abrazo y seguimos en contacto.

Chile en todo es más parecido a el Reino Unido que a España o Italia toman te todo el día y la once es la hora del te hablan callado tiene esxolares uniformados y todo tiene reglas incluso los australianos se ríen de lo parecido que son los chilenos de los ingleses

Si, se nota mucho la influencia inglesa. En lugares como Valparaíso se nota mucho, en las construcciones, en los nombres de las cosas y también en la inmigración. Muy bueno lo de los australianos, nunca lo habíamos escuchado. Saludos y gracias por escribir.

Genial los detalles. Viviendo más de un año te vas dando cuenta de otras cositas interesantes del pueblo chileno. Un detalle importante, al comentario de que Chile es centralista…. el congreso está en Valparaíso…
Saludos!

Cierto, sabíamos que el congreso quedaba en Valparaíso, pero no lo mencionamos. Gracias por recordarlo. Abrazo

Hola chicos. Me encantó su relato…estuve en Chile estas vacaciones de invierno, y confieso que de algunas cosas me estoy enterando ahora! (No tienen escurridor de agua!?) jaja.
Tengo un blog…para compatriotas que se muden o viajen a Valparaíso…y sería super lindo poder compartir allí este relato. ¿Me darían permiso?
Mientras seguiré leyéndolos…que ya me entusiasme! Abrazos!

Hola Laura, cómo estás? Primero que nada disculpas por la demora. Segundo, que bueno que te haya gustado el relato. Claro que te damos permiso para publicarlo, pero con la condición de que incluyas un link a la nota original de nuestro sitio. Esto es principalmente para que Google no nos penalice por contenido duplicado. Cuando lo hagas por favor avisanos. Gracias y saludos!

Excelente. Ahora mismo veo de realizar el vínculo.
Me encantó la bitácora…la volví a leer y no me canso de encontrarle nuevas energías.
Abrazos argentinos con corazón de manjar 🙂

Hola Luara, gracias por tu comentario y por compartir. Estamos en contacto. Y no lo pusimos en la nota, pero el dulce de leche es más rico que el manjar, jajaj. Saludos desde Brasilia!

Gustos son gustos…a mi me cuesta reconocerlo…pero me agrada más el manjar. Jeje. Cuestiones de preferencias. Abrazos viajeros!!

Uhh, casi una herejía! jaja, reconocemos que el Manjar es rico, hemos hecho hasta chocotorta con manjar, así que no tenemos críticas al respecto. Abrazo y gracias por escribir.

Si hay escurridor de agua, Lo puedes encontrar en cualquier supermercado y tiendas como Homecenter, Sin embargo hay opciones mas económicas como el trapero en una escoba. Saludos

Fe de erratas: debe decir:
Hace algunos años, en Chile, los baños, estacionamientos, carreteras, etc., no los pagaba exclusivamente el consumidor directo.
Ahh… Y sigan siguiendo, como dijeron unos encantadores argentinos dedicados al humor.

Hola Rodrigo, cómo estás?
Nos quedó este comentario traspapelado. Ojalá veas la respuesta aunque han pasado algunos meses. Está claro el punto y pudimos observar el corte neoliberal de muchas cosas en Chile. Estamos de acuerdo en que cualquier cosa que tenga un costo alguien lo tiene que pagar y suele ser la mejor opción que lo haga quien lo utiliza. Sin embargo nuestra sensación con algunas cosas en Chile (Y también en Bolivia, Brasil y Argentina) es que existe cierto abuso. Por ejemplo, si yo compro un agua en una estación de servicio, es considerablemente más cara que en un mercado o quiosco común. Es más caro justamente porque la consumo en el contexto de una estación de servicio, que como bien lo indica el nombre, adiciona otros servicios. Que además de pagar ese extra en el precio, tenga que pagar el baño, nos resulta un poco excesivo. Lo mismo ocurre con los pasajes de una terminal. Dentro del pasaje yo estoy pagando una parte por el derecho a uso de la terminal (No tenemos certeza de que en todos los casos sea así, pero no es difícil imaginarlo), incluso en algunos lugares se paga el derecho de uso de terminal directamente por fuera del valor del pasaje, sin embargo, además tengo que pagar el baño, que es prácticamente lo único que puedo llegar a usar de una terminal, además de la dársena. Resumiendo, en este contexto, sin entrar en cuestiones de “derechos”, estamos de acuerdo en que uno debe pagar lo que usa, lo que nosotros no apoyamos es que te cobren dos veces por el uso de un servicio, siendo claramente perjudicado el usuario mientras se beneficia a gran escala a una o varias empresas.
Gracias por escribir.
Abrazo

Buenompero no debe excluirse el hecho que en todos los centrso comerciales (que hay de sobra hasta en los pueblos) los baños son gratis….y muy bien cuidados….

Si, digamos que lo único que falta es que te cobren el baño en un centro comercial. Y nosotros anduvimos en muchos pueblos y no recordamos haber visto un centro comercial, obviamente en las ciudades si los hay. De todas maneras nuestra experiencia es de viajeros, por lo que apuntamos más al hecho de que te cobren el baño en las terminales y estaciones de servicio. Gracias por escribir. Saludos

Hola chicos, les diré que este blog lo leí, hace bastante tiempo y ahora llegué nuevamente a él y me motive a comentar, seguramente porque hoy mi participación se contextualiza mejor, con los cambios políticos y sociales que están introduciendo en la Argentina las nuevas autoridades: “el sistema neoliberal”, sistema que lleva décadas implementándose en Chile. No me interesa en lo absoluto hacer juicios de valor, a este respecto, cada cual tendrá el suyo o se lo hará más temprano que tarde.
Es parte de la ideología del neoliberalismo económico, que cada consumidor pague por los bienes y servicios que él utiliza y no pague o subsidie los que no, ya sea a través de impuestos o costos asociados. Para poder entender esto se debe aceptar la premisa incuestionable de que no existe la gratuidad en absolutamente nada, precepto según el cual, nadie movería un dedo, si no se obtiene un beneficio. Las universidades y la salud en Argentina como en cualquier lugar son pagas, el problema es definir quién la paga y como (aquí los detractores del sistema introducen un concepto que sería “el derecho”. Todos los ciudadanos tienen el derecho a ser educados y….), tampoco me referiré a esta cuestión… Entonces, en este oren de cosas, si un baño que tiene indudablemente costos asociados, se ofrece como complemento de un servicio, lo debería financiar, sólo y exclusivamente quien lo usa y no ser beneficiado con él subsidio de quién no lo utiliza, a través de un costo general cargado al pago de todos los clientes. Y así, suma y sigue en todos los rubros y actividades comprometidas en un sistema económico.
Hace algunos años, en Chile, los baños, estacionamientos, carreteras, etc., no los pagaba él consumidor directo.
Perdonen si me extendí.
Un gran abrazo fraterno.

Rodrigo Becker R.

Rodrigo en Argentina, en especial en Buenos Aires, “no” pagan el gas, “no” pagan la luz, “no” pagan el transporte, como vamos a aceptar pagar el baño.

Hermano, el es un Becker, un apellido de alcurnia en Temuco, donde sus familiares manejan todo. No tomes en cuenta esa opinión, ellos son parte del porcentaje que se beneficia de esos gastos estúpidos.

Me encantó leerlos, a mí me pasó al revés. Chilena viviendo en Argentina, cuando mi suegra me dice “donde tenés el secador de piso?” Y yo, que no sabia de su existencia, le mostré mi humilde trapero… je!

Jaja ¡no se puede negar que las diferencias son divertidas! Gracias por escribirnos Gabi.

Lo de la once depende de cada familia. Yo por ejemplo soy chileno y casi nunca tomo once, pero sí ceno en la noche. Lo que pasa es que en Chile la gente consume mucho pan. Es mejor llenarse con un plato de comida que con puro pan.
Yo fui a Buenos Aires y me llamó la atención que te cobren por el servicio de la mesa. Es un abuso.

Hola Daniel! Gracias por escribir. Lo del servicio de mesa es un abuso, sobre todo cuando no te dan nada a cambio. Usualmente deberían cobrarlo cuando te dan una buena panera con salsas antes de traerte el plato, pero rara vez eso ocurre. Además el costo suele ser mucho más elevado que lo necesario para cubrir eso. Abrazos

Hola chicos, me gustó su video. Son los primeros argentinos que se que andan recorriendo Chile. Muchos en compras o a un lugar fijo sea Viña del Mar o Villarica. Gringos tenemos muchiiiiisimos recorriendo Chile. Las diferencias entre ambos países me encantan. Lo que yo más extrañé estando en la Argentina fue la “vulgaridad”, “doble sentido” o mejor picardía, cuando me di cuenta que no podía “jugar” como en Chile, fue triste … ¿que raro no? Los argentinos no “sabían” seguir la broma “devolver la talla” como decimos nosotros. Tienen un estilo más elegante, el humor es distinto aunque me encanta igual que el cine. También estaba como loca buscando una “cazuela” y cuando estaba en el restaurant la cazuela era otra cosa… debí haber sabido que era un simple “puchero”. La carne…. una maravilla…. el vino….. era servido con mucha amabilidad…… jajajajajaja. Era desesperante no saber que diablos era el “bondi”, el “remix” (así con “x”?), me explicaban pero después se me olvidaba. Nunca ponían los precios en los avisos de venta… de una casa… de un auto… me parecía tan raro…. hay qué llamar a cada uno para preguntar el precio? Me gusta Argentina, podría decir que hasta extraño cosas a veces, la forma de conversar de las personas, la idea de espacio publico y la forma de compartirlo, me pongo más civilizada aunque sigo siendo bestia en el fondo y me gusta ser salvaje jajajaja. La primera vez que fui a la Patagonia argentina (desde Buenos aires a Bariloche) estaba esperando…. ver muuuuchos árboles ajajajjaaja como en Chile y no había nada pero, era una nada hermosa y era más raro aún que el chofer del camión con una tetera (pava) en el fuego y soltando el volante a cada rato para ofrecernos mate…. me moría de miedo. Tu en Chile soltás el volante del auto así te matás….pero, no había nada con que chocar… ni acantilado, ni cerro ni quebrada había…. nada…. simplemente eso me dejaba perpleja y eso…me gustaba. jajajaja. Fui a comprar un cinto de esos artesanales para la cintura muy bonito y el caballero de la tienda me miraba raro: “Señora” me dijo “son para hombres”. me indigné. ¡¡para hombres¡ Son para mujeres también. Que no, que era exclusivamente masculino, que no que si que no, terminamos amigos. Después estudié el tema, en la Argentina es exclusivamente masculino y, en Chile es femenino, plop (Condorito chilensis) o sea … seriamos como dos caras de una misma moneda… puchas me estan dando ganas de volver jajajajaja. Gracias chicos.

Hola Vik, que lindo tu mensaje. Gracias!
Es buena la idea de pensarnos como dos caras de la misma moneda, no se nos había ocurrido. Chile nos encantó y por eso estuvimos tanto tiempo. Obviamente porque además nos recibieron de maravillas en todos lados.
En Argentina hay cinturones para mujeres, pero es cierto que es más normal en hombres. Y respecto a lo de la “vulgaridad”, es raro que no te hayas cruzado con nadie que te siga el juego. Es común para nosotros el doble sentido y la picardía, aunque quizás puede ser que necesitemos un poco más de confianza que los chilenos para entrar en ese juego. En fin, somos distintos y parecidos al mismo tiempo y eso es lo lindo ¿no? Reconocernos siempre en las diferencias y similitudes. Un abrazo grande y estamos en contacto.

Cómo andan?, yo soy chileno y vivo y estudio piscología en Bs. As. hace un par de años, fue muy grato leerlos y me parece muy cierto todo lo que dijeron, me causó mucha gracia lo del repasador de goma para el suelo del baño porque es cierto, acá no faltan!! Y es que bueno, los baños también tienen sus diferencias, acá en Bs As el videt es parte esencial de muchos baños, y en Chile ya no, quizás en casas antiguas, me acuerdo que la de mis “tatas” tiene, y por cierto usan más ese aparato para secar me imagino porque tmbn es común que hayan duchas tipo regadoras y nada más, en Chile es díficil concebir un baño sin la ducha/tina moderna que todos conocemos. Y de hecho muchos baños en Chile no tienen recojedor de aguas o como le llamen, no es tan usual, por lo tanto toca usar un trapo en vez de un escurridor de goma. Lo de la once varía, pero por ejemplo yo vengo de una familia de clase media y nunca cenamos, no por falta de alimento, sino por costumbre, y es que cn esa hallulla mantecosa que tenemos como negarse jajaja, extraño una jaja y a decir verdad los chilenos somos muy malos a la hora de fijarnos en nuestra nutrición, con tal de sentirnos saciados…acá son más fijones en eso. Saludoss y que tengan un lindo viaje por nuestra hermosa América!!

Hola Cristian! Gracias por escribirnos y por la buena onda. Nos gusta cuando nos escriben chilenos que viven en Argentina, de alguna manera imaginamos sus vivencias, como las tuvimos nosotros a la inversa. Nosotros también extrañamos la once! jaja. Saludos y se necesitás algo en Bs As avisanos.

Hola cristian, yo tambien vivo en buenos aires y estoy haciendo el cbc para psicologia, me gustaria conversar contigo o juntarnos para compartir, si puedes y quieres te dejo mi facebook . Fb:Roberto oporto

Vivi durante casi un año en Chile y me reí mucho con esta nota. Mis amigos chilenos se reían cada vez que decía “es hora pico o tomo del pico”… y se sorprendieron un día que dije “me voy a poner en campaña” porque si bien para un argentino “ponerse en campaña” puede ser sinónimo de empezar una dieta, organizar un evento… En Chile tiene un solo significado: buscar un bebe… O guaguita!. Algo que a mi me llamo la atención es la cantidad de farmacias que hay por cuadra, pero bueno…es parte del sistema de salud chileno. Hoy en día, muchos chilenos forman parte de mi vida y están en mi corazón. Chilito lindo!

¡Hola Ana! Lo de “ponerse en campaña” no lo sabíamos y lo de las farmacias también lo notamos. Desde ya que Chile es una gran país así como su gente.

Jajajajaa, muy cierto en todos los aspectos, aunque uno como Chileno no se da cuenta por no conocer otras culturas. A fin de año si dios quiere ire a Argentina a quedarme unos buenos años por estudio. Tratare de compartir mi vivencia tambien. Saludos y un excelente analisis donde tienes la razon.

¡Hola Sebastián! Desde ya que como argentinos también nos pasa que cosas que damos por sentadas y normales a otros les llaman la atención. Eso es lo interesante de viajar: que nos abre la cabeza, para hacerse preguntas y analizar el contexto en el que nos movemos. Ojalá viajes a Argentina y tengas todos los sentidos dispuestos para conocer nuestro país. ¡Éxitos!

Hola “chiquillos” jajaja, me gustó leerlos, me sentí súper identificada con algunas cosas que comentan. Les cuento que hace pocos días conocí Buenos Aires y otras localidades de Argentina, y les quería comentar puntualmente el tema del secador o trapeador en el baño xD. En Chile se suele usar ese trapo (o en ocasiones, nada) en el baño, ya que pasa la mayor parte del tiempo seco. Por el contrario en Argentina, y es algo que personalmente llamó mucho mi atención, no tienen tina o ducha (un espacio para bañarse separado del resto por un levantamiento del suelo y/o cortina). Este espacio facilita que el baño permanezca seco ya que el agua se queda en un solo lugar. Por esta razón tampoco tenemos la rejilla en el suelo, porque no es necesaria. Me pareció muy poco práctico bañarse en medio del baño mojando todo a mi alrededor y después secar, pero bueno, son costumbres, y al final uno se termina igual acostumbrando jajaja. Otros temas como la educación, la salud, el gas, los perros callejeros, entre otras, ustedes nos llevan la ventaja ampliamente y son cosas que me encantaría que se replicaran en Chile. Muchos saludos!! 🙂

¡Hola Claudia! Qué bueno que visitaste Argentina. Desde ya que muchas cosas que nos llamaron la atención son costumbres y en definitiva terminan siendo graciosas. No se si es que “llevamos ventaja”, creemos que cada país tiene dinámicas propias y a lo sumo está bueno mirar otros países para tener de referencias ciertas cosas. Hay mucho que cada país tiene que aprender del otro. ¡Saludos! ¡Gracias por leernos y comentar!

Hola Chicos, primero quería felicitarlos por su nota. y quería contarles que mi novio y yo (chilena y español nacionalizado chileno) estamos viviendo algo similar a vuestra experiencia. Estamos en Argentina desde abril del año pasado y no dejamos de sorprendernos y comparar ambos países. Nos ha sorprendido gratamente el tema de los perros callejeros, la fascinación por los asados, los domingos en familia y la responsabilidad de los ciudadanos por estar presentes, en general, en la política de su país.
En Chile, el tema del conformismo es cierto, y además, existe mucha apatía por la militancia o el rigor de hacer cumplir nuestros derechos. Pero la suciedad y el mal estado de las calles en Argentina, sobre todo en capital, además de la gente que vive derechamente sin techo es deprimente. Sin duda ambos países tenemos mucho que mejorar.
Por otro lado, me gustaría rectificar que tomar once en realidad proviene del ingles ELEVENSES (eleven: once), que resultaba ser una merienda liviana para acompañar el té, estas costumbres fueron introducidas por los inmigrantes ingleses a mediados del s. XIX y principios del XX en las ciudades mas importantes y luego se fueron expandiendo. Lo del aguardiente fue una interpretación picaresca (otra característica chilena, por cierto, mejor que vulgar) que se sumo después.
Y bueno, así como a ustedes les costó encontrar café real, a nosotros nos ha costado un mundo encontrar té de calidad que no sea en bolsitas, tuvimos que recurrir a los chinos jaja.
Saludos y suerte viajeros!!

¡Ay María José! Ahora nosotros nos reímos con tu comentario. Nos gusta que nos cuenten cómo viven los extranjeros en nuestro país para también nosotros poder analizar con esta mirada a la Argentina. Las experiencias de vivir en otros países es tan genial, que todo se disfruta. Lo bueno y lo no tanto.
¡Gracias por el aporte de la once! Teníamos varias versiones pero la que más nos contaron fue la del aguardiente por eso la contamos. ¡Saludos y lo mejor de su estancia en Argentina!

muchachos de todo esto que dicen es verdad todo jajaja…. yo soy de Chile pero vivo en el extranjero igual…. y aun asi esta muy bueno que escriban este tipo de articulos los felicito… y desde este momento los comienzo a seguir…. saludos

¡Hola Claudio! Muchas gracias por tus palabras. Nos encanta poder compartir nuestras vivencias y conocer las opiniones de quienes nos leen. Esperamos tus comentarios en las próximas notas. ¡Saludos!

Hola chicos me encantó el artículo y me causó gracia algunos de los comentarios que pude experimentar en carne propia cuando coincidimos esos días de Septiembre en Santiago. Cuando Camila me enseña como se le pasa el trapo al piso me desesperaba no contar con nuestro cepillo ó escurridor para apretar contra el piso . Es curioso como estando tan cerca hay costumbres tan diferentes.
Agradezco que gracias a uds descubrí un pais hermoso que nunca había visitado con gente profundamente nacionalista. ¡Los extraño!!!

Y si, hay costumbres muy diferentes y otras que no tanto. Obvio que las más divertidas son las que son diferentes. Por suerte acá en Bolivia hay secador de goma. Besos!!!

En Chile si hay secador de goma les informo , pero se usa para las terrazas no dentro de la casa respecto al servicio de salud claramente es un negocio , pero en Mendoza recuerdo haber tenido una emergencia y al ir al hospital , me dijeron ” los extranjeros no se atienden aca sino por la otra puerta de forma nada amable”, tambien deseo compartir las diferencias entre nuestros paises ,

Hola Any, gracias por tus comentarios. Desgraciadamente la salud es un negocio y lamentamos que te hayan tratado así en Mendoza. Abrazos

hola buenas noches Yo tube la suerte de conocer la argentina y tambien. Me llamo la atencion muchas cosas, disfrute su país y su gente y lo bueno es que tengo familia aya, asi que mi corazon esta dividido en las 2 grandes naciones, que bueno que les gusto nuestra humilde nacion saludos desde Antofagasta

Claro que nos gustó. De hecho hoy publicamos un video con imágenes de todo Chile. http://trayectoriasenviaje.com/siete-meses-de-viaje-por-chile/ Impresionante los paisajes. Gracias por escribir. Saludos

hola diego, soy Alexis de concepción, quería saber como viajas por tierra de conce a Bs as? Saludos

Amé leer de su experiencia en Chile, así como a ustedes les llamó la atención lo de los perros callejeros, he ido dos veces (la próxima semana será mi tercera vez) a Buenos Aires y no paro de admirar sus calles sin perros callejeros, no sé si tienen alguna ley o algo pero siempre que regreso a mi país le comento a todo el mundo, pucha que son responsables los argentinos con los hermanos menores, son dignos de admiración y respeto…
Saludos chicos de Viña del Mar

Hola Katherine! Que lindo que vas a Buenos Aires, es linda época para ir, pese al calor. Respecto a los perros en Bs As la gente es bastante responsable con la tenencia. Si tienen cría en general se venden o se regalan, pero rara vez se dejan en la calle. En otras partes de Argentina también es una problemática. Saludos y gracias por escribir!

Buena descripción de mi País, aunque creo que les falto un monosílabo poco relevante pero bastante usado el “po”. Desde mi experiencia, con respectos a el colectivos y la micro, me llamo de la misma forma cuando estuve en Argentina, y además que el pasaje es bastante bajo con respecto a Chile (yo fui Diciembre de 2013) el pasaje del subte(metro en Chile) estaba a 3,4 (unos 190 pesos Chilenos) y el colectivo (La micro) 1.9 (unos 105 pesos Chilenos)… Lo que para nosotros es una maravilla…. Por lo demas, Pangko lamngen (Abrazos hermano)

Hola Giselle! Claramente el “po” lo notamos y fue motivo de varias conversaciones. No lo incluimos porque el tema de el idioma da para otra nota más. ¡Es un inagotable tópico de conversación entre chilenos y argentinos! Lo del transporte público es verdad que es Argentina es más económico pero creemos que en Chile es poco más limpio y con mejor servicio. Una forma de compensar. ¡Gracias por leernos y abrazos!

Hola, buen reporte de sus andanzas por Chile. Obviamente este largo país tiene sus particularidades según el lugar donde estén, existiendo costumbres (y acentos) muy distintas entre un chileno de Calama, uno de Temuco y uno de Chiloé, por lo que es difícil hacer generalidades de cosas que se ven en Chile. Pero en general describieron bastante bien cosas particulares comunes a encontrar en Chile. ¿no les llamó la atención que prácticamente en cada esquina hubiese una farmacia? jajaja

Quería hacer una corrección respecto a la “once”. Obviamente ustedes describen su experiencia, pero lo habitual es que se toma entre las 17.00 y 18:00 hrs, y la cena es distinto y más frecuente en familias de la clase alta. De hecho, las familias más acomodadas dicen “tomar el té” y no “tomar once”.
Ahora, el origen de la palabra “once” podría ser distinto al que cuentan acá. El origen vendría de un mal uso de la traducción del “elevens” inglés (que es una merienda de media mañana típica de Inglaterra). Acá en Chile se tomó el término elevens (onces) como merienda entre comidas principales, independiente de que su traducción literal se refiere a que se tome a las 11 de la mañana (jaja, tan chileno eso de traducir mal las cosas), por lo tanto la once chilena sería el equivalente a la hora del té inglés (merienda entre almuerzo y cena). Obviamente esto ocurrió hace muchísimos años, de cuando inmigrantes ingleses llegaron a algunas partes de Chile, por eso, como dije antes, aún algunas familias dicen tomar el té y no tomar once.
Saludos!

¡Hola Fabián! Gracias por tus comentarios. Desde ya que hacer generalidades para todo el país es demasiado, por eso tratamos de ser cuidadosos y advertir que no es más que nuestras impresiones. Nos pasó de estar en la Carretera Austral y que algunas personas nos dijeran que se sienten más patagones que chilenos y con más cosas en común con los vecinos del otro lado de la cordillera que con sus compatriotas “del norte” (de Puerto Montt para arriba). Así que claro que entendemos y cada región tiene su particularidad, y claro que la percibimos. Como que Chiloé tiene el mayor índice de farmacias por cuadra.
Lo de “la once” fue una gran experiencia para nosotros ya que la compartimos en variedad de casas de familias que nos alojaron. Y si bien leímos algo de la teoría del “elevens” no comentamos nada porque nuestras fuentes de primera mano nunca hicieron referencia a esa explicación. Pero desde ya que se evidencia la influencia inglesa en esa costumbre. De ahora en más ¡amamos la once! ¡Muchas gracias y saludos!

Sólo para agregar un detalle, además de lo mencionado por Fabian, es cierto que gran parte de nuestras costumbres tienen influencia inglesa, sobretodo en la zona central, así es como los chilenos somos fanáticos del té y no podemos vivir sin él, fue acertado el comentario que hizo referencia a la variedad de esta infusión ya que es parte de nuestra idiosincracia. Por otro lado, jamás había escuchado la referencia sobre la once por la ley seca y el aguardiente y tampoco del elevens, probablemente ambas sean ciertas. Un saludo afectuoso

viajo por tierra frecuentemente de concepcion a B.A y en casi niun lado lo encuentro., tienen algun dato? lo otro que le pareció el pan aquí?, lo encuentro muy distinto al de ustedes.

¡Hola Diego! Con respecto al pan también nos pareció muy distinto, sobre todo porque en Argentina solemos comprarlo en “panaderías” y en Chile era más común hacerlo en los supermercados. Claro que en la Patagonia solo había pan amasado bien casero y nos encantaba.
“El completo” no lo vas a encontrar en Argentina. Nuestro superpancho es lo más parecido pero solo los consumíamos en nuestra adolescencia a la salida de los boliches o de vacaciones en alguna ciudad balnearia de la Costa Atlántica. ¡Extrañamos muchísimo el completo italiano! ¡Saludos!

Hola Diego, por ahí abajo hay un comentario de Alexis consultando como vas de Conce a Bs. As. Quizás puedas ayudarlo. Y de paso compartimos info entre todos. Gracias Saludos

como chileno, me sorprende no pillar un completo bien hecho ni un chacarero… en casi niuna ciudad argentina 🙁

Buenisimo, soy de Santiago de Chile y la verdad me agradó mucho leer esto, pienso ir dentro de poco a Argentina y son datos que realmente sirven y por otro lado exponen muy bien la realida del pais. Respecto los colectivos en Santiago si hay y bastantes aunque en el centro la mayoria son taxis. Ahora en el caso de los empaques de supermercado es lejos uno de los trabajos mas deseados por los jovenes estudiantes, aunque si es muy dificil entrar, casi siempre por contactos, yo soy empaque y es verdad, jamas se pregunta si quieren o no el servicio, y empacamos todo, hasta un snicker lo damos en bolsa, jaja.

Saludos, excelente post

Juanito, evidentemente a pesar de estar un mes en Santiago no vimos los colectivos. Ya varios nos dijeron que sí hay. Será porque mayormente nos manejamos en Metro. Lo de los empaques es algo que nos llamó mucho la atención y seguramente nos faltó mucha más información, solo hablamos con pocas personas que trabajan en eso y obviamente cada uno tiene su experiencia. Sí nos trasmitieron que es un muy buen empleo para los estudiantes pero al mismo tiempo un trabajo con poca estabilidad (seguro de desempleo, obra social) que parece estar muy avalado y eso nos genera algunos cuestionamientos. Pero entendemos la situación y esperamos que a partir de ahora, con la nueva ley, mejore para los estudiantes. Gracias por aportarnos tu punto de vista. ¡Abrazos!

Hay que decir que a pesar de lo chocante de ver a dos chetos lucir su pertenencia a la elite -metonimizada en el viaje, logran captar situaciones complejas y describirlas de forma certera. Punto a favor para Bourdieu y su obra teórica, y también para ustedes, que han sabido aplicarla.

Hola Christian. Nos resulta un poco chocante tu comentario. En principio, vivir de viaje no es una figura retórica de nuestra pertenencia a una clase social determinada. Sí es una elección dada a partir de nuestra posición en el espacio social, sea ese cual fuere debido a tantas circunstancias que no tiene sentido explicitarlas acá. Es una lástima que pienses que lucimos una supuesta pertenencia a una elite. Eso sí parte de un desconocimiento de nuestras trayectorias. Lo que intentamos es compartir nuestra experiencia para seguir ampliándola con otros comentarios. Gracias por tomarte el tiempo de leer y comentar. Saludos.

Los argentinos que llegan a comprar a los retails, se sorprenden y llenan de felicidad con los precios ridículamente caros para nosotros. He visto como los ojos de algunos, se nublan de dicha en productos con más del 60% de descuento. Otra cosa, La mayoria no tiene costumbre de utilizar y digitar sus propias tarjetas de créditos en el pinpass. Todo debe hacerlo la cajera, cuando se le pide que ellos manejen claves y dígitos, algunos envían señales de misericordia. Esto usualmente ocurre en Chile con los adultos mayores o personas nuevas en el sistema de créditos y debitos. Generalmente por no decir siempre, son muy cordiales.

Paula, nos hiciste reír. También vimos a nuestros compatriotas con ojos de felicidad en los malls y tiendas. Nosotros sólo mirábamos porque nuestro presupuesto no nos permite comprar por comprar. Pero sí reconocemos que en comparación a Argentina hay cosas mucho más baratas, como la tecnología y la indumentaria. Además de que hay marcas que en el país ni siquiera están entonces algunas personas se desesperan. No lo entendemos pero sabemos que es así. El tema de la tarjeta es tal cual como lo decís. No estamos acostumbrados a pasarla nosotros entonces cuando la cajera nos indica algo nos quedamos paralizados. A nosotros ya nos pasó en Brasil así que de a poco vamos incorporándolo. ¡Gracias por darnos tu visión de cómo nos ves a los Argentinos en Chile!

Jajaja.. soy chilena y me hizo reír mucho algunos puntos como el de los diminutivos, somos expertos en “achicar” todo xD.. no suelo comentar estas cosas, pero me gusto la forma en como lo publicaron y expusieron y de alguna manera hacer conocer cosas de su pais de las cuales no tenia idea, un gusto que les haya gustado este flaco y largilucho pais, tiene lugares maravillosos y llenos de magia. como dato el chancho en piedra en algunos lugarss se puede pedir sin aji o sin merken, asi es mas suave ya que lleva solo tomste, cebolla, cilantro y ajo, lo se porque no soy muy buena para el picante.. saludosss!!!

Hola Valeria, que bueno que te animaste a escribir y que te gustó lo que escribimos. Que raro una chilena que no sea buena para el picante, jaja. Saludos!

Me encantó leerlos,así es efectivamente Chile,estuve unos días en El Calafate y entré a un restorante ,pedí un bife chorizo ,espectacular,todo muy delicioso ,excelente la atención ,acogedores,muy atentos ,me encantó ese lugar,precioso Perito Moreno,espero volver y recorrer su país,pero ahora que dices en tus comentarios que acá en Chile no te cobraban el cubierto ,me doy cuenta que a mi si ,estuve mirando la boleta y no entendía ajajajjajajaaj,en todo caso todo bien,saludos y gracias por toda tu experiencia compartida,en todo el mundo existe diversidad de personas, vale la pena conocer y compartir ,mientras se pueda,así crecemos como seres humanos 🙂

Hola Sandra, a nosotros nos da mucha bronca que te cobren el “cubierto” o “servicio”. Se supone que está incluído en el costo de la comida, pero bueno, son costumbres que van quedando y es muy difícil modificarlas lamentablemente. Seguro que una manera de crecer como personas es conocer diferentes costumbres. También es lindo compartirlas y recibir aportes y comentarios como el tuyo. Saludos!

Que buen análisis “chiquillos” claro, tomar once es común acá, pero tb depende de la zona, en el sur se toma once tipo 5pm y se cena tipo 8pm. El tema de los baños hasta a mí me molesta, pero es u sistema como bien dicen para mantenerlos limpios (aunque no en todos aplica). Los propineros en los súper mercados son usuales, en Perú una vez al señor que me estaba guardando la mercadería le di dinero y me quedo mirando extrañado jajaja la costumbre. Conozco la Patagonia argentina y una vez un tipo nos llevó a dedo y nos dijo “tienen hambre? Saquen unas facturas que tengo en esa bolsa” nos miramos con mis amigas y claro, acá las facturas son boletas que entregan las empresas por servicio realizado, y allá son pasteles dulces muy característicos! Cuando fui a México claro, allá el ají es el Chile, no podía creer que mi país tuviera ese nombre jajaja pero al igual que allá, acá muchos no comemos sin un buen pebre o ensaladas de cebolla y mucho ajo. Qué bueno que hayan tenido buen paso por mi lindo Chilito 🙂

Hola Coni! Es cierto que la once según el lugar varía, de todas maneras en Argentina no tenemos ningún tipo de once, por eso nos llamó la atención. Son muy divertidas, en la mayoría de los casos, las confusiones que se pueden dar por el idioma. Es cierto que en nuestro país las facturas son los bollos de harina (muy ricos por cierto), pero también son las boletas de pago. Sin ser groseros nos gustaría que te imagines lo que nos decían los chilenos cuando decíamos que la bebida preferíamos “tomarla del pico”, es decir sin vaso y directamente de la botella. Si era en confianza, era gracioso, pero con desconocidos era un poco vergonzoso jaja. Saludos y gracias por escribir!

Chicos fue un excelente articulo, lo cierto es que me divertí mucho leyéndolo y aprendí ciertas cosas que incluso siendo chilena no sabía, como el origen de la palabra “once” o de donde proviene él “pebre”. El chileno esta lleno de modismos y costumbres que por flojera (creo yo) no nos dedicamos a investigar. Que rico que hayan disfrutado de este hermoso país que quiere al amigo cuando es forastero. Espero vuelvan en otro oportunidad. Saludos

Gabriela, que bueno que hayas aprendido algo, nos gusta compartir nuestras experiencias y si además aporta algo es genial. Seguro volveremos, hemos dejado muchos amigos que más adelante visitaremos. Ahora queremos llegar hasta Alaska, pero cuando lo logremos seguro volvemos a Chile, es un país que nos encantó. Saludos!

Hola, me lei todo el articulo y me reí un poco con las cosas que te parecen extrañas ya que siendo chilena nunca me había cuestionado que se pudieran hacer de otra forma jaja.
Bueno, la única acotación que tengo es que existen colectivos en todos lados, en Santiago igual (claramente no hay en el centro porque es dificil moverse en auto por allá, mejor andar en micro o caminar), pero en las comunas que no son el centro si hay.
Y sobre los empaquetadores del super jaja, bueno, creo que no había pensado en que su labor es un poco innecesaria, pero es cierto. De todas maneras con ese trabajo no se costean sus estudios, quizás gastos personales, pero como tu lo dijiste, la educación es demasiado costosa y un empleo asi no puede cubrir el arancel ni del instituto o la universidad más barata.
Buena nota en todo caso, me da la impresión de que igual te gustó Chile. Saludos

Hola Melissa, siempre es gracioso identificar que las cosas que para uno son comunes pueden no serlo para otros. Respecto a los colectivos, nosotros no los vimos, nos manejamos mucho en metro y quizás por la apariencia pensamos que eran taxis. Ya varios nos los marcaron, por lo que vamos a ajustar la información en el posteo. Tu impresión de que nos gustó Chile es muy acertada, de hecho nos encantó. Te invitamos a recorrer el blog para que veas lo que escribimos y las fotos que sacamos sobre distintas partes de Chile que nos enamoraron. Saludos y gracias por el aporte!

Los felicito por exponer una radiografía fiel a la realidad de mi país. Lo de la once sin cena, es una práctica de familias de clase media o con menos recursos, xq en otras casas se toma once a las 17:00 y la cena es a las 20:00. Se habrán dado cuenta de que comemos mucho pan! Lo que echo de menos de Chile es la palta. Tengo la impresión de que somos grandes consumidores de tan rico fruto. Los perros vagos son claramente un problema. Hay gente que los abandona y es una pena tremenda. No sé si se dieron cuenta de que los chilenos somos un poquitín vulgares. La gente siempre hace bromas de doble sentido. Esto último, no me gusta mucho de mí país. Me alegra leer que lo pasaron bien en Chile y que disfrutaron de la experiencia. Saludos desde Moscú!

Hola Carolina, que lindo que nos escribas. Gracias por los aportes. En Argentina también se come mucho pan y solemos ser vulgares, quizás por eso no nos llamó tanto la atención, jaja. Respecto a la palta definitivamente son fanáticos, no hemos pasado un día en Chile sin comer palta. De hecho ya la estamos extrañanado. Seguro la pasamos bien, de hecho fuimos por tres meses y nos quedamos siete y hemos hecho muchos amigos. Sin duda volveremos. Gracias nuevamente por escribir y ya nos cruzaremos, quien sabe en Rusia (para el mundial?) u otro lugar. Saludos!

No conozco Chile, no puedo opinar sobre este tema. Sí puedo decirles que es muy placentero leerlos. Sigan compartiendo estos artículos y permitiéndonos viajar con ustedes

Gracias Andre! Tendrías que viajar a Chile. Es hermoso. Y además podrías opinar sobre la nota, jaja. Besos y gracias por acompañarnos siempre.

Excelente descripción. Me hicieron ” vivir” sus costumbres. si me permiten les comentaré algunas similitudes con España.
1) primero , tiene que ver con Argentina. Creo , que el origen de nuestro colectivo fue como lo tienen allí.
2)Aqui , en algunos bares no te permiten usar los aseos si no eres cliente. Lo viví en primera persona
3) Aqui se suele usar el termino ” chiquillo” para los niños y no tanto
4) No hay secador para el suelo. Me costó acostumbrame a ello. Y , también a la fregona que es lo que se usa aquí. En las casas no hay rejillas.
5) En algunas casas , también, utilizan papel de aluminio en la cocina.Ahora menos porque la mayoría tiene vitrocerámica
6) Los horarios comerciales en España son distintos . Por ello , los de comida también. Como se almuerza entre las 14hs y 15hs. La cena es más ligera,
Espero , no haber sido pesada.
Un beso

Gracias Nilda, no sos pesada para nada! Nos encanta poder comparar costumbres de diferentes culturas. Una aclaración respecto al baño. Nos ha pasado de tener que pagar incluso en lugares en los que estabamos comiendo. Una locura. Gran aporte el tuyo que podremos vivenciar cuando estemos por Granada! Saludos!

Estimada relatora, es lamentable, pero ud. debió exigir que la entrada al baño, ya que por ley en Chile los restaurantes y demases que prestan servicios de alimentación tienen el deber de mantener baños de servicios destinados a la limpieza de los clientes. Un poco de información y no le habría succedido. Espero haber ayudado a alguno que aún no tiene ese problema. Saluda cordialmente a UD.

¿Un comentario, una sugerencia, una reflexión? ¡Conversemos!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡ESTAMOS TRABAJANDO EN UN NUEVO SITIO!

Estamos cambiando nuestro hogar digital y por eso puede ser que haya algunas secciones que no se ven tan bien como quisiéramos. Pronto terminaremos de ponerlo a punto y tendremos un nuevo sitio más atractivo y con más información. Suscribite así te enterás cuando esté terminado y todas las novedades de nuestra vida itinerante.